‘Masterchef 9’: Así son los 15 nuevos concursantes, con un perfil que ha revolucionado a las redes

Con historias de lo más emocionantes, cada uno tiene una historia única que contar frente a los fogones

‘Masterchef 9’: Así son los 15 nuevos concursantes, con un perfil que ha revolucionado a las redes

El jurado de Masterchef junto al Chef Pepe Solla. / RTVE

Masterchef 9 ha empezado fuerte desde el primer minuto. Entre un cásting de 70.000 inscritos, sólo 15 han pasado la prueba inicial frente a Pepe Rodríguez, Jordi Cruz y Samantha Vallejo-Nájera.

En una edición marcada por la pandemia, algo que ha eclipsado a la cocina han sido las historias de los aspirantes. Aunque había perfiles interesantes que se han quedado fuera, los jueces han decidido apostar por una fusión entre personalidad y buena técnica, dejando a estos 15 concursantes:

Ofelia

Orgullosamente gallega, esta aspirante ha abierto el programa diciendo que se veía dentro del programa -llegando a pedir una repesca sólamente para ella en el caso contrario- y que con los chicos "monísimos" que hay en el concurso, tiene más posibilidades de encontrar novio.

Con un gran fanatismo por la equitación, la de Santiago de Compostela ha conseguido que su padre robe el protagonismo del comienzo de esta novena edición de Masterchef. Explicando que se ha criado en internados, ha detallado que fue porque su padre le fue infiel a su madre con la niñera, para luego serle infiel a ésta con la cocinera. Cuando le han preguntado si le acompañaba entre el público, Ofelia entre risas confesaba que "mi padre no vino ni a mi comunión".

Sin embargo, su seguridad ha acabado en soberbia pidiéndole el "sí" a Jordi, que de lo más testarudo le ha dado las gracias por participar y ésta ha abandonado el plató entre lágrimas. Todo era un drama hasta que Jordi ha ido tras ella con el delantal blanco avisándola de que "le gustan los retos".

Vero

En una cata a ciegas -la aspirante estaba en una sala aparte-, Vero ha conquistado a los jueces con un bacalao fresco. Con una salsa atrevida, ha dado pistas de su procedencia turolense -aunque nacida en Cádiz- y se ha presentado para reconectar con su pasión por la cocina.

Trabajando como guardia civil, entrando en Masterchef cumpliría su sueño de juventud de poder dedicarse de manera profesional a la cocina. Hace unos años llegó a estudiar un módulo, pero se decantó por el lado de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado.

Estando "hasta el moño" de los niños -dicho por ella misma con mucho amor-, necesita unas vacaciones. Aunque no serán del todo relajantes, tendrá la oportunidad de demostrar toda la autoridad con la que se define. El momentazo de su hija pequeña entregándole el delantal blanco ha sido de lo más emotivo.

Toni

Procedente de Mallorca, es todo un trotamundos. De su isla fue a Madrid, y tras volver a casa puso rumbo a Nueva York. Ahora tiene un negocio de gastronomía local en que también hace tours para turistas, y se guarda un as en la manga: Es jugador profesional de póker.

Conocido como Mosquetero en el mundo de las cartas, confiesa no haber estudiado cocina antes por dedicar su juventud a ciertos problemas relacionados "con la noche y adicciones", aunque salió gracias a su familia y Proyecto Hombre.

Con un "potencial de la leche" según los jueces, ha entrado de lo más decidido a recibir su delantal blanco.

Fran

De Cuenca, este camarero ya es uno de los concursantes más 'adorables' de la edición. Muy desapegado de las tecnologías, consiguió inscribirse gracias a la ayuda de su mujer. Por supuesto, tanto ella como sus hijos -uno de 20 meses y otra en camino- son su motor.

Aconsejando sobre ofertas del súper a los jueces, se ha acabado emocionando tras recibir los dos primeros "síes" del jurado y un tercero de Jordi, que ha alabado su capacidad de gestión de recursos en la cocina. El momentazo ha sido al ponerle éste el delantal, cuyo movimiento ha aprovechado para darle un fuerte abrazo.

Arnau

Este barcelonés entró presumiendo de tener "los ocho apellidos catalanes". Pedrigrí aparte, desde el minuto uno ha demostrado ser un vendedor de los pies a la cabeza intentando vender al jurado un grifo. Su profesión le potencia el espíritu competitivo.

La mezcla de sabores de su plato ha conquistado instantáneamente a los jueces, que le han dado doble "sí" y una dudosa de oportunidad de Jordi para defender bien su puesto.

José María

Este estudiante de Badajoz es uno de los que más rápido ha conquistado a la audiencia. Con tan sólo 18 años, su historia de superación ha emocionado al jurado: Criado por su abuela porque su madre es toxicómana, también perdió a su hermana en un accidente de tráfico.

Ahora, estudiando restauración y necesitando un "cambio de aires", ha conseguido su delantal blanco unas palabras de Pepe Rodríguez "el plato es lo más fácil de hacer, lo difícil es lo que haces tú todos los días". En sus pruebas ha puesto el toque musical de la noche gracias a sus exóticos bailes y versiones de Bad Gyal, desde Fiebre a Aprendiendo El Sexo.

Jiaping

Nacida en Shangai, y su nombre en castellano significa "niña buena". Aunque aún no se sabe si predica con el ejemplo, tan sólo en su prueba inicial ha demostrado ser de lo más irónica y natural.

Su novio "desapareció" de su vida cuando le devolvió el anillo de compromiso, con el que gracias a su diamante vio "el interés" de su prometido. Gracias a su desparpajo ha conseguido llegar a brindar con licor de arroz junto a los jueces, presentando además un plato de albondigas de perla con bambú. Definida como "diamante en bruto", ha roto a llorar con el tercer "sí" de Samantha.

Álex

Este barcelonés de 28 años lo hace todo "para intentar ganar", aunque antes se las ha tenido que ver con la competición. Lleva casi la mitad de su vida dedicada a fregar suelos y ollas en el restaurante de su padre, algo que Pepe Rodríguez ha elogiado por saber bien cómo es la otra parte de la cocina.

Con una croqueta rellena de carne, piñones y cebolla ha presentado un plato libanés, que ha sido tomado por los jueces como una declaración de intenciones de tener la clave internacional de la edición. Pese a que Jordi le ha dicho que no alcanza el nivel necesario, le ha dado una oportunidad junto a su delantal blanco.

Jesús

El más mayor de la edición compite con 68 años, y se presenta desde Madrid. Aunque fue abogado se ha retirado tras 45 años dedicados a ello, y tras quedarse viudo hace tan sólo tres, ahora vive en un barco en Ibiza durante seis meses cada año.

Ligando "más de lo que parece", el jubilado se ha mostrado como todo un vividor que "aún no le da a la viagra". Contando más anécdotas de lo más surrealistas, sus 'Papatas a la importancia con chipirones' han conquistado al jurado por su evidente experiencia en la cocina.

Meri

Fisioterapeuta de profesión, decidió seguir los pasos de su padre, que es médico del Barça. Sin embargo, hay otra pasión que también ocupa parte de sus sueños: La cocina.

A sus 24 años, y autodefinida como "emocional y luchadora", ha mantenido la duda de si decidirá tirar por los fogones o la medicina. Su padre, conectado por videollamada, ha pedido que compagine los dos mientras todos celebraban su entrada al programa.

Amelicious

Esta estudiante de farmacia es una gran seguidora de las 'recetas verdes', a la vez que se define como "exagerada". De hecho, sus amigas tienen clara esta intensidad hasta el nivel de tener un grupo de WhatsApp en el que contar sus anécdotas más surrealistas.

Nacida en Barcelona, representa a muchos de los aspirantes de este año -y gran parte de la audiencia-: Potenció su gusto y talento por la cocina durante el confinamiento.

Alicia

Esta directora de Márketing y Publicidad de Madrid se cataloga a sí misma como "casi catalana" tras 18 años viviendo allí. Soltera y "con algún lover por ahí", ha presentado su 'Magritte de pato' -con guiño al pintor- .

Apuntada al programa por sorpresa por parte de su jefe, ha admitido no querer "cerrarse" a nada en la vida. Con el triple sí del jurado y tirándose al suelo bailando al son de la guitarra de Pepe, ha entrado al concurso.

Pepe

El músico de la edición no puede separarse de su guitarra… A menos que sea para cocinar. Eso sí, no ha dudado en arrancarse por cuatro acordes y ofrecer una actuación en directo a los jueces.

De espíritu rebelde y procedencia madrileña, parece haber tocado muchos palos del arte aunque ha "ganado pasta" durante los últimos años vendiendo casas. Desde hace uno y medio se dedica íntegramente a la música, aunque ha confesado estar dispuesto a cambiar su vida bohemia por ponerse a competir en las cocinas de Masterchef. Y es lo que tendrá que hacer semana a semana defendiendo su puesto.

María

Manchega y muy enamorada de su tierra, esta coordinadora de eventos parece querer reconectar con su gremio con la intención de montar su propia empresa de cátering.

No parece irle del todo bien con su novio, admite odiar las relaciones abiertas y ser "muy antigua" -dejando entrever que ha habido algún tipo de disputa de celos en redes sociales-. Pero gracias a su mano en la cocina, su plato ha sido valorado como "el mejor de la noche" entre todos los aspirantes. Por supuesto, se ha llevado el delantal blanco.

Dani

Este burgalés es uno de los más extrovertidos del cásting, y puede deberse a la valentía que ha definido su vida. Aunque empezó de soldador, poco tiempo después entró al ejército, aunque acabó sacándose la carrera de Estadística y trabajando en un banco.

Ahora tiene su propio bar, y su mayor ilusión es cocinar. De hecho, ha conseguido ganar la última prueba de los delantales negros para entrar en el cásting del programa.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad