The Clash y la misteriosa desaparición de Joe Strummer

The Clash se vió obligado a suspender su gira por Reino Unido

The Clash

The Clash en Nueva York / Michael Putland/Getty Images

Lo que ocurrió aquel 21 de Abril de 1982 está considerado uno de los episodios más singulares en la historia del pop británico. Ese día, miércoles, Joe Strummer desapareció misteriosamente. Si dejar rastro. The Clash se vieron forzados a cancelar su gira por Reino Unido. 23 días después, apareció en París.

Camino a la desintegración

En Abril de 1982, The Clash habían iniciado el camino hacia la desintegración. Aunque la banda londinense estaba a punto de lanzar un nuevo álbum (Combat Rock) y tenía fechas reservadas en Europa y Estados Unidos para una gira, sus componentes no se llevaban bien. La relación entre las dos fuerzas creativas del grupo, el vocalista líder Joe Strummer y el guitarrista Mick Jones, era cada vez más tensa. A la lucha de ambos egos, se añadía la adicción a la heroína y a la cocaína del batería, Nicky "Topper" Headon. Estaba causando estragos

Un engaño urdido por el manager

No es de extrañar que Strummer quisiera huir de todas esas presiones internas. Y la ocasión se la presentó el propio manager de la banda, Bernie Rhodes. Un año antes, en Febrero de 1981, el bajista, Paul Simonon, y el propio Joe, habían convencido al resto del grupo para recuperar a quien había sido su manager original: querían recuperar el 'caos' y la 'energía anárquica' de los primeros días de los Clash. Aunque la decisión no fue bien recibida por Jones, que cada vez estaba más distanciado de sus compañeros, Bernie regresó. Y la lió.

Cuando Rhodes se percató de que las entradas para los conciertos de la etapa escocesa de la gira no se estaban vendiendo bien, pergeñó un ardid publicitario: Joe Strummer debía "desaparecer" un par de días y la prensa local se haría eco de la noticia. El plan era que el cantante viajara en secreto a Texas y se quedara allí con su amigo, el músico Joe Ely. Pero le salió el tiro por la culata.

The Clash antes de un concierto en Londres / Michael Putland/Getty Images

Strummer en París

Strummer cumplió solo una parte del plan: el de desaparecer. Pero no fue a Texas ni estuvo un par de días. El 21 de Abril de 1982, acudió a las oficinas del grupo en Londres y concedió una entrevista telefónica para promocionar los conciertos de la gira, llamada Know Your Rights como el primer single de su nuevo álbum. Lo siguiente que hizo fue coger un ferry y cruzar el Canal de la Mancha, rumbo a París. Sin contárselo a nadie.

En la Ciudad de la Luz, junto a su novia Gaby Salter, visitó los pubs, se dejó crecer la barba y corrió la Maratón de París. "Pensaba que sería una broma estupenda si no llamaba a Bernie para contárselo", declaró Strummer en The Future Is Unwritten. "Él iba a pensar 'Oh ¿dónde se ha ido Joe?'... Y también corrí la Maratón de París".

Efectivamente, existen fotografías que corroboran que Strummer participó en la carrera, aunque sin registrarse, junto a su novia. Ella abandonó pronto, pero al parecer, Joe llegó hasta el final. Su entrenamiento, tal y como él mismo manifestó, consistió en 10 pintas de cerveza la noche anterior.

No era la primera vez que el líder de los Clash corría una maratón. Está documentado que compitió en la Maratón de Londres en 1981 y en 1983.

La preocupación crecía y los conciertos se cancelaban

El paradero de Joe era un misterio, no solo para el público, también para la banda y para el manager que había urdido el plan de su desaparición. Mientras, los conciertos de Aberdeen y de Inverness se cancelaron. El 27 de Abril, Rhodes declaraba en NME que tenía la esperanza de que Strummer llegara a tiempo para las dos fechas en Edimburgo. La preocupación crecía.

La banda The Clash durante uno de sus conciertos / Hulton Archive/Getty Images

Obviamente, la misteriosa desaparición de Joe no estaba obteniendo el efecto deseado por el manager. Cuando los fans descubrieron la ausencia de Strummer, dejaron de comprar entradas. Finalmente, la gira completa por Reino Unido, se pospuso.

La barba de Strummer

A principios de Mayo, empezaron a circular los rumores: Strummer había sido visto en París. Su abundante barba no había sido suficiente para pasar de incógnito, y sus apariciones en los pubs la ciudad eran frecuentes. Kosmo Vinyl (quien algunas veces había ejercido de manager del grupo) viajó a la capital francesa y con la ayuda de un detective, encontró a Joe en su pub favorito.

Fue el 14 de Mayo de 1982, cuando Vinyl saludó a un barbudo Strummer diciendo "¡Fidel!". Ambos regresaron a Londres a tiempo para que los Clash pusieran rumbo a Países Bajos y participaran en el Festival Lochem. La noticia de la desaparición de Strummer había tenido tanta repercusión, que muchos de los que asistieron esa noche al concierto creían que al final se cancelaría.

"Quería demostrarme a mí mismo que todavía seguía vivo"

Posteriormente, Strummer explicó la razón de sus semanas sabáticas en NME: "Bueno... esto fue algo que quería demostrarme a mí mismo: que todavía seguía vivo. Estar en una banda, es como ser un robot... y antes que quedarme chiflado y volverme loco, pensé que era mejor hacer lo que hice incluso durante un mes... creo que hubiera empezado a beber un montón en la gira, que hubiera empezado a volverme petulante con el público, que no es el tipo de conducta adecuada". También reconoció que fue un enorme error y "tienes que tener algún arrepentimiento".

The Clash y la misteriosa desaparición de Joe Strummer

Joe Strummer apareció el mismo día que Combat Rock, el quinto álbum de los Clash y el más vendido de la banda británica. Contiene dos de sus canciones más populares, los singles Rock the Casbah y Should I stay or shoul I go.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad