Elvis Presley: Historia del camionero de 18 años que quiso regalar a su madre su primera grabación

4 dólares le costó su primera maqueta. Casi 6 décadas después, esa pieza única alcanzó en el mercado los 300.000

Elvis Presley: Historia del camionero de 18 años que quiso regalar a su madre su primera grabación

Un joven Elvis Presley, retratado en los primeros años de su carrera. / GAB Archive/Redferns

El 18 de Julio de 1953, Elvis Presley grabó su primer acetato. Trabajaba entonces como camionero y ese disco iba a ser un regalo de cumpleaños para su madre. Su debut en un estudio de grabación le costó al futuro 'rey del rock' casi 4 dólares. Sin duda, fue el dinero mejor empleado de su vida. Cantó My happiness y That's when your heartaches begin. Casi seis décadas después, esa pieza única en la que ya se vislumbraba un impresionante talento, alcanzó los 300.000 dólares.

Elvis, el camionero a quien le gustaba cantar

A sus 18 años, Elvis Aaron Presley era un joven tímido. Hijo único (su hermano gemelo falleció en el parto) de una familia muy humilde, había nacido en Tupelo (Misisipi) y desde los 13 años vivía en Memphis (Tennessee). Justo el mismo año de su graduación, en 1953, empezó a trabajar como conductor de camiones en Crown Electric. A Elvis le gustaba cantar y durante el tiempo que pasaba en la carretera componía letras de canciones y poemas. Si bien aceptaba de buen grado su trabajo como camionero, siempre supo que la música era el camino que quería seguir.

El 18 de Julio de 1953, se armó de valor y, aprovechando la hora de la comida, se dirigió a la Avenida Union, en el centro de Memphis, y entró en los estudios Sun Records. Su propietario, Sam Phillips, no estaba ese día, así que fue su asistenta Marion Keisker, quien le atendió.

Foto de la portada de su primer single, That's All Right, lanzado bajo el sello Sun Records. / GAB Archive/Redferns

"No me parezco a nadie"

Marion estaba sola ese día en las oficinas de Sun Records - que también eran las oficinas de los Memphis Recording Services (Servicios de Grabación de Memphis). Elvis expresó su interés en grabar un disco para dárselo a su madre como regalo de cumpleaños. La conversación de la asistenta de Phillips con Presley forma parte de la leyenda: "Le dije '¿qué tipo de cantante eres?'. Y contestó 'Canto todo tipo de música'. '¿A quién te pareces?' le preguntó ella. Y él dijo 'No me parezco a nadie'".

Aquella primera maqueta acabó en manos del músico de rock Jack White, después de desembolsar 300.000 dólares

Presley grabó en una sola toma, acompañado de su guitarra acústica, las baladas My happiness (para la cara A) y That's when your heartaches begin (para la cara B). Después de pagar 3'98 dólares, salió de las instalaciones con su disco de acetato (de 78 r.p.m.) bajo el brazo. Previamente, Keisker escribió una nota en la que, además de su nombre y su teléfono, señalaba que era un buen cantante de baladas.

¿Un regalo de cumpleaños?

Aunque iba a ser un regalo de cumpleaños para su madre Gladys (con tres meses de retraso) lo cierto es que la familia Presley ni siquiera tenía tocadiscos en esa época. Con toda probabilidad, el joven Elvis estaba más interesado en captar la atención de Phillips o simplemente en tener una demo que pudiera enseñar a un potencial manager. El caso es que el futuro 'rey del rock' llevó el acetato a la casa de un amigo de clase llamado Ed Leek – quien supuestamente le había prestado el dinero para la grabación – para escucharlo y lo dejó allí, según afirma Elvis Presley Enterprises.

Foto de familia de Elvis Presley con sus padres Gladys y Vernon en una fecha indeterminada. / RB/Redferns

Se desconoce si esa primera grabación de Elvis Presley llegó alguna vez a oídos de su principal destinataria. Lo que sí es seguro es que tuvo un papel primordial en la carrera del genio. En 1954, casi un año después, Sam Phillips necesitaba un cantante y su asistenta Marion Keisker le sugirió al joven que había ido a grabar un disco para su madre. Ese año, el artista publicó That's all right para Sun Records. Fue su primer hit. El resto es historia.

Un documento histórico de 300.000 dólares

Durante décadas, aquella grabación de Presley permaneció a salvo, siempre bajo la custodia del fiel amigo. En 1989, Leek llegó a un acuerdo para que se transfiriera el contenido a una cinta analógica y vio la luz por primera vez en el recopilatorio Elvis – The great performances (1990).

Elvis Presley, ataviado con un sombrero, pero sin camiseta, sostiene algunos discos de "That's All Right", su primera grabación de éxito. / Getty Images

El 8 de Enero de 2015, el día en el que Elvis Presley hubiera cumplido 80 años, el single original se subastó en Graceland. La heredera era Lorisa Hilburn, sobrina de Ed Leek (ya fallecido) quien comentó: "No sabíamos que todavía lo tenía. Nadie de la familia lo había visto jamás".

Acabó en manos del músico de rock Jack White, después de desembolsar 300.000 dólares (unos 295.000 €). Tras la compra, y por primera vez, los temas fueron digitalizados por Alan Stoker: "Soy consciente de lo importante que es", comentó en Rolling Stone. "Es como la 'Bing Bang del rock & roll'. No este disco necesariamente, sino esa interpretación, porque es ahí donde se le escuchó por primera vez. Esa interpretación es un documento histórico".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad