Miriam Martín: La hermana fallecida de Dani Martín que murió con 35 años y cambió la vida del cantante

Ella es la protagonista de varias de sus canciones

Miriam Martín: La hermana fallecida de Dani Martín que murió con 35 años y cambió la vida del cantante

Dani Martín en LOS40 Music Awards 2020. / Juan Navarro Giménez - Getty Images

El 9 de febrero de 2009 la vida de Dani Martín sufría un duro golpe del que ha tenido que ir reponiéndose poco a poco. Ese día recibía la noticia del fallecimiento de su única hermana: Miriam Martín. Era mayor que él. Tenía 35 años y sin previo aviso, se fue de sus vidas a causa de un infarto cerebral.

La conmoción y el vacío que dejó en su familia fue brutal. El cantante lo ha comparado en alguna que otra ocasión con tomarse un tripi. “Es una historia con la que, cuando te acostaste, no contabas, y a la mañana siguiente sucede que mi hermana se muere y empiezas a vivir una cosa con la que no contabas”, le confesó años después a Risto Mejide.

Su vida cambió de golpe. De ser el hijo pequeño de la familia pasó a ser el máximo responsable de que el barco no se hundiese. Tuvo que tomar las riendas y responsabilizarse porque el dolor de su madre era indescriptible, como el de cualquier madre que pierde a un hijo. “Me puse en el rol de ‘tengo que sostener el mundo’”, le contaba a Risto.

Fortaleza inesperada

Fueron momentos muy duros, pero le ayudaron a convertirse en la persona que es hoy en día. “Hay una frase de mi madre que decía: ‘Y nosotros que creíamos que lo teníamos todo’. ¡Ya...! Pero ahora hasta saco lo positivo de todo aquello… Curiosamente, cuando te pasa algo fuerte, es precisamente cuando descubres cómo eres de verdad. Yo me descubrí respondiendo ante esta pérdida de una manera que nunca hubiese imaginado. Siempre había pensado que, por mi sensibilidad, si algún día me pasase lo que me pasó, me iba a hundir, que no sería capaz de seguir. Y de pronto me encontré tirando de mi familia, intentando alegrarles, siendo la sonrisa para mis padres”, confesó en una entrevista con la revista Elle.

Un año y medio después de perder a su hermana lanzaba su primer disco en solitario, Pequeño. Los tiempos de El canto de loco quedaban atrás y se enfrentaba a una nueva etapa. Aquellas nuevas canciones estaban marcadas por ese suceso tan duro que le había tocado vivir. Su propuesta era la más personal que había compartido y, quizás, la más nostálgica.

Miriam en Pequeño

En aquel primer disco nos encontrábamos con Mi lamento, una canción que canalizaba el sentir del cantante con la muerte de su hermana muy reciente. La letra, tremendamente desgarradora, contenía la pena y la desesperación por la pérdida: “Porque ya no te tengo, eras mi vida y ya no estás. Y sé que ya no estás. Que me castigue el cielo por si algo hice mal. Y sé que ya no estás. Te llevo tan, tan dentro que ni el tiempo barrerá. Y no se va a curar. Es que ya no te tengo, y perdón, si no te supe amar”.

En aquel disco también estaba El cielo de los perros, otra canción que estaba dedicada a Miriam. Ella era veterinaria y, como alguna vez ha explicado Dani, decía que el día que muriera no iría al cielo de los humanos sino al de los perros porque son mucho mejores.

En esa canción volvía a verter un lamento por lo que le había quedado pendiente. Esas cosas en las que no reparas cuando tienes a esa persona cerca y que echas de menos cuando ya no está. Hacía referencia a sus ojos azules y al regalo tan grande que fue tenerla. “Que para mí eres un trozo de mi vida. Que me arrancaron sin pedírmelo y deprisa. No pude darte tantos besos, más caricias. No pude dártelo”, dice la letra.

Cambio de vida

Un suceso de este calibre te cambia y en la vida de Dani Martín fue una auténtica revolución. Cambió su rol en la familia y también sus hábitos.

“Cuando me pasó lo de mi hermana, lo que más me apetecía metafóricamente era salir corriendo, porque no entendía nada de la vida. Y, de golpe, me puse a correr de verdad. Hago todos los días unos 10 kilómetros. Ese hábito me ha quitado un montón de cosas de la cabeza y me ha ayudado bastante a estar mejor por dentro y por fuera”, contaba en Elle.

Poco a poco, no se olvida, pero uno va aprendiendo a convivir con la ausencia. Un día las cosas cambiaron. Recordar a Miriam dejó de ser algo triste porque cambió la perspectiva. “Esto viene porque en unas navidades mi madre dijo 'vamos a brindar por Miriam'. Esto es algo que habíamos intentado evitar para que no se tradujera en un momento triste, sin embargo, lo hemos podido afrontar y hablar de todo y recordarla con mucho cariño. Ella siempre está ahí”, le confesaba a María Teresa Campos en una entrevista.

Siempre presente

Su hermana está siempre presente, en sus momentos malos y en sus momentos buenos. Buena prueba fue el concierto de Alejandro Sanz por el 20º aniversario de Más. Invitó a Dani a Las ventas para cantar con él Hoy que no estás. “Lo de ayer va por ti hermana!!! Con tu ídolo Alejandro Sanz!!!”, compartía al día siguiente de esa noche en la que la tuvo muy presente.

También la recordaba en Un país para escucharlo. En el programa de RTVE cantaba con Ariel Rot. “Cantar con @ArielRotOficial me recuerda a una vida muy bonita, en un coche destartalado, con mi hermana llevándome a coger el metro para intentar estudiar. Ella me ponía Los Rodríguez, yo le metía alguna maqueta de mis canciones”, recordaba.

Ella me miraba y, con sonrisa, me decía ‘Los Rodríguez son mejores que vosotros’. Ayer, volví a sentir un momento muy feliz porque me encanta Ariel, porque me encantó cantar con él y porque, gracias a su música, hoy muchos queremos seguir convenciendo a nuestras hermanas, novias o amigos de que también podemos hacer, a veces, una bonita canción. Gracias", escribía tras el programa.

Carta abierta

Ahora vuelve a hablar de ella porque hace solo unos días que ha lanzado Cómo me gustaría contarte, una canción en la que ella vuelve a ser protagonista. Pero algo ha cambiado. Ya no hay lamento, ahora hay un punto de vista más positivo. Es una especie de carta abierta dirigida a Miriam para compartir con ella todo lo bueno que le ha pasado en el tiempo que ella no estaba.

“Ahora le he escrito en este disco un tema a modo de carta abierta para contarle todo lo que quería decirle, cómo están las cosas y lo hago desde una sonrisa. Que nuestros padres se han jubilado, que mi madre ahora estudia Arte Dramático y mi padre sigue siendo un líder, que ECDL ya terminó... Porque con el tiempo, cuando trabajas las cosas, las cosas -valga la redundancia- se ponen en su sitio y hay que recordarla con alegría”, le contaba a María Teresa Campos.

Un tema que ha lanzado como single y que cuenta con uno de los videoclips más especiales de toda su carrera, si no el que más.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad