Arena en los bolsillos: un disco “bastante pintado” donde Manolo García rindió homenaje a una familia de ranas

Así es cómo se compuso su début en solitario

Manolo García

Manolo García durante uno de sus conciertos / Photo by Miquel Benitez/Getty Images

Arena en los bolsillos (1998) fue el debut en solitario de Manolo García. Un empezar desde cero que afrontó con ilusión, aunque se encontraba "un poco fuera de juego" desde la disolución de El Último de la Fila. Pocos días antes de su lanzamiento, visitó los estudios de LOS40 y habló de su separación de Quimi Portet, de las canciones que había "pintado" para el disco o de lo que más destacaba de su grabación: una familia de ranas que no paraban de croar. Dos de las canciones de Arena en los bolsillos, se convirtieron también en su debut en solitario en el nº1 de LOS40: Pájaros de barro y Carbón y ramas secas.

"Ya no estábamos jugando al ping pong"

El 4 de Mayo de 1998, solo cuatro meses después de que El Último de la Fila anunciara oficialmente su disolución, Manolo García debutó en solitario con Arena en los bolsillos. Atrás quedaban 14 años como pareja musical junto a Quimi Portet, siete álbumes (además de recopilatorios y rarezas) y más de dos millones y medio de copias vendidas. Fue una ruptura "muy natural", basada en el respeto mutuo.

Tan normal fue, que Manolo García lo explicaba así en la entrevista realizada por Juan Guilarte en los estudios de LOS40 en Barcelona: "... poco a poco teníamos una mesa de ping pong, estábamos jugando, empezamos jugando muchas partidas, luego íbamos jugando 'oye a ver si mañana quedamos para echar una partidita de ping pong'. Al final pues cada vez íbamos menos a la mesa de ping pong, las palas se quedaron solas. Otro día se perdió la pelota... al final '¿oye, dónde está la pelota?, oye ¿y la mesa?, se han llevado la mesa'. Ya no estábamos jugando al ping pong, con lo cual... 'ahora que dices, el ping pong, pues yo ahora estoy jugando al tenis', 'pues mira, yo ahora voy en bicicleta'. Natural, todo muy natural"

"Empecé este disco engañándome a mí mismo"

Aunque después reconocería que tras la disolución de El Último de la Fila García se había quedado "un poco fuera de juego", lo cierto es que por entonces ya había empezado a gestar las canciones de su debut. La tarea de empezar de cero era arriesgada, un reto que el artista afrontó con ilusión y alegría: "es una decisión que tomas, nadie te obliga".

Manolo García compuso las canciones de Arena en los bolsillos mientras pintaba, poco a poco y engañándose un poco, sin asumir que realmente estaba haciendo un disco: "Yo empecé este disco poco a poco y engañándome a mí mismo. No me decía a mí mismo 'voy a hacer un disco'. No, me levantaba por la mañana y me ponía un poco a preparar cosas, me ponía a pintar y luego cogía la guitarra, poco a poco, y estaba divirtiéndome. Estaba haciendo el disco ya, es evidente, pero yo no me lo decía a mí mismo así, no me lo dejaba ver así a mí mismo"

"Es un disco muy pintado"

Y así, poniendo una cortina de humo y divirtiéndose, fueron saliendo las canciones de Arena en los bolsillos: 12 temas originales, además de una versión libre del tema Carbón y ramas secas y la versión instrumental de Pájaros de barro. Todas están escritas y compuestas por el artista barcelonés, a excepción de La sombra de una palmera, en la que también participan Pedro Javier González y Nacho Lesko.

En Pájaros de barro, A San Fernando, un ratito a pie y otro caminando o Como quien da un refresco, Manolo García contaba sus cosas a su manera: "Cada persona que compone, que hace canciones, se deja llevar. Me gusta hacer fotos, las canciones son imágenes, diferentes secuencias de momentos de tus días, de tus noches, de tus minutos, de tu tiempo"

Durante el proceso de composición, García pintaba y exponía sus cuadros. De ahí que Arena en los bolsillos sea un disco "bastante pintado", desde la portada hasta las canciones: "La portada es un cuadro mío. Es un disco bastante pintado y muchas de estas canciones han salido pintando y en pequeñas paradas de un cuadro he hecho un tema. Cuando un tema no me salía, me ponía a pintar. Como la línea de trabajo ha sido esa, por cada canción hay un cuadro"

"Yo he hecho el disco que quería"

Una vez terminado el repertorio, Manolo García viajó a los estudios The Town House de Londres, entre febrero y marzo de 1998. Le acompañaron Nacho Lesko (teclados, percusión, flauta) o Pedro Javier González y Pedro Andrea (guitarras). De la producción se encargó el propio Manolo García porque no encontró a nadie que le gustara para esta tarea.

"Yo he hecho el disco que quería. Nadie me ha impuesto nada, y eso va para bien y para mal. Si gusta, estupendo, si no gusta pues me lo como con patatas. Pero yo estoy contento con él. Yo me lo he pasado muy bien y eso va por delante siempre", decía Manolo García en LOS40 días antes del lanzamiento de Arena en los bolsillos.

No se lo tuvo que "comer con patatas". El debut de García gustó, y mucho. A lo largo del tiempo ha vendido más de 900.000 copias. Sumadas a las conseguidas con su caja de singles, alcanza la barrera mítica del millón de ejemplares. Además, el mismo día que se ponía a la venta, entró directamente en el nº 1 de AFYVE, puesto que mantuvo durante cuatro semanas consecutivas.

La familia de ranas

Con el sentido del humor que caracteriza al artista, cuando era cuestionado por lo más destacado de su primer disco, por lo que más le había enriquecido, respondía sin dudar: una familia de ranas. "Pues, una familia de ranas que hay ahí en el disco, de batracios, que estaban ahí trabajando todo el día en el estudio donde nosotros estábamos. Pues todo el día estábamos bajo luz artificial, encerrados, y fuera, cada atardecer, cada día cuando caía el sol, lloviese, nevase, chuzos de punta... San Pedro mandaba sus inclemencias o sus clemencias normales del día, daba igual, la familia batracia ahí, croac, croac. Campeonas. Padre rana, madre rana, hija rana, amante de la madre o del padre, no sé muy bien los vínculos familiares y amistosos... yo pensaba estos animalillos silvestres, qué bonito, en medio de esta ciudad espantosamente ruidosa, y aquí siguen con su trabajo, el trabajo que les ha encomendado el creador. Colegas ¡a croar¡ y ellas ahí croac croac. Qué bonito. Y eso lo he aprendido. Ya sabía yo que los animalillos lo tienen claro todo, pero muy bien. Pequeño homenaje mundial, humildemente de un servidor, familia batracia aquí va incluida"

La familia batracia aparece durante un minuto y medio en Carbón y ramas secas: "ahí ellas participando en el caos general".

Debut en el nº1 de LOS40

Manolo García ya sabía lo que suponía llegar al nº 1 de Los 40 Principales cuando formaba parte de El Ultimo de la Fila. Nada menos que seis canciones de su etapa junto a Quimi Portet habían alcanzado ese puesto entre 1988 y 1995.

Pájaros de barro, primer single de Arena en los bolsillos, fue el debut en el nº 1 de LOS40 de Manolo García. El tema alcanzó el sitio de honor el 20 de Junio de 1998. También lideró la lista, entre el 22 y el 28 de Agosto, Carbón y ramas secas.

Solo cinco meses después de su debut en solitario, Manolo García recibió su primer Premio Ondas en la categoría de Mejor Artista en Directo. También obtuvo tres Premios de la Música (Mejor Artista Pop, Mejor Álbum, Mejor Producción Artística) y dos Premios Amigo (Mejor Solista Masculino Español y Mejor Álbum español).


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad