Los 18 meses de Eric Clapton en The Yardbirds: dos discos y el apodo de ‘mano lenta’

Una fecha marcada en el calendario de la historia de la música: 13 de marzo de 1965. Ese fue el día en el que un desilusionado Eric Clapton, decidió marcharse de la banda

Los 18 meses de Eric Clapton en The Yardbirds: dos discos y el apodo de ‘mano lenta’

The Yardbirds en 1964. Jim McCarty, Chris Dreja, Paul Samwell-Smith, Keith Relf y Eric Clapton, de izquierda a derecha / Michael Ochs Archives (Getty Images)

Una fecha marcada en el calendario de la historia de la música: 13 de marzo de 1965. Ese fue el día en el que un desilusionado Eric Clapton, decidió marcharse de The Yardbirds. A punto de cumplir 20 años, el guitarrista tenía las ideas claras. Su camino estaba en el blues, y la banda en la había militado durante un año y medio, había cambiado de orientación: quería hacer música comercial y entrar en las listas de ventas. El apodo de ‘mano lenta’ es parte del legado que Clapton recibió de su estancia en el quinteto.

Cuando Eric Clapton abandonó a The Yardbirds, no solo dio un paso para modificar el curso de su propia carrera musical, que le llevaría a crear Cream, Blind Faith y Derek and the Dominoes, antes de volar en solitario. También puso en marcha toda una cadena de cambios en la banda británica por la que pasaron otros dos grandes héroes de la guitarra: Jeff Beck y Jimmy Page. Pocas bandas pueden jactarse de haber tenido en sus filas a tres guitarristas de semejante envergadura.

Los 18 meses de Eric Clapton en The Yardbirds

En octubre de 1963, Eric Clapton tenía 18 años y ya era el guitarrista del que más se hablaba en el circuito de pubs de R&B de Londres. No es de extrañar que cuando The Yardbirds se quedaron sin su guitarrista principal, Top Topham, rápidamente se pusieran en contacto con el músico de Surrey. Completaban entonces la formación Keith Relf (voz principal y armónica), Paul Samwell-Smith (bajo), Jim McCarty (batería) y Christ Dreja (bajo, guitarra rítmica). El empresario Giorgio Gomelsky era el manager de la banda, además de su primer productor.

“Toqué con un par de grupos amateur en mi tiempo libre antes de entrar en los Yardbirds”, contó Clapton en Rolling Stone en 1968. “No permanecí más de dos semanas en esas bandas. Entonces, me ofrecieron un trabajo profesional en los Yardbirds. Estuve con ellos un año y medio”. Como muchos de los músicos ingleses de su generación, Clapton estaba interesado principalmente en el blues americano, y el grupo en el que entraba, encajaba perfectamente en esa línea. The Yardbirds, en sus inicios, hacían versiones de temas de Muddy Waters, John Lee Hooker o Bo Diddley.

Durante los 18 meses de Clapton en el grupo, grabó sus dos primeros álbumes (Five Live Yardbirds y Sonny Boy Williamson and The Yardbirds) y se granjeó el apodo, nada halagüeño, de ‘mano lenta’.

El germen de ‘mano lenta’

Hay varias teorías sobre el origen del alias que ha acompañado a Eric Clapton a lo largo de su carrera. Él mismo ha creado confusión ofreciendo diferentes versiones sobre su origen. Recogemos la que cuenta en In Clapton - The Autobiography (2007): “Desde el primer día en los Yardbirds, yo tenía una Telecaster. Usaba cuerdas de calibre ligero, muy delgadas, porque era más fácil doblar las notas. No era inusual, durante los momentos frenéticos de las actuaciones, que se me rompiera al menos una cuerda. Mientras las cambiaba, el público solía obsequiarme con un aplauso lento, lo que inspiró a Giorgio (manager del grupo) a endosarme el alias de ‘Slowhand’ Clapton”.

En un chat online, en junio de 1999, Eric dijo: "Creo que debe proceder de un juego de palabras en el que se utiliza 'Clap' (una parte de mi apellido). En Inglaterra, en los eventos deportivos, si el público está nervioso, damos un 'aplauso lento' (slow handclap) para indicar aburrimiento o frustración. Pero no fue idea mía"

Por tanto, ‘mano lenta’ es un sobrenombre que procede del descontento del público que asistía a los conciertos de The Yardbirds. Concretamente era una manifestación de fastidio dirigida a Eric Clapton cuando, de repente, paraba la actuación y se tomaba su tiempo para sustituir la cuerda rota de su Telecaster.

Eric Clapton con su abuela en 1970 / John Olson (Getty Images)

La canción de la discordia

En ese tiempo, Eric se mantuvo en su línea, era un “devoto purista del blues” y poco le importaba estar en las listas de venta. Él no iba a ‘venderse’ al pop comercial ni a convertirse “en una máquina de fabricar dinero”. Su álbum debut, el directo Five Live Yardbirds de diciembre de 1964, había consolidado al quinteto británico como banda líder de blues en Londres. Y ese era el camino que deseaba seguir. 'Slowhand' chocó enseguida con el bajista y productor del grupo, Paul Samwell-Smith, y con el manager, Giorgio Gomelsky, cuando la banda empezó a cambiar su orientación: querían adentrarse en la música pop y moverse hacia un sonido más comercial. Clapton se sentía desilusionado.

La canción For your love, puso a Clapton en el disparadero. No le importó que con este single el grupo empezara a tener repercusión. De hecho, fue su primer Top 10 tanto en Reino Unido como en Estados Unidos. Pero también marcó el distanciamiento de las raíces blues de la banda en pro del pop rock comercial. Eric Clapton se desmarcó por completo, ni siquiera participó en la promoción… y terminó abandonado a los Yardbirds cuatro meses antes del lanzamiento del álbum, también llamado For your love (05/07/1965).

Al resto del grupo, la canción sí le gustaba. El batería, Jim McCarty, declaró en AZ Central “Me gustaba porque era muy peculiar. Tenía ese toque de percusión con los bongos. Siempre supe que iba a ser una gran canción”. McCarty admite que el tema fue el detonante principal de la salida de Clapton. “No le gustó que decidiéramos orientarnos al pop en lugar de seguir en la línea blues”, explicó. “Esos días todo giraba en torno a los singles de éxito. Tenías que producir un gran hit si querías mantenerte. Y habíamos probado con otras cosas. Lo habíamos intentado con cosas de nuestro repertorio. Pero nunca sonaron bien en los estudios ingleses en los que los grabábamos, no sé por qué. No tenían el sonido que después conseguimos en Chess en Chicago y en Sun en Memphis”

Eric Clapton no aparece en la portada del álbum, aun cuando había participado en la grabación de varios temas del disco (uno de ellos, el single de la discordia). Le había sustituido Jeff Beck. Según cuenta el cronista Gregg Russo: “La portada era algo parecido a un chiste, ya que Jeff Beck aparece sentado ante un teclado, un instrumento que él no toca en el álbum”.

“Yo estaba engañado uniéndome al grupo”

Posteriormente, Clapton reconocía que se había equivocado uniéndose a los Yardbirds: “Yo estaba engañado uniéndome al grupo. No fue hasta un año y medio después cuando empecé a tomarme la música como algo serio… intenté adaptarme a todo. Tocar con un grupo como este, situaba tu mente en un marco muy extraño. Pierdes muchos de tus valores originales… entonces me ofrecieron un trabajo con John Mayall, a quien yo siempre había admirado por su integridad. Si iba a unirme a alguien, tenía que ser él”.

Efectivamente, en abril de 1965, John Mayall invitó a Eric a entrar en su banda, los Bluesbreakers. Con este grupo, Clapton consolidó su reputación y ganó su segundo apodo: “Dios”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad