U2: Bono cantó 'Dancing Queen' con ABBA y fue "la noche más surrealista de mi vida"

Un momento que ni ellos ni el público olvidarán nunca

U2: Bono cantó 'Dancing Queen' con ABBA y fue

El grupo U2 / Aaron Rapoport/CORBIS OUTLINE/Corbis via Getty Images

"Supuse que se estaban burlando de nosotros", confesó años después Björn Ulvaeus. Pero nada más lejos de la realidad. Para U2 fue un gran honor que los dos componentes masculinos de ABBA aceptaran su invitación. El 11 de Junio de 1992, el cuarteto irlandés tocó en Estocolmo. Era uno de los conciertos de su Zoo TV Tour y se convirtió también en uno de los más memorables. Si el público que llenaba el Globen Arena se emocionó cuando Bono empezó a cantar Dancing Queen, enloqueció – literalmente - cuando descubrió a Björn y a Benny sobre el escenario. Lo que para Paul David Hewson fue "la noche más surrealista de mi vida", es también un momento excepcional en la historia del pop.

Gira U2 y situación de ABBA

A finales de Febrero de 1992, U2 arrancó una gira mundial, llamada Zoo TV Tour, para respaldar su séptimo álbum de estudio, Atchung Baby (1991). Era un cambio de dirección musical que la banda irlandesa replicó en recintos de gran aforo y con gran despliegue de medios. La gira conceptual, de 157 shows, se inspiró en la disparidad de la programación televisiva. El grupo pretendía mostrar a sus fans una nueva imagen de sí mismos, mas desenfada y autocrítica. Después de recorrer Estados Unidos y Canadá, llegó la etapa europea. Y tras Francia, España, Italia, Alemania o Suiza... U2 aterrizó en Suecia en el mes de Junio.

Necesitamos música pop. Es algo grande en el mundo".

Cuando el cuarteto irlandés llegó a Estocolmo, se había cumplido una década de la ruptura del cuarteto sueco más importante del pop. ABBA siempre había descartado con rotundidad su regreso a los escenarios, a pesar de las descomunales cifras que les ofrecían: "Nunca hemos contemplado siguiera negociar, porque no queremos hacerlo". Pero un día, Björn Ulvaeus y Benny Andersson hicieron una inusual e improvisada excepción.

"¡No nos lo merecemos!"

Fue el 11 de Junio de 1992. Esa noche, U2 actuaba en el Globen Arena de Estocolmo, con capacidad para 16.000 personas. Y estaba lleno a reventar. En un momento del concierto, con el escenario a oscuras, Bono empezó a cantar: "You can dance/ You can jive/ Having the time of your life/ See that girl/ Watch that scene/ Digging the Dancing Queen", invitando al público a que se uniera a él. La multitud de seguidores, emocionada, acompañó al cantante coreando la archiconocida melodía de sus paisanos. Justo, tras esa primera estrofa de Dancing Queen, Bono anunció "¡Bjorn, Benny!". Las luces se encendieron e iluminaron a los dos ABBA's, uno tocando el teclado y el otro la guitarra. Nadie se lo esperaba.

View this post on Instagram

A post shared by U2 (@u2)

El público, literalmente, enloqueció. Mientras Björn Ulvaeus y Benny Andersson saludaban sonrientes, el recinto era un clamor. La actuación siguió, ya con el supergrupo al completo visible sobre la tarima. Junto a Bono, the Edge, Adam Clayton y Larry Muller Jr., estaban los dos componentes masculinos de ABBA, los creadores del hit de 1976 que U2 había elegido para esa noche tan especial.

Cuando la canción terminó, Bono se giró hacia ambos y se inclinó, haciendo una reverencia con ambos brazos levantados. "¡No nos lo meremos!", dijo, antes de fundirse en un abrazo.

"¡La noche más surrealista de mi vida!"

Una vez que los dos invitados se marcharon, el entusiasmo del sorprendido público no amainó. Todo lo contrario. Se produjo entonces un momento increíble. El Globen Arena en pleno siguió coreando Dancing Queen, dando palmas con los brazos en alto. "¡Esta es, definitivamente, la noche más surrealista de mi vida!", exclamó Bono.

Sin duda, hubiera sido una noche mucho más memorable si Agnetha y Anni-Frid también hubieran participado, pero ambas mantenían un perfil muy bajo y no estaban interesadas en revivir sus viejas glorias. Aun así, fue un acontecimiento extraordinario.

U2, 2019 / Prodip Guha/Getty images

"Supuse que se estaban burlando de nosotros"

No obstante, en ese momento Björn Ulvaeus no estaba seguro de las intenciones de Bono. Y así lo confesó en Time Out siete años después: “Cuando ABBA se disolvió, di por sentado que nuestra música caería en el olvido. Así que a principios de los 90… cuando U2 nos invitó a Benny y a mi a salir al escenario para cantar Dancing Queen, simplemente supuse que se estaban burlando de nosotros. Pero ahora veo que nos estaban rindiendo homenaje".

"Adoro a ABBA"

Que esa noche U2 rindió tributo a ABBA ha quedado demostrado a través de las palabras del propio Bono, que nunca ha ocultado su pasión por el grupo sueco y por la música pop. Incluso ha llegado a decir: "Es uno de los mejores grupos pop que han existido jamás".

"El tipo de música que pensamos que podría ser superficial y poco interesante y un poco blando, resulta que es increíble", declaró en The Mirror en 2012. "Mira a ABBA. Ahora parecen música folk. Adoro a ABBA. Y me gusta la música disco. Me gustan todas esas cosas. Algunos de mis amigos me miran como si fuera un extraterrestre cuando intento explicarles lo geniales que son los Bee Gees. Creo que el mundo necesita todo tipo de música, y si escuchas una magnífica canción en la radio, tu día es mejor solo por eso. Necesitamos música pop. Es algo grande en el mundo".

MÁS SOBRE:
imagen_icono_desplegar imagen_icono_desplegar

icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad