El fin de The Beatles: Una ‘malinterpretación’ de la prensa que dejó a Paul McCartney “devastado”

El 10 de Abril de 1970, un gran titular en el Daily Mirror conmocionó a millones de fans: “Paul se marcha de The Beatles”. Era el final de la banda más grande del mundo

El fin de The Beatles: Una ‘malinterpretación’ de la prensa que dejó a Paul McCartney “devastado”

The Beatles, retratados a mediados de los 60. / GAB Archive/Redferns

Paul McCartney no quería romper a los Fab Four. Nunca fue su intención. Y se sintió "devastado" con la tormenta mundial que ocasionó su ‘autoentrevista promocional’. Un formulario ‘pregunta-respuesta’ en el que, además de hablar de su debut en solitario, afirmaba que no volvería a grabar con The Beatles o que nunca más compondría una canción con John Lennon. El 10 de Abril de 1970, un gran titular en el Daily Mirror conmocionó a millones de fans: “Paul se marcha de The Beatles”. Era el final de la banda más grande del mundo.

'Paul se marcha de The Beatles’

Paul McCartney ya tenía listo su debut en solitario. Un LP en vinilo con 7 canciones en la Cara A y 6 en la Cara B. Y el título. Se llamaría simplemente McCartney. También la fecha de lanzamiento: 17 de Abril de 1970. Y decidió que no concedería ninguna entrevista para promocionarlo. En lugar de eso, pidió a Peter Brown (miembro del equipo de ‘management’ de los Beatles y co-fundador de Apple) que escribiera una lista de preguntas y él proporcionaría las respuestas.

Las declaraciones de Paul en su autoentrevista pillaron desprevenidos a los demás. Lennon estaba furioso.

El cuestionario pactado llegó al Daily Mirror, y en su edición del 10 de Abril de 1970, el periodista Don Short reveló su contenido bajo un titular de enormes caracteres: ‘PAUL SE MARCHA DE THE BEATLES’. Y esta entradilla: “La impactante noticia podría significar el fin del grupo británico de pop más famoso, idolatrado por millones de personas en el mundo durante casi 10 años”. Realmente, en la autoentrevista, Paul no decía abiertamente que The Beatles se habían separado, pero sí confesaba, por ejemplo, que no tenía planes de grabar ningún nuevo álbum o single con el grupo.

“¿Temporal o permanente?. La verdad es que no lo sé”

¿Es tu ruptura con los Beatles temporal o permanente? ¿se debe a diferencias personales o musicales?. Era una de las preguntas del formulario con el que supuestamente McCartney pretendía promocionar su debut en solitario. Y esta fue su respuesta: “Diferencias personales, diferencias empresariales, diferencias musicales, pero por encima de todo, porque me lo paso mejor con mi familia. ¿Temporal o permanente?. La verdad es que no lo sé”

Hablaba abiertamente del desagrado que le producía Allen Klein, el manager que había sustituido a Brian Epstein tras su fallecimiento en 1967: "No tengo ninguna relación con él. No estoy en contacto con él y no me representa de ninguna manera". Y respondía con un escueto “No”, a la pregunta ‘¿Echarás de menos a los otros Beatles y a George Martin? ¿Habrá un momento en el que pienses ‘ojalá Ringo estuviera aquí’?.

Lo que cortó todos los lazos de forma tajante fue su rotundidad al negar que el tándem Lennon-McCartney volvería a estar activo en el futuro.

George, John, Paul y Ringo, en 1970, el último año que fueron The Beatles. / Hans J. Hoffmann/ullstein bild via Getty Images

“Fue la prensa la que lo malinterpretó”

La noticia originó una tremenda conmoción en todo el mundo, a pesar de que las especulaciones de la ruptura se habían disparado durante los meses anteriores. De hecho, las semillas de la escisión se habían sembrado en el momento en el que dejaron de hacer conciertos en Agosto de 1966. Y las luchas, celos y tensiones internas ya preconizaban desde tiempo atrás el principio del fin de la banda más famosa del mundo. Además, eran ‘vox pópuli’ las cada vez más frecuentes desavenencias entre Lennon y McCartney. Aun así, millones de fans conmocionados se presentaron en las oficinas centrales de Apple Records y en las estaciones de radio y televisión que habían difundido la historia desde Australia a Estados Unidos.

Paul McCartney rememoraba en ‘Antology’: “La reacción del mundo fue como ‘The Beatles se han disuelto – Es oficial’. Lo sabíamos desde hacía meses. Creo que fue la prensa la que lo malinterpretó. Mi disco salía con esta extraña explicación en un cuestionario sobre lo que estaba haciendo. En realidad, era mi única intención. Creo que algunas personas pensaron que era una jugada estratégica para darme publicidad, pero solo lo hice para evitar la promoción en prensa”.

“Paul no se ha marchado. Yo le he echado”

Las declaraciones de Paul en su autoentrevista pillaron desprevenidos a George Harrison (que rechazó hacer comentarios) y a Ringo Starr, quien tan solo dijo: “Todo esto es nuevo para mí”. Sin embargo, incendiaron a John Lennon. Estaba furioso. McCartney había herido su orgullo. Era como si le hubiera derribado de un puñetazo. “Yo empecé la banda, yo la disuelvo. Es tan simple como eso”, dijo. El autor de Imagine había dejado al grupo algunos meses atrás, pero le habían persuadido para que continuara hasta que no viera la luz el álbum final de The Beatles, Let it be, el 8 de Mayo de 1970.

Lennon, que había estado callado por el bien de los demás, no se lo perdonaba. Cuando un reportero le llamó para que comentara el abandono de Paul, sus palabras fueron: “Paul no se ha marchado. Yo le he echado”.

Lo cierto es que la banda estaba enfadada con éll porque, efectivamente, parecía como si hubiera utilizado la ruptura – que todo sabían en ese momento que era inevitable – como una manera de promocionar su nuevo álbum.

“La primavera ha llegado”

Lo más curioso fue el peculiar comunicado que difundió Apple como respuesta a Paul el mismo día de la publicación en el Daily Mirror: “La primavera ha llegado y el Leeds juega con el Chelsea mañana y Ringo y John y George y Paul están sanos y salvos y llenos de ilusión. El mundo sigue dando vueltas, como las damos nosotros y como las das tú. Cuando las vueltas se detengan, será el momento de preocuparse. No antes. Hasta entonces, The Beatles siguen vivos y están sanos y salvos y los Beat continúan, los Beat continúan”. La nota la escribió Derek Taylor (jefe de prensa de Apple), quien tiempo después confesó: “Realmente no decía nada… pero el mundo ya había reaccionado con auténtica consternación. Creía rotundamente, como millones de personas, que la amistad que tenían entre ellos sería una tabla de salvación… pero esperaba demasiado”.

“Todo lo que yo puedo decir es ‘no’”

Paul siempre ha insistido en que él no rompió a los Fab Four. Y en que él nunca tuvo la intención de que sus palabras en ese cuestionario implicaran que los Beatles habían terminado. Verdaderamente, se sintió “devastado” con todo lo que ocurrió después. En alguna ocasión ha afirmado que fue John Lennon el que ya había dividido a los cuatro amigos el día en que entró en la habitación y dijo “me voy de los Beatles”. En una entrevista a la BBC de Octubre de 2021 reconoció: "He tenido que vivir con eso porque eso fue lo que la gente vio. Todo lo que yo puedo decir es ‘no’”.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad