El duro día en la vida de The Beatles en el que grabaron ‘A hard day’s night’

En pleno apogeo de la Beatlemanía, John, Paul, George y Ringo emprendieron un nuevo reto: protagonizar una película

El duro día en la vida de The Beatles en el que grabaron ‘A hard day’s night’

The Beatles: Ringo Starr, Paul McCartney, John Lennon y George Harrison, fotografiados en la premiere de A Hard Day's Night. / Photo by John Rodgers/Redferns)¡

Aquel jueves, 16 de Abril de 1964, quedó marcado en la cronología de The Beatles como el de ‘un día duro… noche’. Duro fue, desde luego. Por la mañana no pararon de correr mientras rodaban las escenas de persecución de su debut cinematográfico, A hard day’s night. Pero la jornada no terminó cuando las cámaras se apagaron. Por la tarde noche, los chicos de Liverpool acudieron a Abbey Road y registraron la canción que daba título al filme, que en España se llamó ¡Qué noche la de aquel día¡.

Por la mañana: corriendo por las calles de Londres

En pleno apogeo de la Beatlemanía, John, Paul, George y Ringo emprendieron un nuevo reto: protagonizar una película. “Sabíamos que en el rock and roll podías conseguir estar en una película, así que nosotros queríamos estar en una película si era posible, pero queríamos que fuera una buena", dijo Paul McCartney. El 2 de Marzo de 1964 se pusieron a las órdenes de Richard Lester y comenzaron a filmar su debut en la gran pantalla, que se prolongaría durante ocho semanas. Comedia y música se combinaron para hacer esta parodia de 'un día en la vida de los Beatles’ en la que el grupo tenía que emplear todo tipo de argucias para esquivar a la multitud de fans que les recibía allá adonde iban.

El 16 de Abril, cuando quedaban pocos días para recoger los bártulos, The Beatles rodaron las escenas exteriores de persecución de A hard day's night en diferentes zonas de Londres. Estuvieron a las afueras del instituto de St. John, en Notting Hill Gate, y en las calles adyacentes. Este edificio fue demolido posteriormente para construir viviendas. Una secuencia también se filmó cerca de Heathfield Street, un callejón sin salida en el que los cuatro corrían hasta que se terminaba la calle y después regresaban corriendo de nuevo. Una instantánea de esta escena se utilizó posteriormente en la portada del videojuego The Beatles: Rock Band.

Por la tarde: grabando en Abbey Road

Ese mismo día, agotados de tanto correr, se dirigieron a los estudios Abbey Road y grabaron A hard day's night, la canción que daba título tanto a la película como al tercer álbum de The Beatles. El tema se grabó en una única sesión, entre las 7 y las 10 p.m. Se hicieron nueve tomas, y tardaron menos de tres horas en pulirla para su edición final. Así se completó el repertorio que se necesitaba para la banda sonora del filme.

A destacar el acorde que abre el tema, considerado uno de los toques icónicos de la banda: “Sabíamos que sería el arranque de ambos, del filme y del LP de la banda sonora, y queríamos algo particularmente potente y efectivo. Ese acorde estridente de guitarra era perfecto” comentaría el productor, George Martin, en ‘The Complete Beatles Recording Sessions’.

The Beatles, huyendo de la policía en la película 'A Hard Day's Night' de 1964. / Michael Ochs Archives/Getty Images

“Ha sido un día duro… noche”

El origen de ese título, ‘un día duro noche’ (la noche de un duro día) procede de una frase acuñada por un exhausto Ringo Starr, como él mismo contó en una entrevista con el disc jockey Dave Hull en 1964: “… habíamos trabajado todo el día y nos tocó trabajar toda la noche. Se me ocurrió decir, ‘ha sido un día duro…’ y mirando alrededor, me di cuenta de que estaba oscuro, así que añadí ‘…noche!’. Y así surgió ‘A hard day’s night’”.

Al parecer, era habitual que el batería cometiera esos pequeños errores gramaticales que a sus compañeros les encantaban. Así lo corrobora Paul McCartney: “Con frecuencia confiábamos en Ringo para los títulos, porque Ringo tenía ese feliz don de decir cosas equivocadas - pequeños despropósitos - que siempre mejoraban a las correctas”.

Era una frase que resumía a la perfección el ritmo frenético de los Beatles en esa época. Cuando Richard Lester la aprovechó como título de la primera película de la banda, y lo anunció a la prensa el 13 de Abril, a Lennon y a McCartney les cayó la tarea de escribir la canción que les habían pedido.

¿De quién fue la idea de usar el ‘Ringoismo’?

Según Lennon, la idea de utilizar el comentario de Starr fue del director del filme: "Iba en el coche hacia casa y Dick Lester (director de la película) había sugerido el título, Hard Day's Night, de algo que Ringo había dicho. Yo ya lo había usado en mi libro In his own write, pero era uno de esos comentarios sobre la marcha de Ringo. Ya sabes, uno de sus despropósitos. Un Ringoismo, cosas que decía, no para hacer gracia, simplemente las decía. Así que Dick Lester dijo que lo íbamos a utilizar como título”. (‘All we are saying’, David Sheff).

Sin embargo, Paul McCartney no coinciden con Lennon en este punto. En una entrevista de 1994 para ‘The Beatles Anthology’, asegura que fueron los Beatles, y no Lester, quienes tuvieron la idea de utilizar el ‘traspié’ verbal de Starr: “Casi habíamos acabado la película, y no sabíamos cómo se iba a llamar. Nos reunimos en los estudios Twickenham y tuvimos una pequeña sesión de ‘tormenta de ideas’… y dijimos ‘hay algo que Ringo dijo el otro día’”.

En una tarjeta de cumpleaños para su hijo Julian

En los créditos de A hard day’s night, la composición aparece asignada al tándem Lennon/ McCartney. Al parecer, la letra la esbozó Lennon deprisa y corriendo, pocas horas después de que se hubiera decidido el título del filme: “había una pequeña competición entre Paul y yo sobre quién hacía la cara A de los singles, quién aportaba los singles de éxito". Lennon la garabateó en el reverso de una tarjeta de cumpleaños para su hijo Julian (que se puede ver en la Biblioteca Británica de Londres). La postal es un colorido dibujo infantil, en el que aparece una pequeña locomotora verde de vapor y un niño maquinista saludando.

Paul McCartney tiene su propia versión sobre la creación de A hard day’s night, y la cuenta en ‘Anthology’: "Walter Shenson (el productor de la película) nos había pedido que escribiéramos una canción especialmente para el arranque de la película y para los créditos finales. Pensamos en ello y parecía un poco ridículo escribir una canción que se llamara A hard day's night, sonaba divertido en ese momento, pero después de un rato tuvimos la idea de decir que había sido la noche de un día duro, que habíamos estado trabajando todos los días, y cuando regresábamos y nos encontrábamos con nuestra chica... todo era magnífico... y lo convertimos en una de esas canciones”.

Estreno en el London Pavillion

Sea como fuere, lo cierto que es que la película obtuvo un enorme éxito y está considerada una de las cintas musicales más influyentes de todos los tiempos. El estreno fue en el London Pavillion, el 6 de Julio de 1964. Asistieron los Beatles con sus esposas y novias, además de una lista de invitados V.I.P., entre los que figuraba la Princesa Margarita y Lord Snowdon. El tráfico se cerró cerca de Piccadilly Circus debido a las 12.000 fans que acudieron para ver a sus ídolos.

"Recuerdo Piccadilly completamente repleto. Pensábamos que simplemente apareceríamos en nuestras limusinas, pero no podíamos llegar por toda la gente que había. La verdad es que no nos asustamos, nunca nos preocupaba la multitud. Siempre era una multitud amistosa", explica McCartney en ’Anthology’.

A hard day’s night, el comentario de aquel Ringo agotado, tuvo muchas otras versiones. En Argentina se llamó 'Anochecer de un día agitado', en México 'La noche de un día difícil' y en España, ‘¡Qué noche la del aquel día!’.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad