7 películas en las que John Travolta nos conquistó con sus movimientos de cadera

El actor cumple este 18 de febrero 67 años, así que aprovechamos para recordar algunos de sus bailes más icónicos

7 películas en las que John Travolta nos conquistó con sus movimientos de cadera

El actor John Travolta caracterizado como Tony Manero en 1983 / Getty Images / Jack Mitchell

John Travolta ha pasado a la historia gracias a los espectaculares movimientos de cadera y la carismática sonrisa que nos regaló en algunos clásicos musicales de los setenta. Por supuesto, entre ellos están Grease y Fiebre del sábado noche, las dos películas que lo convirtieron en una de las grandes leyendas de Hollywood.

Sin embargo, a pesar de que estos son los dos títulos más famosos que rodó durante su juventud y aquellos que ayudaron a cimentar una carrera que después tendría sus luces y sus sombras, el actor ha tenido pequeños papeles en otras películas –algunas musicales, otras no tanto– donde ha demostrado que la edad nunca ha sido un impedimento para seguir moviendo el esqueleto. En LOS40 queremos homenajear su 67 cumpleaños recordando algunas de las escenas de baile más icónicas de su carrera.

Grease (1978), Randal Kleiser

No podía falta en esta lista la maravillosa, espectacular y "purpurinesca" obra maestra del cine musical juvenil de los setenta: Grease. Rodeado de temas imperecederos como You're The One That I Want, Grease is the Word y Summer Nights, Travolta se convirtió en un icono adolescente. Su tupé, sus movimientos de cadera, el peculiar hoyuelo que firmaba aquel rostro masculino de sonrisa cautivadora: todo en él apuntaba a que se converitiría en una auténtica joya de Hollywood. Y aunque Olivia Newton-John tuvo una de las tramas argumentales más importantes de la película, fue el rudo Danny Zuko quien más corazones de fans llegó a conquistar en su momento.

Fiebre del sábado noche (1977), John Badham

Un año antes de estrenar Grease John Travolta ya apuntó maneras en este épico musical sobre un joven trabajador de Brooklyn, Tony Manero, que transita las discotecas nocturnas para demostrar sus espectaculares dotes de baile. Al ritmo de los Bee Gees, que se hicieron famosos gracias a Fiebre del sábado noche, Travolta firmó algunas de las escenas musicales mejor rodadas de la historia del cine. Un espectáculo pop a la altura de otros grandes clásicos del género. Como curiosidad: John Travolta fue nominado al Óscar a mejor actor por enarnar a aquel chaval hortera y engominado apasionado por la música disco.

Perfect (1985), James Bridges

Jamie Lee Curtis y John Travolta deslumbraron a los más nostálgicos de Grease en este drama romántico sobre un periodista de la revista Rolling Stone que prepara un artículo sobre clubs deportivos. Mientras hace sus indagaciones conoce a una profesora de aerobic de la que finalmente se acaba enamorando. Aquella mítica escena con Lee Curtis enfrascada en unas mallas de colores y Travolta mirándola con cara bobalicona mientras repite sus ejercicios, todo al ritmo de Wear Out The Grooves de Jermaine Stewart, es ya todo un icono.

Pulp Fiction (1994), Quentin Tarantino

Cuando Quentin Tarantino llamó a John Travolta para dar vida a Vincent, aquel sicario de poca monta al servicio de Marcellus Wallace, el actor no se encontraba en el mejor momento de su carrera. Sin embargo, gracias a Pulp Fiction consiguió recuperar la "fama perdida" y volvió a convertirse en todo un icono. Una de las escenas más famosas de la película la protagonizan él y Uma Thurman: el clásico baile del You Never Can Tell de Chuck Berry. No necesita presentación, ¿verdad? Tarantino sabía lo que hacía. 16 años después, Travolta seguía en plena forma.

Michael (1996), Nora Ephron

Esta comedia romántica con tintes fantásticos de la directora de Algo para recordar no fue nada del otro mundo pero nos volvió a llevar a Travolta a los escenarios, solo que esta vez convertido en el mismísmo Arcángel Miguel. Chains of Fools de Aretha Franklin despertó en él esa nostalgia setentera y lo convirtió, por una noche, en el rey del espectáculo en un bareto de carretera. Por supuesto, acabó rodeado de mujeres de todo tipo y enemistado con los hombres del local.

Staying Alive (1983), Sylvester Stallone

Muchos no recuerdan que John Travolta se puso bajo las órdenes de Sylvester Stallone en esta no-tan-mítica secuela de Fiebre del Sábado Noche en la que el actor recuperaba al personaje de Tony Manero. Una historia de autosuperación made in Rocky donde el mensaje era que debemos perseguir nuestros sueños y perserverar para poder triunfar. A pesar de que no tuvo buenos resultados de taquilla y el guion era bastante ramplón, hoy en día es una rareza que merece la pena revisar. Al menos para seguir disfrutando del carisma de Travolta.

Los expertos (1989), Dave Thomas

Esta película canadiense fue, quizás, la que hizo tocar fondo a John Travolta en su carrera antes de que Quentin Tarantino lo recuperase para Pulp Fiction cinco años después. La película es una comedia contextualizada en los años de la Guerra Fría y trataba sobre un hombre y una mujer, Travis y Wendell, que son secuestrados y deportados a la URSS después de ir a una discoteca. El argumento no tenía mucho sentido y Travolta fue nominado al Razzie como peor actor de la década (algo totalmente injusto), pero a pesar de todo nos dejó un par de escenas de baile míticas junto a Kelly Preston.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad