El retrato que David Bowie hizo de sí mismo en LOS40: “No hago música por agradar al público”

6 años sin David Bowie, uno de los grandes iconos de la música global

El retrato que David Bowie hizo de sí mismo en LOS40: “No hago música por agradar al público”

El músico británico David Bowie (1947-2016), durante un show en 1983. / Michael Putland/Getty Images

David Bowie murió en paz rodeado de su familia después de una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”. Así rezaba el comunicado oficial que anunciaba al mundo el fallecimiento de uno de los mayores ídolos de la música. Era el 10 de Enero de 2016, y tan solo dos días antes, David Robert Jones había cumplido 69 años.

Coincidiendo con el sexto aniversario de la muerte del genio, recuperamos la primera entrevista que el músico ofreció en LOS40 hace casi 30 años, cuando presentaba su disco Never let me down. Conocimos entonces a un David Bowie a quien no movía la fama y cuya prioridad no era agradar o sorprender al público. Una estrella a la que nunca le importó ser nº1 en ventas. Tampoco pensaba que era un genio. Simplemente se sentía “un artista trabajador” con un objetivo resumido en esta frase: “para mí la música y la actuación es la vida”.

“Nunca escribo por agradar al público”

Recordado como uno de los músicos más influyentes del siglo XX, a lo largo de su carrera vendió más de 100 millones de discos en todo el mundo. Pero su verdadero propósito nunca fue acumular ventas. Así se lo confesaba a Julián Ruiz y a José Antonio Abellán, en aquella entrevista de Abril de 1987: Para mí, la música nunca ha sido un mercado. Porque nunca, de forma consciente, he intentado reproducir mis éxitos de 1975, 1976, o algo por el estilo. Nunca he intentado reproducirlos de nuevo. Cuando hago algo, cuando lo concluyo, empiezo otra cosa. Nunca, conscientemente, mi objetivo es vender discos, no creo en eso. La única razón por la que escribo es por satisfacción personal. Nunca lo hago por agradar al público”.

De hecho, a Bowie le importaba tan poco el mercado, que en 1977 cambió la orientación de su música y se embarcó en el rock experimental junto a Brian Eno. Y el resultado fue la llamada Trilogía de Berlín (Low, Heroes y Lodger), algo que confundió a su público y a su discográfica. David reconocía que había perdido a gran parte de sus seguidores, pero le daba igual: “Cuando empecé a trabajar con Brian Eno perdí una enorme cantidad de público por el tipo de trabajo que hicimos, pero yo estaba contento haciendo eso, experimentando con ese tipo de música. Nunca ha sido un problema para mí. El mercado no existe. Para mí, escribir es lo más importante, el éxito para mí es componer. Más que el cine. El cine es divertido, pero para mí la música y la actuación es la vida”.

“Es por interés propio”

Bowie fue un símbolo de la reinvención musical, tanto a nivel sonoro como visual. Visionario y pionero, baste recordar los conciertos de la apoteósica gira de su alter-ego, Ziggy Stardust (1972/73), que convirtió en puro espectáculo, con ese gran despliegue de coreografías y vestuario influido por el estilo oriental teatral del kabuki japonés. Pero tampoco su innovación en el terreno visual fue para sorprender al público, como contaba en LOS40: “No es cuestión de sorprender a nadie, es cuestión de mi propio interés. Es muy duro actuar, salir y cantar así, directamente”.

Deseo convertir una canción sobre el escenario en una pieza visual. No se trata necesariamente de sorprender al público, sino de mantenerme interesado, añadía el artista británico. Por eso, cuando se aburrió de Ziggy y dejó de interesarle, lo enterró. El último concierto del músico con los Spiders from Mars fue el 3 de julio de 1973. Esa noche, en el londinense Hammersmith Odeon anunicó: “Voy a recordar esto durante mucho tiempo. No sólo es el último show de la gira, también es el último que yo voy a dar".

David Bowie, en 1997. / Frans Schellekens/Redferns

“No soy una persona intelectual… soy intuitivo”

Mucho se ha hablado sobre la inteligencia y la intelectualidad de Bowie. Dicen sus fans que su don más extraordinario era su mente de genio, algo que demostró en numerosas ocasiones a lo largo de sus más de 50 años de carrera.

Sin duda, era una persona instruida, con gran dominio del lenguaje y con conocimientos de historia o filosofía. Durante su conversación en LOS40, surgió la pregunta: “¿Eres un intelectual?”: Oh no. No soy una persona intelectual. Soy inteligente, pero no soy brillante. Creo que soy intuitivo como oposición a lo intelectual".

“Soy un gran artista que trabaja”

Bowie, sin duda humilde, dijo no sentirse cómodo “siendo alguien parecido a Superman”: “Me gusta ser como soy. Me siento confortable siendo así”. Y así es “anónimo”:

"Me siento muy anónimo. No tengo ningún problema siendo una persona anónima”. ¿Crees que eres normal? ¿no eres muy inteligente, un genio? apuntaba Julián Ruiz. “On, no, no, no. Soy un artista que trabaja". ¿No eres demasiado humilde?, insistía el periodista. "¿Demasiado humilde?. Bueno, soy un gran artista que trabaja".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Anda Ya: El Podcast

    EL PODCAST (martes 21/09/21)

  • Lo Que Me Dé la Nota

    Artistas olvidados

  • Hoy en los40

    LOS40 supera el medio millón de suscriptores en Youtube. Xuso Jones confiesa a Karin Herrero cuánto cobró por su vídeo en el McAuto. Belén Aguilera comparte un adelanto de su nuevo videoclip. Elton John cancela sus conciertos tras dar positivo en COVID.

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad