Elvis Presley: "Chicas, os veo en el camerino"

Una anécdota con sus fans que nunca olvidaría

Elvis Presley

Elvis Presley en uno de sus conciertos / Michael Ochs Archives/Getty Images

La actuación que Elvis Presley ofreció aquel 13 de Mayo de 1955 en Jacksonville, Florida, ha pasado a la historia. Pero no porque fuera especialmente brillante y mágica, sino porque fue el primer concierto del rey del rock en el que se producía una revuelta de sus fans. Y lo curioso del caso es que fue él mismo quien la provocó con la ya famosa frase 'Chicas, os veo en el camerino'. Reproducimos con detalle todo ocurrió en lo que se conoce como 'la primera revuelta de Elvis'.

Algunas veces, incluso, se ha denominado como 'la primera revuelta en la historia del rock & roll'.

Elvis Presley tenía entonces 20 años, y hacía solo un año que había empezado su carrera musical. Ya había grabado sus primeros singles con Sun Records (That's all right, Good rockin' tonight, Milkcow blues boogie) y era una especie de estrella regional, desde Tennessee hasta Texas, gracias a sus apariciones en televisión y radio y a sus conciertos locales. Pero todavía su fama no había alcanzado las cotas a las que llegaría después.

"Chicas, os veo en el camerino"

El 13 de Mayo de 1955, tuvo lugar un concierto en el Gator Bowl Baseball Park (después llamado Wolfson Park) en Jacksonville, Florida. Participaban numerosos artistas, bajo el epígrafe de All Star Jamboree. Faron Young encabezaba el cartel en el que también estaban Wilburn Brothers o Jimmy Rodgers Snow, entre otros. Elvis solo era uno más, y su nombre no aparecía en solitario, se presentaba como 'Elvis Presley with Bill and Scotty'. No obstante, casi desde el comienzo de los días de gira con los Jamboree, la demanda de Elvis por parte de los jóvenes (principalmente de las chicas) superaba de forma abrumadora a la de los otros artistas.

El 13 de Mayo, en el campo de béisbol, cuando Elvis concluyó su actuación, bromeó con el público femenino, y después de despedirse de las 14.000 personas que habían acudido al concierto diciendo "Muchas gracias, damas y caballeros", no se le ocurrió otra cosa que añadir... "Y chicas, os veo en el camerino". La que se lio fue gorda, porque las chicas se tomaron estas palabras al pie de la letra y casi inmediatamente corrieron tras él.

"Elvis estaba encima de una ducha"

Esa loca carrera llegó al escenario se extendió por las calles. La mayor parte de los artistas estaban en el backstage, cuando las fans empezaron a entrar a través de una ventana superior que, por descuido, se había quedado abierta. Un grupo de chicas arrinconó al cantante en su vestuario y le arrancó la ropa y los zapatos, compitiendo por conseguir un 'souvenir'

Mae Boren Axton, publicista de varios conciertos del tour de Jamboree, estaba allí aquel día y lo vivió todo. Así lo recuerda ella: "Escuché pasos cómo de una multitud atronadora y lo siguiente que escuché fue su voz procedente de la zona de duchas. Empecé a correr y tres o cuatro policías empezaron también a correr, y en el momento en el que llegamos allí, varios cientos debían haberse metido – bueno, quizá no tantas, pero sí un montón – y Elvis estaba encima de una de las duchas, mirando avergonzado y asustado, era como '¿Qué hago?'. Y su camisa estaba hecha trizas, y su chaqueta despedazada. Incluso alguien le había quitado el cinturón y los calcetines"

Elvis tuvo que ser rescatado por la policía y escapó sano y salvo.

Una reacción en cadena

Estos disturbios originaron una reacción en cadena que impulsaría a Elvis al estrellato. En opinión de Oscar Davis, hombre de confianza de Colonel, el incidente marcó un punto de inflexión en la carrera de Elvis. Fue el momento en el que Parker apostó de forma irrevocable por su creciente potencial y se comprometió a que Elvis Presley dejara de ser un artista local y se convirtiera en una figura nacional.

Por su parte, Mae Boren, que además de promotora era también compositora, le dijo que escribiría para él su primer disco millonario en ventas. Pocos meses después, junto a su amigo Tommy Durden, compuso Heartbreak Hotel en el cuarto de estar de su casa de Jacksonville. Publicado en Enero de 1956, superó el millón de copias y lideró las listas durante siete semanas. Fue su primer nº1 en las listas.

Sin embargo, las autoridades civiles y religiosas de Jacksonville, se escandalizaron. Según el libro 'On this day in Florida History', de Nick Wynne, cuando Elvis regresó en 1956, se reunió con las autoridades y le prohibieron que "moviera las caderas durante sus conciertos" si no quería ser arrestado por perjudicar la moral de los menores.

"Estas cosas van a seguir ocurriendo... espero"

Elvis habló de esos disturbios en una entrevista de 1956 que reproduce Florida History: "Mamá y papá todavía no han superado todo este alboroto sobre mí. Mamá vino a Florida una vez, cuando las chicas me asediaron y le preocupó mucho que me pudieran hacer daño. Caramba, ellas solo me rasgaron la ropa. No me importó demasiado. Le dije 'Mama, si vas a sentirse así, es mejor que no vengas a mis conciertos porque estas cosas van a seguir ocurriendo... espero"


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad