Crónica: LOS40 Urban Festival inaugura el verano en Madrid

La música urbana invadió el madrileño parque Tierno Galván convirtiéndolo en una fiesta segura y muy esperada

Crónica: LOS40 Urban Festival inaugura el verano en Madrid

Maikel Delacalle. / Carlos Alvarez/Getty

LOS40 Urban nació en el momento más oportuno posible. En plena pandemia, la nueva emisora de marca LOS40 llegó a todo el país cuando más se necesitaba el arte, demostrando que el ritmo de la calle podía colarse en cualquier casa y disfrutarse igual.

Más de un año después, la emisora ha demostrado que nació con la ambición que le ha caracterizado y que por supuesto no se limitaba a quedarse en casa: LOS40 Urban Fest, un festival con algunos de los artistas nacionales e internacionales del momento juntos en un mismo escenario.

La primera fecha fue directa para la capital, donde la cultura segura se fusionaba con el mejor de los planes para inaugurar bien el verano. El cartel consiguió revolucionar las redes tan sólo con su anuncio, y no fue para menos:

El Auditorio del parque Tierno Galván empezó a llenarse de Generación Z deseando empezar a ponerle ritmo al verano. Los primeros en pisar el escenario Urban fueron Bubba J, Cano, Bless y Paula Cendejas; que consiguieron poner a tono a todo el parque.

Siguieron César AC y Nadal 015, que con sus respectivos géneros siguieron haciendo ruido entre el público inaufurando bien el verano. La fiesta acababa de empezar… y la noche también.

Mientras el sol se iba poniendo sobre el auditorio, el maestro de ceremonias anunciaba los siguientes artistas. Lo que nadie esperaba eran las sorpresas que traían.

Belén Aguilera, la chica urban del momento

La inclusión de Belén Aguilera al cartel de LOS40 Urban Fest podría despistar por temas tan pop como Republicanas o Cristal, aunque lo cierto es que tiene una parte urbana de la que hizo gala en el auditorio.

Con su inseparable instrumento sobre el escenario, tocó los primeros acordes de Fuck Off, su tema con Walls. Después de pedir cantar la parte de su colega al público, empezó con uno de los temas que más han sonado en los últimos meses: La Tirita.

Aunque también sin la compañía de Lola Índigo -que está muy ocupada preparando todo para el lanzamiento de La Niña-, Belén fue micro en mano a recorrer el escenario al ritmo de su canción más gamberra, ¡e incluso se atrevió a rapear!

Adexe y Nau, puro flow fraternal

El ruido que generó la aparición de los nombres de estos hermanos en todo el Tierno Galván se debieron escuchar por toda la capital. Con sus temas con más gancho -e incluso con algún que otro baile por parte de los artistas- Adexe y Nau pusieron en pie a toda la grada, que con las luces del escenario dejaban adivinar que estaba llena. Sólo faltaba su amigo Broncano.

Pole, un rapero nada solitario

Haciendo gala de lo bien que le han ido las cosas durante este año, Pole se subió al escenario de LOS40 Urban Fest recordando quién le ha llevado a lo más alto. Fue de la mano con Pilar Moxo, artista con la que canta Quédate Conmigo -considerado uno de sus primeros grandes hits-.

Para seguir, optó por uno de sus últimos temas, Amor de Verbena. Aunque fue solo y no con Dani Martín, el público demostró que se la sabía pese a haber salido hace bien poco. Lo que no se esperaban era la sorpresa de después.

Funzo y Babyloud, también en lista de artistas, no tuvieron problema en unirse al rapero para liarla al ritmo de su Batmóvil. Sin duda, pudo ser la canción más coreada de la noche.

Funzo y Babyloud, de tiernos a gamberros

Los otros hermanos de LOS40 Urban Fest también celebraban un año de éxitos, entre los que se incluye la salida de su último EP. El único pero de la pareja es que tenían demasiados temas como para cantarlos todos a tiempo, pero eso no supuso un problema: el propio Babyloud consiguió improvisar un mash-up en el que cantó parte de su discografía.

Entre ellas estaba Qué bonito fue, su tema más tierno. Consiguiendo emocionar a gran parte del auditorio, cambiaron el chip en cuestión de segundos para reventarlo con Joven para siempre.

L-gante, la locura internacional que Madrid necesitaba

El rapero argentino, que acaba de petarlo gracias a su colaboración con Bizarrap, no era un desconocido para el público madrileño. El público dedicó su ovación más ruidosa al anuncio del artista, que incluso se trajo a su propio cuerpo de baile al festival.

Un fenómeno de masas que consiguió uno de los numerazos de la noche, recordando que el Urban está más vivo que nunca. Podría haber sido el broche perfecto… Pero aún quedaba el rapero urban español por excelencia.

Delacalle a LOS40: El rey del festival cerró por todo lo alto

Maikel Delacalle unificó los gritos de todos sus seguidores demostrando quién era el plato fuerte de la noche. El rapero se subió al escenario celebrando la música en directo, el rap y su propio éxito, dedicándole la actuación a su abuela. Empezó con Se va pero vuelve, una canción obligada para cualquier fan suyo que se precie.

Un broche de oro acorde al auténtico sueño que esta nueva normalidad puede permitirse: cultura segura y mucha, mucha música. El rapero, bañado en aplausos, se despidió con un freestyle que dejó temblando todo el auditorio. En sus propias palabras: “Delacalle sí que nos representa”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad