Carlos Sobera y Jonathan

Jonathan revolucionó el plató de 'Secret Story 2'. / Imagen de 'Secret Story'

Secret Story 2 ya ha arrancado y lo ha hecho por todo lo alto. Desde el comienzo, dejó claro que esta edición iba a ser diferente a todo lo que habíamos visto hasta ahora y buena prueba fue el número musical con el que arrancó el programa que nos dejó a muchos con la boca abierta. Tampoco pasó desapercibido el color rosa que se convirtió en el protagonista de la noche, sobre todo, del vestuario y las máscaras animales de cada uno de los concursantes.

Poco a poco fuimos conociendo a los 16 concursantes que forman parte de esta nueva aventura y pudimos comprobar que se han esforzado por escoger un casting inclusivo y con perfiles muy diferentes al de los viceversos al que estamos acostumbrados en este tipo de programas.

También los colaboradores presentaron un perfil diferente. Salvo Nagore Robles que parece una pieza imprescindible de este programa, nos encontramos con Cristina Boscá, Mario Vaquerizo y Xuso Jones, mucho sabor a las mañanas de LOS40.

En el estreno de esta segunda edición pudimos ir conociendo poco a poco a los que serán los habitantes de la casa los próximos meses y si ellos fueron los auténticos protagonistas no podemos dejar pasar por alto lo que ocurrió con el hermano de uno de ellos.

Jonathan, todo un descubrimiento

Y no nos referimos a las mellizas que concursarán juntas en el programa. No, nos referimos al hermano de Cora. Jonathan grabó un vídeo hablando de su hermana, aunque como él mismo dijo: “Vosotros la vais a conocer natural, de manera orgánica sin que yo haya tenido que decir nada".

Ya de entrada llamó la atención su físico, con una cabeza totalmente llena de tatuajes. Su manera de hablar tampoco pasó desapercibida, muy apasionada y acelerada. Lo mejor fue cuando apareció en plató. Las caras de Mario Vaquerizo viendo cómo actuaba fueron de lo mejor de la noche.

Jonathan logró robarse el protagonismo y demostró que, como su hermana, es un gran amante del reguetón y no duda en demostrar, cada vez que tiene ocasión, en demostrar lo bien que se le da bailarlo perreando un poco.

Su hermana es una chica de barrio con infancia difícil tras morirse su padre cuando ella tenía dos años. Llegó al concurso con dos maletas llenas de ropa, sobre todo de fiesta, en las que el estampado de leopardo tiene protagonismo. Pero el programa le puso en la tesitura de quedarse con sus maletas o las de Elena, una concursante pija que vive en el extranjero rodeada de lujos y buena vida. Dos extremos que dejaron claro en cuál de los extremos hay más generosidad.

Elena no ofreció en ningún momento la posibilidad de que fueran sus maletas las que fueran destruidas por una apisonadora. Cora, sin embargo, ofreció las suyas desde el primer momento. Afortunadamente para ella, era solo una prueba y sus pertenencias siguen intactas.

Revolucionando las redes

Eso sí, tendrá que rivalizar con su hermano que se robó el protagonismo en el programa. En redes fueron constantes los comentarios a las sustancias que había consumido para mostrarse tan acelerado.

Tiene pinta de que la vida en plató va a estar muy animada con su presencia.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad