‘Secret Story’ mostró a Adara las críticas de Gemeliers a sus espaldas y acabó con una propuesta de expulsión

Parece que enfrentarse a lo que se habla a las espaldas puede ser peligroso

‘Secret Story’ mostró a Adara las críticas de Gemeliers a sus espaldas y acabó con una propuesta de expulsión

Adara reaccionando a las críticas de Gemeliers. / Twitter @SecretStory_es

Hay quien opina que Adara Molinero es una experta en realities, recordemos que ya ganó uno, y que está sacando todas sus armas en Secret Story. Llegó al programa encendiendo hogueras y poniendo a cada uno en su sitio, sin cortarse, como es ella. Sustituir a Sofía Cristo, por motivos más que justificados puso todo patas arriba. Se echó a muchos de sus compañeros encima debido a su actitud y, entre ellos, a los Gemeliers.

Los hermanos Oviedo siempre han formado parte del grupo grande de la casa, y aunque no le han hecho ascos a socializar con más gente, siempre han mantenido una opinión férrea de sus compañeros. O al menos a sus espaldas, tal y como ha pasado con Adara. Desde su confirmación como participante oficial se han mostrado de lo más cercanos a ella, aunque tenían otra opinión cuando estaban con los demás miembros de la casa.

Las críticas iban desde su poca ayuda en las labores domésticas a su insistencia con hacer bromas a otros concursantes, cosas que no gustaban en absoluto a los gemelos. Y dado que no se atrevían a dar el paso con la ganadora de GH VIP 7 para hablarlo, el programa se lo ponía fácil enseñándole las imágenes a la madrileña. Su reacción, como era de esperar, no tiene desperdicio:

Un "Madre mía, qué bestia" repetido en bucle eran las únicas palabras que podía soltar Adara tras ver los vídeos, algo que Jesús solo rebatía haciendo burla y confesando que estaba deseando que Carlos Sobera enseñase esas imágenes. Su compañera, sorprendida, preguntó que por qué entonces no le habían dicho a la cara sus pensamientos acerca de ser "una lagarta" o que no se podían fiar de ella.

La confianza ciega de Adara en los gemelos venía advirtiendo un serio peligro para su paso por el reality, y todos lo sabían excepto ella. En la llamada de Rodri Fuertes se le intentó advertir con una discreta indirecta -le dijo "todo lo que esté duplicado en esa casa no está bien"-, aunque los nervios no le dejaron pillarla. Ahora ya se ha dado cuenta de la verdad, y su reacción ha sido de todo menos amable.

Sin entender demasiado la insistencia de los hermanos en moverse a las espaldas, Adara insistía en exigir una explicación acerca de la desafortunada frase de Jesús de "Me busca". El andaluz, sin demasiado arrojo, dejaba todo en el aire respondiéndole que le daría el sentido que ella quisiera darle.

Los insultos que pudieron ser expulsión

La polémica, sin embargo, no acababa con la actitud de los gemelos. Parece que la poca implicación en las tareas del hogar de Adara es lo que más les lleva indignando semanas, algo que achacaron a que no era limpia. Ella, de lo más recta, contestó tajante: "Eso no lo voy a permitir, no te pases ni un pelo".

Aun así, el problema llegó cuando volvieron a la sala común junto al resto de sus compañeros. Ahí, Adara le comunicaba a Cristina Porta cómo los hermanos habían estado llamándola "guarra" desde que salieron de la Sala de la Verdad, algo que no gustó para nada a la audiencia. De hecho, las redes se empezaron a movilizar para pedir su expulsión disciplinaria.

Para evitar polémicas, la vuelta al directo con Carlos Sobera cortaba todo de raíz dejándoles un mensaje claro a los gemelos: "No se permite en este programa a nadie dirigirse a ningún compañero con palabras malsonantes". Finalmente, los Oviedo retiraron los insultos y el concurso siguió su curso… Aunque está claro que nada volverá a ser igual.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad