‘Embrujada’, la canción con la que Tino Casal pudo alcanzar el éxito mundial, pero “su inglés nunca fue bueno”

Repasamos la historia de 'Embrujada', y recogemos documentos sonoros inéditos de una entrevista a Tino Casal en El Gran Musical, en la que defiende su vestimenta y define su estilo como "música estética"

‘Embrujada’, la canción con la que Tino Casal pudo alcanzar el éxito mundial, pero “su inglés nunca fue bueno”

Tino Casal en 1990 / Gianni Ferrari (Getty Images)

Cuando Tino Casal publicó Embrujada, auguró que superaría a Champú de huevo, como así ocurrió. Tal fue su éxito que los ejecutivos de EMI creyeron que podría arrasar a nivel mundial. Con ese objetivo, grabó su versión en inglés, Bewitched, pero, como diría su productor y amigo, Julián Ruiz: “el inglés de Tino nunca fue bueno”. En LOS40 eso no importó, porque alcanzó el nº1 el 9 de abril de 1983. Repasamos la historia de Embrujada, y recogemos documentos sonoros inéditos de una entrevista a Tino Casal en El Gran Musical, en la que defiende su vestimenta y define su estilo como "música estética".

Etiqueta negra porque “hay cierto halo negro en torno a mí”

Embrujada se incluyó en Etiqueta negra (1983), el segundo álbum de Tino, y el de su consolidación. El anterior había sido Neocasal (1981), en el que destacó el ya clásico Champú de huevo (su primer nº1 en LOS40). De nuevo con Julián Ruiz en la producción, la composición de los 10 temas del repertorio era de Casal. En una reedición del álbum de ese mismo año, se incluyó la canción Tigre Bengalí, escrita para la película de Fernando Trueba, Sal gorda (1982).

El título del álbum, Etiqueta negra, era también el de una de las canciones en la que el asturiano cantaba “el negro es mi color” porque reconocía que había “cierto halo negro en torno a mí, no sé por qué”. Y añadía que “el negro es un color muy cómodo, la gente se viste de negro… y es una coraza” (Rock Espezial, 23 de julio de 1983).

“Sí, me gusta David Bowie, quizá es mi ídolo”

Etiqueta negra afianzó definitivamente el sonido particular y único de Tino Casal. Un estilo que él mismo definía como ‘Tinocasaliano’… “va más allá del punk, post-punk”. Los años que residió en Londres, en los 70’s, marcaron definitivamente su obra. Allí se empapó del glam-rock y de sus referentes, entre los que destacaba David Bowie. Pero, aunque a Casal se le denominó ‘el Bowie español’, Julián Ruiz cree que es absurda esa etiqueta aunque les uniera su pasión por la vanguardia o el estilismo.

En un fragmento de la revista El Gran Musical de 1983, se podía leer: “Sus andanzas por diferentes lugares de Europa, como Londres, Berlín e Ibiza, han dotado a su música de un estilo ecléctico y diferente que se sitúa entre la elegancia de Bryan Ferry y la estética glam de David Bowie, del que se confiesa gran admirador”.

Ya en 1981, cuando Tino Casal estuvo en el programa de LOS40 El Gran Musical (en la Discoteca Consulado) presentando dos de las canciones de su primer álbum, Neocasal, definía su estilo como ‘música estética’ y corroboraba su pasión por Bowie: “Bueno, en principio llamamos música estética, ayer hicimos una pequeña demostración en televisión, hicimos un tema que se llama Champú de huevo, y luego hice una versión de un tema de David Bowie que se llama Life on Mars”. Evidentemente en tu música se nota tu pasión por David Bowie, anotaba Pepe Cañaveras. “Sí, me gusta David Bowie, quizá es mi ídolo”.

Al parecer, Ruiz le puso a Bowie la versión que grabó Tino Casal de Life on Mars, y cuenta que al londinense le sorprendió la voz del asturiano, pero que “apenas entendía su inglés”.

La premonición de Casal: Embrujada superará a Champú de huevo

La canción más exitosa de Etiqueta negra, y de su breve carrera, fue Embrujada. Ya cuando se publicó como primer single, en diciembre de 1983, el artista confesaba que tenía una gran confianza en la canción y premonizaba que tendría más éxito que Champú de huevo. Acertó de lleno, porque esta fue la composición que le lanzó al estrellato.

Contaba su productor de cabecera, que se grabó con pocos medios y que se quedó impresionado con el sonido que Javier Losada consiguió con un teclado Korg modesto y barato. Además: “Todo se hizo manualmente, sin un puñetero secuenciador. El resultado es sorprendente”.

Tan sorprendente, que EMI estaba convencida de que Embrujada podría arrasar en los mercados internacionales. Lo cuenta Julián Ruiz en ‘Plásticos y Decibelios’: "Siempre nos quedó la espina de que cuando hicimos Embrujada la compañía EMI en Inglaterra estaba convencida de que podía ser un número uno mundial. Nos pagó un viaje, fuimos allí… y grabamos una versión en inglés de la canción, pero el inglés de Tino nunca fue bueno”.

Ruiz, rememora aquel momento: Siempre me acordaré de aquella tarde que llegamos al aeropuerto de Heathrow, en Londres. Un chófer nos esperaba a la salida de la aduana. Nos tomó el equipaje y nos llevó al aparcamiento. Allí nos esperaba un Bentley en color oro. Tino sonrió y me dijo: ‘Juli, creo que ahora si podemos decir que hemos triunfado’. Londres siempre había sido su meta, su ciudad, su viejo sueño, su deseo más terrible. Y encima los ingleses le pedían que cantara en inglés. Es obvio decir que a pesar de grabar en Townhouse y de tener a Steve Lillywhite y Hugh Padgham, el ingeniero de Peter Gabriel, de Phil Collins, de Sting, a pesar de todo, los ingleses siempre prefirieron la versión en español. Natural”.

La versión en inglés de Embrujada se titula Bewitched.

Un vídeo pionero e innovador protagonizado por Paola Dominguín

De Embrujada habría que hacer una mención especial a su videoclip. Fue pionero e innovador. Era una especie de cortometraje, en formato de ‘trailer’, dirigido por el ya desaparecido José Luis Lozano. En realidad, era el debut del realizador, que entontes tenía 22 años, y que posteriormente se encargaría de los clips de Lobo Hombre en París de La Unión o de El Hombre Lobo de Azul y Negro.

Se estrenó en noviembre de 1983, y en el transcurso de sus 8 minutos de duración, se suceden a toda velocidad planos que recogen el Madrid de la Movida, e infinidad de guiños a la estética de la época. En esa carrera de imágenes, aparecen también fragmentos de películas como La bella durmiente, el clásico de dibujos animados de Disney, o Scanners (de David Cronenberg). Curiosamente, está protagonizado por Paola Dominguín, hermana de Miguel Bosé. Tino Casal sólo aparece en la escena final.

Joaquín Luqui, que decía de Casal que era un gran músico, pero sobre todo una gran persona, presentaba así el vídeo de Embrujada en el programa Década 40: “Tino Casal tuvo muchos números 1 en ventas, en Los 40 Principales, todos ellos producidos estupendamente por Julián Ruiz, y vamos a ver uno de los vídeos que también confirman la capacidad de vanguardia que tenía Tino Casal, como músico, como artista pleno. En ese vídeo de Embrujada, una de sus mejores canciones, él sale al final un poquito".

Una vestimenta post-punk que “no pienso cambiarla para nada”

Tino Casal dio a conocer Embrujada en un programa de televisión. El artista multidisciplinar era una imagen familiar en los platós de televisión, de la única que había entonces, TVE. En 1983, paseó su original estilismo cantando en directo Embrujada y otros temas de Etiqueta Negra (Póker para un perdedor, African Chic, Etiqueta negra, Los pájaros...) en Estudio Abierto, Tocata o Musical Express.

Para Tino Casal era fundamental la imagen. Cuidaba al detalle su puesta en escena. Su estilismo, transgresor y un tanto extravagante, llamaba la atención. Porque, además de cantante, compositor y productor musical, Casal era también diseñador, pintor y escultor. Él mismo diseñaba su ropa (“me gusta estar a la última”), y se gastaba mucho dinero… en telas. Había aceptado que le miraran como a un bicho raro. En una entrevista de la época con la revista Pronto decía: "Me encuentro bien así. Yo diseño mi propia ropa y creo que es más normal llevar las prendas que uno elige para sí mismo, que tener que comprar en una boutique. Yo, al menos, lo encuentro mucho más personal y manifiesta mucho más tu mundo interior".

A finales de 1981, cuando mantenía una breve charla con Pepe Cañaveras antes de su actuación en El Gran Musical, el legendario locutor de Los 40 Principales le preguntaba precisamente por su estilismo: A destacar, muy importante, tu vestimenta. Es decir, a ello le das una gran importancia: "Bueno, aunque la gente crea que esto hay una especie de ... porque yo sé que mucha gente cree que soy un poco oportunista y que esto es una cuestión de modas. Yo hace muchos años que voy de esta manera vestido y no pienso cambiarla para nada" (Por cierto que es la vestimenta llamada post-punk) "Exactamente, es un nuevo renacimiento del punk, y nosotros llamamos post-punk".

LOS40

1983 se convirtió en el mejor año de Tino Casal gracias a Embrujada. En la lista oficial de ventas de España, se mantuvo durante cinco semanas consecutivas en el nº1 (entre el 16 de abril y el 14 de Mayo) y alcanzó el Disco de Oro por superar las ventas de 50.000 vinilos.

Embrujada llegó al nº1 de LOS40 el 9 de abril de 1983. Por entonces, Casal ya sabía lo que suponía coronar la lista, porque Champú de huevo había alcanzado la cima el 26 de diciembre de 1981. Y todavía logró otros dos nº1: Pánico en el Edén (23/06/1984) y Eloise (04/06/1988).


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad