El director de ‘Independence Day’ ultima con Halle Berry su película apocalíptica post-COVID

Se trata de 'Moonfall', una película de ciencia-ficción coprotagonizada por Patrick Wilson y Donald Sutherland

El director de ‘Independence Day’ y ‘2012’ ultima con Halle Berry su película apocalíptica post-COVID

Halle Berry posa para los medios mientras sostiene un premio Óscar a mejor actriz principal por la película 'Monster's Ball' / WireImage vía Getty Images / S. Granitz

Roland Emmerich, el mítico director de taquillazos post-apocalípticos como El día de mañana, Independence Day y 2012, ultima ya su próxima película. Se trata de una obra de ciencia-ficción llamada Moonfall que se situará en la era post-COVID, una época marcada por el advenimiento de una nueva catástrofe: el inminente choque de la Luna contra la Tierra después de que un gigantesco asteroide impactase contra el satélite y le provocara un cambio de órbita.

Los protagonistas de la película son un grupo de astronautas que debe viajar a la Luna para investigar las consecuencias del impacto y ver si es posible revertir la catástrofe. Una suerte de Deep Impact independiente y de bajo presupuesto –la película ha costado solo 140 millones, algo inaudito para los estándares de Emmerich– que estará protagonizada, eso sí, por rostros bien conocidos en Hollywood.

En el reparto principal tenemos a Halle Berry y Patrick Wilson, sendas estrellas de Muere otro día y Expediente Warren, que capitanearán misión y película. A ellos se les suma el veterano Donald Sutherland (Los juegos del hambre), el jovencísimo Charlie Plummer (Todo el dinero del mundo) y otro rostro secundario bastante famoso: Michael Peña (Marte), que tuvo que sustituir en mitad de la producción a Stanley Tucci (La terminal), quien no podía continuar en el rodaje por las fuertes restricciones y protocolos impuestos por Estados Unidos a los viajeros de Reino Unido.

Emmerich ya tiene prácticamente terminada la película. Ahora, según adelanta a Deadline, tiene que ponerse con la edición, descartar las tomas inservibles y empezar a añadir los efectos especiales, que, conociendo sus películas precedentes, serán muchos. Según señalan el propio Emmerich y el guionista y productor Harald Kloser, la película tiene que estar terminada y entregada para finales de octubre, aunque no se sabe muy bien cuándo podrá llegar a las salas de cine debido a la incertidumbre marcada por la pandemia.

¿Estamos ante el principio de una saga?

Preguntado por cómo le ha afectado la pandemia, Emmerich confiesa que ha sido un auténtico dolor de cabeza porque el estallido del coronavirus le pilló en las primeras semanas de rodaje y tuvo que posponerlo indefinidamente. Después llegó una inversión millonaria en test de antígenos y PCR, que el equipo debia hacerse cada dos o tres días. Hasta tuvieron un positivo (que luego resultó ser un falso positivo) que les obligó a parar el rodaje.

"Todo el mundo me dice que la pandemia ha sido una película de Roland Emmerich interminable, como si estuviese grabada a cámara lenta", confiesa el director a Deadline entre risas. Preguntado por si estaría dispuesto a formar un posible tándem con Harald Kloser para rodar una película sobre la pandemia, el propio guionista y productor intervino para dar una exclusiva muy prometedora y suculenta.

"No, gracias (risas). No nos olvidemos además de que Moonfall está escrita como si fuese el principio de una saga. Abre la puerta a unas aventuras épicas". ¿Significa eso que Roland Emmerich podría estar detrás de una de las nuevas sagas de ciencia-ficción apocalípticas del cine? Si es así, solo podemos esperar frotándonos impacientemente las manos para ver el resultado de Moonfall y si es una digna candidata a convertirse en, digamos, una nueva trilogía.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad