50 años de ‘Exile on Main Street’, el disco de los Rolling Stones que nació de un exilio lleno de excesos

La experiencia experimental más ecléctica de la banda se grabó en un lúgubre y húmedo sótano en una villa del sur de Francia

50 años de ‘Exile on Main Street’, el disco de los Rolling Stones que nació de un exilio lleno de excesos

Mick Jagger y Keith Richards, miembros de los Rolling Stones, en un concierto en Bristol en 1971. / David Redfern/Redferns

En el momento de su lanzamiento, Exile on Main Street desconcertó a los Rolling Stones. El álbum doble que vio la luz en 1972 era una sucesión de canciones que respondían al rock más puro y crudo, sin una estructura concreta, lo cual podía desconcertar a los fans. Sin embargo, aún hay un enorme grupo de seguidores que lo recuerda como uno de los discos más importantes de la banda 50 años después.

Posiblemente fue Mick Jagger el que más se acercó a la definición de este álbum. "Exile on Main Street no es uno de mis álbumes favoritos, aunque creo que el disco tiene un sentimiento particular", dijo Jagger en una entrevista. "No estoy muy seguro de cuán grandiosas son las canciones, pero juntas es una buena pieza".

Jagger va al grano más adelante en la entrevista y admite que en general no le gusta Exile porque "no hay éxitos reales, aparte de Tumbling Dice". Jagger reconoce que lo encuentra interesante y entretenido, pero que cuando lo analiza canción por canción, encuentra que es deficiente en comparación con algunos de los otros álbumes del catálogo de los Rolling Stones.

Si analizamos las opiniones de los miembros de la banda y las comparamos con crítica y público, han sido terriblemente dispares a lo largo de las últimas cinco décadas. Exile es un álbum que se percibe desde el principio como atemporal: las melodías y los riffs suenan tan frescos hoy como lo eran en los 70.

The Rolling Stones - Tumbling Dice (Live) - OFFICIAL

"No empezamos con la intención de hacer un disco doble; simplemente fuimos al sur de Francia para hacer un álbum y cuando terminamos dijimos: 'Queremos sacarlo todo", confiesa Keith Richards en el According to the Rolling Stones. "Los Stones habían llegado a un punto en el que ya no teníamos que hacer lo que nos decían que hiciéramos", continúa.

Aunque los críticos no estaban entusiasmados con el nuevo disco de los Stones, Exile fue un gran éxito inmediato entre el público, alcanzando el número uno en las listas de álbumes del Reino Unido y Estados Unidos. Los Stones lo celebraron embarcándose en su primera gira estadounidense en más de tres años, desplegando todo su rock and roll y consolidando su lugar como la banda de rock más grande del mundo.

Una grabación accidentada

Toda la banda se encontraba en el sur de Francia como exiliados fiscales, lo que influyó tanto en el título del álbum como en el ambiente general. Las sesiones se llevaron a cabo en el sótano de la villa alquilada por Richards, pero hubo momentos en que este estaba tan drogado que ni siquiera podía bajar un tramo de escaleras hasta donde se llevaban a cabo las sesiones de grabación.

Con una política de puertas abiertas, varias celebridades, fans, lugareños, traficantes de drogas, policías e incluso extraños entraban y salían de esa villa. "Hubo mucha gente que vino a visitarme que no recuerdo, por la razón que sea", recordaba Mick Taylor. "No recuerdo que vinieran John Lennon y Yoko, pero aparentemente lo hicieron. Sin embargo, sí recuerdo a Gram Parsons. Él y Keith se llevaban muy bien".

"Grabamos al menos treinta pistas en Francia", recordaba el productor Jimmy Miller. "Mick estaba cerca de convertirse en padre y seguía escabulléndose a París para ver a Bianca, lo que dejó a Keith a cargo de los riffs rítmicos. En muchas de las pistas, Mick llegó más tarde. Era pleno verano cuando grabamos la mayor parte del álbum y trabajábamos en el sótano con mucho calor y mucha humedad. Las guitarras no se mantenían afinadas y, a menudo, era difícil conseguir un buen sonido de batería".

Keith Richards y Anita Pallenberg, en la villa Nellcote con su hijo Marlon, en mayo de 1971. / Kent Gavin/Mirrorpix/Getty Images

Exile fue un álbum que mostró libremente sus orígenes crudos, y terminó siendo la experiencia experimental más ecléctica y exitosa de los Stones, al mismo tiempo que conservaba su golpe de rock característico. Con el tiempo, casi todos los involucrados en la creación de Exile lo vieron como uno de los picos más altos de la discografía de la banda.

"Este nuevo álbum es una locura. Hay tantas pistas diferentes", observó Jagger en ese momento. "Es muy rock & roll, ya sabes. No quería que fuera así. Soy la persona más experimental del grupo, me gusta experimentar, no repasar lo mismo una y otra vez. Desde que me fui de Inglaterra, he tenido esto que quería hacer. Estoy muy aburrido con el rock & roll", consideraba.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad