Paul McCartney cumple 80 años revalidando su título de estrella de la música

El exbeatle encabeza el Festival de Glastonbury y sigue buscando ser el mayor compositor de canciones del siglo XX

Paul McCartney cumple 80 años revalidando su título de estrella de la música

Paul McCartney, actuando en su Liverpool natal en 2008. / MJ Kim/MPL Communications Ltd via Getty Images

Debía de haberlo hecho en 2020, pero los retrasos en la planificación de espectáculos culturales han hecho que el récord se cumpla ahora. Paul McCartney será el artista de más edad en ser cabeza de cartel de un festival tan importante como el de Glastonbury. El exbeatle llega a los 80 años con una salud física y musical envidiables, completamente en activo, y lo celebra como él sabe, encima de los escenarios.

Paul McCartney ha disfrutado de un inmenso nivel de fama durante 60 años. Hay que reconocer que sigue siendo relativamente humilde, sensato y creativo. Puede que sea el mayor compositor de canciones populares del siglo XX. Sus dotes melódicas y armónicas, demostradas durante décadas, parecen no tener comparación con sus competidores y todavía escribe canciones que invitan a la gente a cantar. De hecho, este año se cumplen dos décadas de su primer éxito en las listas, cuando solo tenía 20 años.

La continua productividad de McCartney tiene una base sólida en la continua celebración de las personas, de la cercanía, del amor, del optimismo y de hacer de este un mundo mejor. El británico siempre ha defendido su perspectiva de escritura, considerando que las canciones de amor son eternas porque la gente siempre se está enamorando o desenamorando. Es imposible imaginar un mundo sin amor.

De la misma manera que el músico no se avergüenza de mostrar su amor por los demás, tampoco lo hace al hablar de los lugares por los que transita y que están en su corazón. Los sólidos antecedentes familiares de McCartney y la humilde cotidianeidad del Liverpool de la posguerra se combinaron para fomentar una actitud de simpatía por los demás. Los amigos, la familia y las personas son mucho más importantes para él que las ideologías o la política. Su primer álbum posterior a los Beatles, McCartney (1970), trataba sobre la familia, el hogar y el amor. Él y su esposa Linda decidieron mantener su matrimonio y la cuidadosa crianza de sus cuatro hijos.

Esto no significa que McCartney no afronte los temas preocupantes. Ha escrito conmovedoras canciones de dolor: para su madre y su padre, para su esposa Linda, para John Lennon. Ha escrito muchas canciones sobre la soledad y el encierro, especialmente como lo experimentan aquellos cuyos problemas nunca aparecerán en los medios de comunicación.

Es importante recordar que la infancia de McCartney fue anterior al rock 'n' roll. Creció escuchando canciones de Hollywood y musicales británicos, cantantes de los años cincuenta como Nat King Cole y grupos vocales como los Mills Brothers. El ejemplo de esos artistas, inspirados en las clases bajas de Gran Bretaña, fue importante para los Beatles.

Paul McCartney, en un retrato en Londres aldededor de 1970. / Michael Putland/Getty Images

Todo ello se quedó con McCartney mientras se describe a sí mismo como un músico primitivo: no tuvo una formación formal y es autodidacta hasta el final. 65 años haciendo música día tras día han agudizado y entrenado sus instintos, aunque no todas las piezas que ha escrito son impecables. Admite que escribir canciones es un misterio fascinante: nunca sabe si podrá volver a hacerlo. Hasta ahora, sus dones se han quedado con él, y es posible que en las próximas décadas y siglos sea visto como uno de los grandes artistas de su tiempo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad