Julián López sorprende con las historias de una de sus mayores pasiones: “Queen siempre ha sido mi gran amor”

El actor y humorista hace su particular homenaje al grupo

Julián López

Julián López, un apasionado de Queen. / Samuel de Roman/Getty Images

La gran mayoría conoce a Julián López por su faceta de actor o humorista. Fue el camino que eligió cuando se encontró con la disyuntiva de optar por esta opción o la música. Desde muy pequeño aprendió a tocar la trompa y la música clásica ha sido una constante en su vida.

De hecho, hace poco nos confesaba que sigue pensando como músico y queda bien claro en su debut como novelista. Planetario es un vistazo a su infancia y adolescencia en un pueblo castellano y un recorrido por lo que fue importante para él en esa época y que ha marcado su crecimiento y la persona que es hoy en día.

Y en todo eso que le marcó está su gran descubrimiento musical más allá de la música clásica. Un buen día se enteró de la existencia de Queen, poco después de haber fallecido Freddie Mercury y eso lo cambió todo.

En su novela le da gran protagonismo a su amor por esta banda hasta el punto de titular cada capítulo con el título de una de sus canciones.

Si en la novela, la música clásica es la base, el estallido de fuegos artificiales es Queen, ¿ha habido alguna banda que haya logrado superarla?

No, yo creo que no. Es imposible. Es parecido a cuando un equipo de fútbol te marca desde niño y cuando digo equipo de fútbol, cada uno puede tener su ejemplo, otro puede tener su equipo de baloncesto o un jugador de ajedrez, algo que te apasiona. Yo con Queen tuve un viaje de ida y vuelta. En mi niñez era super forofo, camiseta, poster, lo escuchaba a todas horas. Luego en la universidad, no es que renegara, pero lo dejé un poco de lado porque tenía tantas cosas en la vida. Llegaba la época de querer pasártelo bien, querer ligar, ver qué quería ser el día de mañana, experimentar con muchas cosas y muchas músicas y era como ‘bueno, Queen se ha quedado ahí’. Y luego hay un momento que te hace clic en la cabeza, tienes treinta y pico años y a lo mejor haces ‘ahí va, si es que Queen siempre ha sido mi gran amor’. Volvió y lo hizo para quedarse. Lo sigo escuchando a menudo y es imbatible. Es la banda de mi vida.

Para un apasionado de Queen como eres tú, y además actor, a Rami Malek convertido en Freddie Mercury, ¿cómo lo viste?

He tenido acaloradas discusiones con amigos, sobre todo por la película. Yo fui muy tranquilo, lo primero, unas personas han decidido hacer esa película y si creo que puedo mejorarla, ya haré yo la mía, no soy quién para… fui a pasármelo bien y lo que hizo Rami Malek es que se metió en la piel de Freddie, algo muy difícil. Freddie era un ser con mucha luz, muy especial y muy particular y hace una interpretación brillantísima. Sobre todo, cuando hace la interpretación cantando y bailando, moviéndose, sobre todo. Al final no deja de ser una ficción, una película que las escenas de su vida cotidiana puedes pensar, ¿sería así Freddie?, ¿reaccionaría así? Es una interpretación muy buena por su parte, pero si sigues a Freddie, en el tramo final de la película que reproducen el concierto del Live Aid, es como, ‘lo ha clavado todo’. Físicamente es más bajito, cómo clavaba…ya quisiera yo hacer eso, ya no es una película, que es imposible, sino en una fiesta, decir, ‘voy a hace de Freddie’ y calcar todos sus modales, sus gestos, su manera de moverse, fue muy bueno.

Cada capítulo lleva el título de una canción de la banda, ¿es porque cada una te trae un recuerdo diferente o las has tenido que ir adjudicando según iba surgiendo la historia?

Vas haciendo mil anotaciones, mil pensamientos, me quise escuchar la discografía entera desde el principio hasta el final cronológicamente y ahí fue cuando dije, ‘si estas canciones han formado parte de mi vida, quiero que los títulos sean… voy a hacer una selección de canciones’. Ha habido muchas que se han quedado fuera que también me han marcado y han sido importantes, pero dije, a ver qué me sugiere este título o esta música de esta canción concreta y a partir de ahí metía en ese cajón los recuerdos. Bicycle Race, era muy directa para poder hablar de cuando todos hemos experimentado ese momento de cuando la bicicleta llega a tu vida y, a partir de ahí también se abren otros recuerdos.

¿Cuál es la canción de Queen que más has escuchado?

Molaría tener un dispositivo para saberlo. Bohemian Rhapsody yo creo que me ha pasado a mí…si a la gente que no es tan fan de Queen la ha escuchado mil veces… imagínate yo. Seguro que es una de ellas, pero también You Take My Breath Away es una canción muy especial que, sobre todo, en la época en la que volví a Queen, la escuché millones de veces. Es una canción muy especial y muy sentida.

Es una banda que sigue conquistando a las nuevas generaciones, eso no lo consiguen todas…

Que alguien logre que vayan pasado décadas y seguir estando en el candelero de alguna manera, y seguir abriendo caminos en las nuevas generaciones me parece algo muy difícil. Si se logra es porque hay mucha calidad y mucho genio para que luego eso funcione. Jota descubre a Queen cuando la banda acaba de disolverse. Falleció el líder y ya no iba a sacar más discos. Todos se suben al carro de las nuevas olas que vienen, Nirvana y eso, que es lo que viene, pero Jota se queda en Queen que es una banda que empieza a principios de los 70 y le queda atrás, pero es un niño al que ha conquistado porque es buena música y tiene algo de mágico. Igual que la marca Disney que lleva décadas y se va reinventado en la base suya para seguir llegando a los nuevos niños que van llegando, eso me parece flipante.

¿Cuál ha sido tu mayor frikada en torno a Queen?

No es frikada, frikada, pero recuerdo que un primo de mi madre tenía unas zapatillas Adidas que para mí eran muy parecidas a las icónicas de Freddie en el concierto de Wembley, así blanquitas. Que seguramente si las viera ahora, seguramente no se parecerían tanto, pero para mí que fueran blanquitas y con el logo de Adidas ya era como si fueran las suyas y yo me las quería quedar. Al final me las acabó dando porque estaban gastadas y a mí me estaban grandes y yo ponía algodón o algún calcetín con tal de llevarlas y sentirme un poco como Freddie. Mi madre me decía que me quedaban grandes, pero yo las quería llevar para ver si la gente se fijaba.

Una persona tan amante de la música clásica y grupos como Queen, ¿cómo entiende la primacía de los sonidos urbanos que imperan hoy en día?

Esto es un debate larguísimo. Cuando nuestros abuelos escuchaban Nirvana por primera vez podían decir, pero, ¿esto qué es? Intento escuchar, pero no lo hago mucho, todo lo que va saliendo y van proponiendo. Pero considero que no todo tiene por qué ser válido, igual que no lo tenía que ser antes. Yo reivindicaba siempre la música bien hecha y con instrumentos de verdad y perseguía mucho eso. Ahora hay nuevas corrientes que algunas me gustan y otras no me llegan, pero porque no me llegan adentro. No voy a coger la bandera de decir, ‘esto no vale, esto es basura’, pero sí que puede decir que no me llega porque se me queda fría y parece que está hecha como churros, que existe en realidad. Hay un porcentaje que se hace como churros, sin pensar, sin alma, y el músico tiene que tener alma. Yo vengo de una manera de tocar física. Los instrumentistas de conservatorio, no hay trucos, no hay sample para poner cositas de bonitas, que me parece fenomenal, que en el siglo XX se empezó a utilizar, y se abrieron nuevas corrientes, pero yo vengo del músico que toca los instrumentos y es lógico que piense así y que reivindique eso.

Y una persona que mascaba y asimilaba cada canción con todo el tiempo que requería, ¿cómo entiende el consumo tan rápido de hoy en día?

Me da mucha pena. Pero no sólo de la música, vivimos rapidísimo. Me paro a veces en casa y estoy acelerado porque no llego a nada, quiero tener un montón de cosas a la vez y no las puedo tener. Y si entra este disco en mi vida hoy en día, tengo tantas cosas eses día que hacer, y que leer, y que ver que no doy abasto. Y antes sí tenía ese tiempo. Un buen disco requiere tiempo y escucharlo varias veces, y reposarlo, y en varios momentos porque vas recogiendo cosas diferentes.

¿A qué artista nuevo admiras?

De esta nueva hornada que he escuchado y me ha gustado mucho es Las montañas, de Delaporte, que me parece que es una chica que canta muy bien y que en el escenario es muy viva y muy visceral. Es un disco que conjuga muy bien los sonidos modernos con una voz que, en un tema muy catártico, o muy rompedor, la pone de una manera y luego la modula con otra sonoridad y otro timbre. Me parece una chica que tiene muchas posibilidades.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad