Absuelven a Wismichu de la acusación por injurias a Dalas Review

Un juzgado de Barcelona desestima una querella del youtuber Dalas Review tras contrastar que las declaraciones de Wismichu se produjeron tras los ataques del otro creador de contenidos

Absuelven a Wismichu de la acusación por injurias a Dalas Review

Wismichu y Dallas Review. / Youtube

De los vídeos a los juzgados. Así ha avanzado a lo largo de los últimos años el enfrentamiento público entre los youtubers de 27 años Wismichu (Ismael Prego) y Dalas Review (Daniel Santomé), quienes se han dedicado duras acusaciones y decenas de críticas a través de sus canales en la plataforma de vídeos online desde que en 2013 se hiciese patente para todos que tenían un problema personal.

Dalas Review ha sido el que más abiertamente ha manifestado su desacuerdo con Wismichu, y, tal y como recoge eldiario.es, a lo largo de los años ha dedicado numerosos vídeos a criticarle, mientras que Ismael Prego fue siempre más sutil en sus respuestas "por miedo", tal y como él mismo ha llegado a asegurar, hasta que, previsiblemente harto de la situación, decidió en 2017 publicar en su canal una pieza titulada 'Así es Dalas Review'.

Wismichu, que acumula en su canal 9,39 millones de suscriptores, consiguió con este vídeo casi 20 millones de reproducciones, un número muy superior a los que generalmente marca su contador en Youtube. Por ejemplo, un clip en el que aparece haciendo croquetas de Oreo consiguió 2,2 millones de views y los que dedica a las partidas de Resident Evil 4 suelen tener entre 250.000 y 115.000 visitas.

 El vídeo de la discordia

En su video dedicado a Dalas Review, Wismichu repasa todas las ofensas que según él, Daniel Santomé le ha ido haciendo durante los últimos años a él y a sus amigos y se dirige al youtuber de Tenerife con términos como "eres y serás siempre un miserable", "mala persona", "psicópata", "cabrón", "desgraciado" y "víctima".

Después de ver el vídeo, Dalas Review decidió llevar a Ismael Prego ante los tribunales acusándole de un delito de injurias y otro de calumnias y recalmó para él nueve meses de prisión y 15.000 euros de multa. Además, el youtuber solicitó que se le indemnizase con 112.910 euros por los daños causados a su imagen.

Sin embargo, las intenciones de Dalas Review se han visto ahora truncadas por la justicia. Según una sentencia emitida el 3 de febrero de este 2021 a la que ha tenido acceso eldiario.es, el Juzgado de lo Penal de Barcelona ha decidido absolver a Ismael Prego de ambos delitos y ha desestimado la querella de Daniel Santomé.

Una sentencia influida por el contexto

La sentencia, que es ya firma al no haber interpuesto Dalas Review un recurso contra la decisión del juzgado de Barcelona, detalla que para cometer un delito de injurias no es suficiente con que la expresión sea objetivamente injuriosa, sino que también se debe tener en cuenta el contexto en el que se produce.

La jueza del caso señala así que en estos casos se debe tener en cuenta los motivos y las circunstancias que han llevado al acusado a hacer dichas declaraciones, así como la cultura, la posición social, el grado de confianza entre ambos implicados y las relaciones anteriores de los sujetos.

De hecho, la jueza recoge como hechos probados que solo dos días antes de que Wismichu publicase el vídeo 'Así es Dalas Review', su enemigo en las redes colgó otro en el que sostenía públicamente que su contrincante había podido cometer un "intento de asesinato" agrediendo a otra persona "repetidas veces con arma blanca en una zona vital a traición por la espalda" así como que Dalas había acusado a Wismichu de ir a su casa a sacar fotos y tirar piedras o de haberse hecho famoso "por hacer bullying contra personas con algún tipo de retraso".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad