El día que Michael Jackson anunció lo que nunca llegó: “¡Esto es todo y os veo en Julio!”

El cantante estaba preparado para "conquistar de nuevo al mundo", pero el 25 de junio de 2009, tres semanas antes de volver a los escenarios, murió

El día que Michael Jackson anunció lo que nunca llegó: “¡Esto es todo y os veo en Julio!”

Michael Jackson el 5 de marzo de 2009 durante su intervención en el O2 Arena de Londres. / SOUZA/AFP via Getty Images

Poco más de tres minutos y medio duró la última aparición pública de Michael Jackson. Y apenas pudo pronunciar unas pocas frases, interrumpido por el griterío de sus entusiasmados seguidores. El 5 de marzo de 2009, el 'Rey del Pop' había convocado a los medios y a sus fans en el O2 Arena de Londres. Quería anunciar su regreso a los escenarios con una serie de conciertos en Londres, que serían los últimos. Se llamarían This is it: " 'Esto es todo' realmente significa que es la caída final del telón", anuncio. Antes de marcharse, pronunció las que se convertirían en sus últimas palabras ante el público: "Os quiero mucho, de verdad, desde lo más profundo de mi corazón. 'Esto es todo' y os veo en julio". Lamentablemente, tres semanas antes del primer concierto, el telón cayó definitivamente para Michael Jackson.

"¡Londres da la bienvenida al 'Rey del Pop'!"

Era el acontecimiento del año. Michael Jackson iba a hacer "un anuncio especial" y quería que tanto sus seguidores como los medios de comunicación, escucharan lo que tenía que decir. Aunque nadie sabía exactamente de qué se trataba, más de 2000 fans acudieron en masa al O2 Arena de Londres aquel 5 de marzo de 2009. Muchos llevaban pancartas y cámaras. La expectación era máxima.

Michael Jackson en Nueva York. / Kevin Mazur/WireImage

Apiñados, frente a un estrado con una gran cortina roja de fondo, esperaban con entusiasmo a su ídolo. No les importó que llegara 90 minutos tarde. Le presentó Dermot O'Leary: "¡Londres da la bienvenida al 'Rey del Pop': Mr. Michael Jackson!". La multitud enloqueció.

Cuando Michael Jackson abrió la cortina, los gritos fueron ensordecedores. Pelo largo, gafas de sol de aviador que ocultaban su cara, chaqueta negra con adornos plateados… Se le veía sonriente, lanzaba besos, saludaba. Subió al podio y apenas podia hablar. Tal era el delirio que su presencia provocaba.

"'Esto es todo' y os veo en Julio"

Poco más de tres minutos y medio permaneció Mr. Michael frente a su público. Y apenas pronunció un puñado de frases, interrumpido constantemente por el entusiasmo de los fans que abarrotaban el recinto londinense: “Os quiero mucho. Gracias a todos", empezó diciendo. La gente coreaba 'This is it, this is it'. Michael se unió a los coros: "¡This is it!" (Esto es todo)

"Solo quiero decir que estos serán mis últimos conciertos en Londres… y cuando digo 'esto es todo' realmente significa 'esto es todo', porque… interpretaré las canciones que mis fans quieren escuchar. 'Esto es todo' realmente significa que es la caída final del telón ¿Ok? Os veré en julio".

La multitud empezó entonces a cantar: "¡Te amamos Michael!". Y él respondió: "Os amo. Tenéis que saberlo. Os quiero mucho, de verdad, desde lo más profundo de mi corazón. 'Esto es todo' y os veo en julio". Fueron sus últimas palabras. Y fue también la última vez que Michael Jackson habló en público. El Rey del Pop se dio la vuelta y desapareció detrás de las cortinas rojas.

"Emocionado"

El "anuncio especial" que Michael Jackson hizo ese 5 de marzo, era su regreso a los escenarios después de 12 años con 10 conciertos en el O2 Arena de Londres. El nombre elegido para esos shows, This is it, respondía a lo que él mismo había corroborado públicamente: serían los últimos. La caída final del telón. Pero no fueron 10. Se añadieron 40 más para poder satisfacer la impresionante demanda de entradas de todos los países del mundo. La venta de localidades batió varios récords. Y la venta de los discos de Jackson se incrementó considerablemente.

Finalmente, This is it se prolongaría durante 50 noches, una por cada año de vida de Jackson: desde el 13 de julio de 2009 hasta el 6 de marzo de 2010. Michael dijo que se sentía "emocionado" por la respuesta. Y los promotores de los conciertos, AEG Live, mucho más: "No solo estos conciertos no tienen parangón. Se han batido récords nunca antes vistos. Es un fenómeno cultural". En cuatro horas se vendió la impresionante cifra de 750.000 tickets.

Los temores

Dado el rumoreado declive de la salud de Jackson, los corredores de apuestas británicos – que hacen apuestas de todo – pronosticaban que Jackson no actuaría, o al menos que no completaría los conciertos anunciados.

Cuando vio el calendario de conciertos, su maquilladora, Karen Faye, declaró: "No puede hacer esto". Era un temor compartido por el equipo cercano al músico. Pensaban que no tendría suficiente tiempo para recuperarse entre una una y otra actuación.

Preparado para "conquistar de nuevo al mundo"

Pero Jackson, profesional, estaba dispuesto a ofrecer "la mejor actuación sobre la tierra". Pronto empezaron los preparativos. Los ensayos, el diseño del vestuario (que llevaría 300.000 cristales de Swarovski incrustados) o la elección de los 11 bailarines (de los 700 que se presentaron a las audiciones) que acompañarían a Michael en las coreografías. Kenny Ortega, que supervisó el diseño y la dirección de los conciertos, manifestó que sería "una experiencia musical teatral". Incluirían entre 12 y 18 canciones en 22 sets diferentes.

Michael Jackson en 2002. / Jim Ruyman-Pool/Getty Images

20 días antes de su debut ante las 23.000 personas que abarrotarían el O2 Arena, Michael Jackson ejecutó su último ensayo. Fue el 23 de junio de 2009. Ese día, Jackson parecía un hombre diferente. Según Ortega: "Yo estaba encantado con su energía, con su entusiasmo, con su estado de ánimo". Dorian Holley, que había trabajado durante 22 años con Michael y era el director vocal de This is it, estaba sorprendido de su progreso vocal y físico. Y recuerda que había algo diferente en él mientras ensayaba esos días, que se le veía más contemplativo.

El Rey del Pop se había preparado para "conquistar de nuevo al mundo" y durante esa última noche, finalmente supo que estaba preparado. Cuando el ensayo terminó, la estrella cerró sus ojos, levantó su cara hacia arriba y sonrió dulcemente mientas las luces se desvanecían alrededor de él. Son las emocionantes últimas imágenes que se conocen de Michael Jackson.

48 horas después, el 25 de junio, la estrella falleció en su casa de Holmby Hills, en Los Ángeles. El mundo entero se quedó impactado cuando supo que el cantante, de 50 años, había fallecido de un paro cardiaco. Solo faltaban tres semanas para su vuelta a los escenarios. Por la mente de muchos, aun coleaban sus últimas palabras: "¡Esto es todo y os veo en Julio!".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad