¿Por qué Robert Zimmerman se convirtió en Bob Dylan?: "Ese nombre me cambió… es lo que sentía que era"

Después de muchos pseudónimos consiguió encontrar su esencia

¿Por qué Robert Zimmerman se convirtió en Bob Dylan?:

¿Por qué Robert Zimmerman se convirtió en Bob Dylan? / Getty Images

El 24 de Mayo de 1941 vino al mundo Robert Allen Zimmerman. En Duluth, una ciudad portuaria del estado de Minnesota. Veintiún años después, el 2 Agosto 1962, el joven Robert se despidió oficialmente de su nombre de pila y lo cambió por el de Bob Dylan. "Ese nombre me cambió… eso es lo que sentía que era", diría el Premio Nobel tiempo después. Pero ¿Por qué lo hizo? ¿Se inspiró en el poeta galés Dylan Thomas como se dijo?. El propio Bob Dylan ha respondido a esas preguntas a lo largo del tiempo.

Shabtai Zisel ben Avraham

Dylan tiene también un nombre hebreo: Shabtai Zisel ben Avraham. Sus abuelos paternos procedían de Odessa (en Ucrania) y emigraron a Estados Unidos huyendo de los progromos contra la población judía de 1905. Por parte materna, sus ancestros eran judío-lituanos y llegaron a América en 1902. En USA su familia siguió manteniendo lazos con la comunidad judía. De hecho, a los 13 años, el hijo de Abraham Zimmerman, vendedor de electrodomésticos, celebró su bar mitzvah en una pequeña sinagoga.

Pero en un punto determinado de su vida, decidió romper vínculos. Con su religión (en los 70s se convirtió al cristianismo), con su ciudad, con su familia… y con su nombre.

"Había una pequeña parte de mi identidad que no estaba ahí"

En Enero de 1961, el músico puso mucha tierra de por medio, en torno a 2.000 km, y se marchó a Nueva York. Cuando tocaba en los locales de Greenwich Village, utilizaba diferentes pseudónimos. No era la primera vez que lo hacía. Ya antes, a los 18 años, había usado el de Bob Dillon. Era una manera de 'esconderse' bajo la máscara del anonimato. Así, mientras estaba sobre un escenario, podía transformarse en el nuevo personaje que creaba.

Bob Dylan decidió buscarse un nuevo nombre / H. Thompson/Evening Standard/Hulton Archive/Getty Images

Llegó a tener cierta reputación cuando cantaba con el nombre de Elston Gunn. “El nombre de Elston Gunn fue solo temporal", escribió Dylan en Chronicles (su autobiografía). "Lo que hice tan pronto como me marché de casa fue llamarme Robert Allen. Porque ese era yo realmente, así es como mis padres me pusieron. Sonaba como a rey escocés y me gustaba. Pero había una pequeña parte de mi identidad que no estaba ahí".

"No podía decidirme"

Y buscó y buscó. Y hasta dar con la fórmula perfecta, utilizó variaciones de su nombre de pila. Le gustaba llamarse Robert Allyn: "Parecía más exótico, más inescrutable. Así que en lugar de Robert Allen, fui Robert Allyn". Pero no quedó ahí la cosa. Todavía le siguió dando vueltas: "Dylan y Allyn sonaban parecido. No podía decidirme – la letra D era más sólida. Pero Robert Dylan no sonaba tan bien como Robert Allyn. La gente siempre me ha llamado o Robert o Bobby, pero Bobby Dylan me sonaba frívolo. Además, ahí estaban Bobby Darin, Bobby Vee… y un montón de Bobbys", continuaba explicando Dylan en su biografía.

La fórmula perfecta

El 2 de Agosto de 1962, el joven de 21 años recién llegado a la ciudad de los rascacielos, tomó una decisión audaz. Por fin había encontrado lo que estaba buscando: su identidad ("eso es lo que sentía que era"). Ese día, Robert Allen Zimmerman ya era pasado. Había nacido BOB DYLAN.

View this post on Instagram

A post shared by Bob Dylan (@bobdylan)

¿Por qué ese nombre?. Es algo que ha desconcertado siempre a sus biógrafos que han barajado unas cuantas teorías al respecto. La más extendida, la que se dio por buena de forma generalizada, vinculaba la decisión del músico con el poeta Dylan Thomas. Supuestamente, era un homenaje al escritor galés por la gran influencia que había ejercido en el de Minnesota. Aunque el propio Dylan había sido un tanto ambiguo y enigmático al respecto, en alguna entrevista posterior lo desmintió rotundamente. .

"Yo he hecho más por Dylan Thomas de lo que él ha hecho jamás por mí"

No. La elección de 'Bob Dylan' no es un tributo al poeta. De hecho, el artista llegó a afirmar que apenas valoraba su obra (una revelación de la que posteriormente se retractó): "El poeta Dylan Thomas es para gente que no está satisfecha en la cama, para gente que excava en el romance masculino", dijo Bob en The New York Times. "Yo no cambié mi nombre en honor de Dylan Thomas, eso es solo una leyenda". Y añadió: "Yo he hecho más por Dylan Thomas de lo que él ha hecho jamás por mí".

Yo no cambié mi nombre en honor de Dylan Thomas, eso es solo una leyenda

A finales de los 70s, en la revista Playboy, le preguntaban: "Cuando llegaste a Nueva York, cambiaste tu nombre de Robert Zimmerman a Bob Dylan. Fue por Dylan Thomas?". La respuesta no dejaba lugar a ninguna duda: "No. No había leído tanto a Dylan Thomas… no fue en él en quien me inspiré leyendo algunas de sus poesías y diciendo '¡Aha!' y cambiando mi nombre a Dylan. Si hubiera creído que era así de magnífico, hubiera cantado sus poemas y fácilmente habría cambiado mi nombre a Thomas".

"Sin pensarlo"

Según Dylan, el nombre surgió del subconsciente. “La primera vez que me preguntaron el nombre fue en Nueva York" escribió en Chronicles. "Instintiva y automáticamente, sin pensarlo, dije simplemente: Bob Dylan. Y tuve que acostumbrarle a que la gente me llamara Bob".

Para el artista: "Lo de cambiar tu nombre es algo común. No es tan increíble. Mucha gente lo hace. La gente cambia de ciudad, cambia de país. Algunas veces, te sientes constreñido por tu propio nombre y obtienes ventajas por cambiarlo. Los nombres son marcas que utilizamos para referirnos unos a otros. Pero en lo mas profundo de nosotros, no tenemos un nombre. Yo solo elegí ese nombre y cuajó".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad