Lluvia de estrellas

La lluvia de estrellas de agosto, uno de los momentos mágicos del verano. / Getty Images

Mirar al cielo, esperar a ver una estrella fugaz, pedir un deseo. Es una de esas actividades típicas del verano. Y más concretamente, de las Perseidas, la lluvia de estrellas (en realidad, de meteoros) que, como todos los años, se puede ver estos días en toda España, donde también se conocen como Lágrimas de San Lorenzo.

Aunque las Perseidas se pueden durante varios días, el punto álgido de la lluvia de estrellas tendrá lugar la noche del viernes 12 al sábado 13 de agosto. Un plan perfecto para arrancar el fin de semana de la mejor manera posible.

El punto álgido tendrá lugar la noche del viernes al sábado

En el lado opuesto de la balanza, un hecho que conviene tener en cuenta: este año, la lluvia de estrellas más famosa del verano coincidirá con la última superluna del año, conocida como la Luna de Esturión. Una circunstancia que hará que ver el haz de las estrellas fugaces sea un poco más difícil que en años anteriores. Habrá que estar más atentos.

Pequeñas pero veloces

Pero, ¿qué son exactamente las Perseidas? Se trata de fragmentos de polvo procedentes del cometa 109/Swift-Tuttle, que cada año pasa cerca del sol. Una proximidad que provoca que miles de pequeños meteoros, cuyo tamaño no supera al de un grano de arena, colapsen con nuestra atmósfera a una velocidad de vértigo: unos 210.000 kilómetros por hora, lo que se traduce en el hermoso haz de luz que llamamos estrellas fugaces.

Para disfrutar de este espectáculo natural, visible en todo el hemisferio norte, no hace falta nada más que una esterilla para tumbarse mirando al cielo, buena compañía y paciencia. Eso sí: es muy recomendable desplazarse a un lugar con poca contaminación lumínica, lejos de la ciudad. Cuanto más oscuro sea, mejor.

Aunque las Perseidas son las más conocidas, lo cierto es que a lo largo del año hay muchas otras lluvias de estrellas. En los primeros días de enero se pueden observar las Cuadrántidas. En abril, las Líridas. En mayo, las Acuáridas. En octubre, las Dracónidas. En noviembre, las Leónidas. Y en diciembre, las Gemínidas. Son las más importantes, pero hay más, muchos de cuyos nombres coinciden con los signos del zodiaco: Virgínidas, Capricórnicas, Píscidas, Táuridas… El motivo de esta denominación es que las lluvias de meotoros reciben el nombre de la constelación o estrella brillante más cercana.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad