La policía advierte de una estafa que usa al robot de cocina Monsieur Cuisine de Lidl como gancho

Un intento de phising (suplantación de identidad) para hacerse con tus datos

Phising

Un nuevo intento de phising usando Monsieur Cuisine de Lidl / Peter Dazeley / Getty Images

La policía y la Oficina de Seguridad del Internauta han lanzado una alerta a millones de usuarios de la red en España para evitar un nuevo intento de estafa que se está extendiendo en las últimas semanas. Los timadores estarían buscando suplantar la identidad de las personas engañadas para robar sus datos personales y bancario usando como gancho uno de los productos estrella de Lidl.

El procedimiento se repite con otros intentos de phising similares que han llegado bien a través de mail o de mensaje al teléfono. En este caso se trata de un correo electrónico en el que anuncian que las compras en el supermercado acumulan puntos para conseguir el robot de cocina Monsieur Cuisine a un precio mucho más inferior del que hasta ahora se vendía.

Los timadores juegan con el hecho de que mucha gente ya sabe que un juez ha paralizado la venta de estos robots de cocina tras una denuncia por la patente de su rival Thermomix. Pero todo es una excusa para conseguir los datos personales y bancarios.

Este supuesto programa de fidelización te lleva a una página en la que debes rellenar todos estos datos para formar parte de la oferta. Sin embargo, tanto la policía como la OSI alertan de que la página está fuera de cualquier dominio de Lidl lo que es el primer paso para que todo el mundo empiece a sospechar de que se trata de una estafa.

En esa pantalla piden los datos personales, pero si seleccionas continuar, accedes a la pantalla de pago, donde te piden los datos de la tarjeta para abonar los dos euros del robot: dará error, pero ya te han pillado (o han pillado tus datos), con el consiguiente riesgo.

"No es la primera vez que los ciberdelincuentes usan el famoso robot del Lidl como señuelo: hace unos meses fue el propio departamento de atencion al cliente de la empresa quien alertaba en sus redes de la trampa que escondía una presunta encuesta. Ahora el engaño se basa en los puntos conseguidos con un presunto programa de fidelización, que permitirían aprovechar una promoción muy sospechosa" alertan desde la OCU.

Otras pistas que suelen servir para detectar que se trata de correos fraudulentos es que no van personalizados, la cuenta de correo no pertenece al dominio de Lidl o están plagados de errores gramaticales y ortográficos. Después de todo ello, el objetivo es conseguir los datos bancarios para poder robar dinero

Si ya has picado en el anzuelo, la recomendación policial es contactar de inmediato con tu banco para anular las tarjetas y vigilar todos los movimientos bancarios en las siguientes jornadas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?