50 años de ‘El Concierto por Bangladesh’: Un evento benéfico pionero y “un deber moral” para George Harrison

El 1 de agosto de 1971, el exBeatle formuló un evento musical histórico

50 años de ‘El Concierto por Bangladesh’: Un evento benéfico pionero y “un deber moral” para George Harrison

George Harrison y Bob Dylan, durante su actuación en el concierto por Bangladesh en el Madison Square Garden, el 1 de agosto de 1971 en Nueva York. / Michael Ochs Archives/Getty Images

¿Por qué Bangladesh? le preguntaron a George Harrison. “Porque un amigo me preguntó si podía ayudarle”. Su amigo era Ravi Shankar. Así nació el primer concierto benéfico de gran magnitud en la historia de la música: El Concierto por Bangladesh. El 1 de Agosto de 2021 se cumplen 50 años de aquel evento pionero celebrado en el Madison Square Garden de Nueva York. Hoy es un referente cultural, tanto por su relevancia musical como por su impacto a la hora de conectar dos mundos: el del rock y el de la filantropía.

“Bueno… vamos a hacer algo”

La semilla la plantó Ravi Shankar, el ya fallecido músico indio, virtuoso del sitar, conocido mundialmente. “Fue a principios de Abril de 1971 cuando me llegaron las noticias sobre una crisis humanitaria en mi tierra natal de Bengala” decía en un comunicado de prensa. “Mi corazón estaba con mi gente y era natural que quisiera ayudar a los refugiados y a cientos de miles de niños”

La tierra natal del músico (que entonces se conocía como Pakistán Este) sufría los efectos de las inundaciones, de la hambruna y de una cruenta guerra civil que buscaba la independencia y que había provocado millones de muertos. Miles de refugiados bengalíes estaban siendo represaliados en ese conflicto armado entre Pakistán e India.

La tierra de Ravi sufría los efectos de las inundaciones, de la hambruna y de una cruenta guerra civil

“Le conté a George lo que ocurría en mi país, le expresé mi preocupación y George se ofreció a ayudarme. Yo planeaba un concierto a beneficio de Bangladesh, porque me dolía mucho todo lo que estaba ocurriendo… al mismo tiempo, no quería bajo ningún concepto aprovecharme de él. No quería decirle ‘¿Podrías ayudarme?’. Todo sucedió de forma muy natural. Él era tan empático. ‘Bueno… vamos a hacer algo’ me dijo. Eso me hizo muy feliz. Y lo que hizo inmediatamente después fue empezar a llamar por teléfono y a cerrar cosas. Llamó al Madison Square Garden. Después contactó con Bob Dylan, Eric Clapton, y con otros amigos”.

"El Concierto por Bangladesh se produjo por mi relación con Ravi”, explicó Harrison en 1992. “Le dije ‘Si quieres que te ayude, creo que lo mejor sería que estuviera realmente involucrado’. Así que empecé a reclutar a toda esta gente. Fue difícil al principio, pero una vez se acercaba el show, había tanta gente que algunos tuvieron que ser rechazados. Todo el mundo quería estar”.

Los amigos: los que estuvieron y los que no

En principio, George Harrison quería reclutar a sus antiguos compañeros de Liverpool, lo que se habría convertido en una reunión de los Beatles. Pero ver a los cuatro juntos por primera vez desde 1966, es algo nunca ocurrió. John Lennon accedió a participar, pero Harrison exigió que Yoko no actuara con él. Dos días antes del concierto, abandonó Nueva York. Al parecer, había discutido con Ono respecto a su acuerdo con Harrison.

Paul McCartney declinó la invitación. Ringo Starr, sin embargo, sí accedió, como lo hicieron Bob Dylan, Eric Clapton o Billy Preston

Paul McCartney declinó la invitación. Años más tarde comentaría en Rolling Stone: “George llegó y me preguntó si quería tocar para Bangladesh y yo pensé, ‘Caray ¿Qué sentido tiene?’. ¿Acabamos de separarnos y nos vamos a unir otra vez?. Parecía un tanto disparatado”.

Ringo Starr, sin embargo, sí accedió, como lo hicieron Bob Dylan, Eric Clapton, Billy Preston, Leon Russell o Badfinger. En el caso de Dylan, era su primera aparición en cinco años en un gran concierto en Estados Unidos.

“Un golpe de suerte”

Había poco tiempo. “Esos shows fueron un golpe de suerte. Yo ensayé algo con Ringo, con los trompetistas y con los chicos de Badfinger, pero todo ocurrió muy rápido. Es sorprendente que pudiéramos conseguir grabarlo”, declaraba George Harrison a la revista Musician. En medio de las prisas de los preparativos, compuso la canción Bangla Desh, que publicó cuatro días antes de los conciertos como single benéfico

“En unas tres semanas o así, teníamos el cartel y las entradas se habían agotado. Así que se tuvo que programar un segundo concierto”, Ravi. Así, se hizo una doble sesión: una a las 2’30 pm y la segunda a las 8 pm.

El domingo, 1 de Agosto de 1971, las puertas del Madison Square Garden de Nueva York se abrieron para albergar ‘El Mayor Concierto de la Década’, como se anunciaba en los carteles. Era también el primer evento benéfico de semejante magnitud. 40.000 afortunados fueron testigos de algo único.

George Harrison y sus “viejos amigos”: una banda única

Abrió el concierto Ravi Shankar: “Como ya sabéis, yo estaba en la primera parte. Llamé a mi gurú Ali Akbar Khan, que tocó el sarod. Compuse las primeras líneas de los temas que tocamos, como siempre hago, e improvisamos sobre la marcha”, recordaba el músico en la revista Hits. Después de esa primera sección de música india ("os daréis cuenta de que la música india es algo más serio” decía Harrison en la rueda de prensa), le llegó el turno al guitarrista de Los Beatles y a sus amigos.

George Harrison fue el verdadero protagonista de la velada. Vivía un momento brillante en su carrera, pero este evento supuso su culminación artística. Salió al escenario con sus 'viejos amigos', una banda realmente única: Eric Clapton a la guitarra, Ringo a la batería, Leon Russell a los teclados y los componentes de Badfinger a las guitarras y a los coros (el vocalista del grupo hizo un dueto con Harrison en Here comes the sun). Después de deleitar al público con una selección de sus hits (My sweet lord, While my guitar gently weeps, Here comes the sun), anunció a su siguiente invitado: "Me gustaría presentaros a un amigo nuestro. Mr. Bob Dylan". En sus 17 minutos de actuación, el Nobel cantó cinco de sus joyas entre las que figuraban A hard rain's a-gonna fall, Blowin' in the wind, Mr. Tambourine man o Just Like a Woman.

“Una enorme cantidad de dinero”

Los conciertos tuvieron un éxito tremendo y consiguieron una concienciación internacional del conflicto. Además, se recaudó “una enorme cantidad de dinero, y esto nunca hubiera sido posible sin la ayuda de mi querido George”, reveló Shankar. El concierto se rentabilizó aún más con un documental y un triple álbum (producido por Phil Spector), titulados ambos The Concert for Bangladesh. El álbum triunfó en las listas de ventas y en los Premios Grammy, donde recogió el galardón como Mejor Álbum del Año.

Un cheque de más de 243.000 dólares se envió a UNICEF y el ex Secretario General de Naciones Unidas, Kofi Annan, llamó a Harrison y a sus amigos para agradecérselo. Sin embargo, parece ser que no todo llegó a su destino.

“Simplemente, un deber moral”

Para George Harrison, "The Concert for Bangladesh era simplemente un deber moral. Este tipo de cosas han crecido a lo largo de los años, pero lo que nosotros hicimos demostró que los músicos y la gente somos más humanos que los políticos. A día de hoy, todos aceptan el compromiso que adoptan los músicos del rock cuando participan en un evento benéfico. Pero cuando yo lo hice, me decían cosas como ‘solo hace esto para ser agradable’”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad