¿Cargar tu móvil con la energía que produce tu sudor? Sí, es posible

Investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst han inventado un dispositivo que podría cambiar nuestra manera de vivir… y de afrontar el calor.

Biofilm

Este parche podría revolucionar la electrónica. / UMass Amherst

Son días tórridos en prácticamente toda la península ibérica. Los termómetros alcanzan con frecuencia los 40 grados y, como es lógico, el sudor no tarda en caer por nuestra frente a goterones. Pero, ¿y si le pudiéramos sacar provecho a ese inevitable líquido y producir electricidad con él? Suena a ciencia-ficción, incluso a disparate, pero podría ser el futuro.

Así lo asegura un equipo de investigadores de la Universidad de Massachusetts Amherst, que ha diseñado un pequeño parche que se adhiere a la piel, denominado biofilm, y que recoge la energía de la evaporación, concretamente de sudor, para convertirla en electricidad.

El descubrimiento, que ha sido anunciado en Nature Communication, pretende revolucionar completamente el mundo de la electrónica portátil gracias a su potencial de cargarlo todo, desde dispositivos electrónicos hasta sensores médicos personales.

Un descubrimiento “emocionante”

“Es energía verde real y, a diferencia de otras fuentes llamadas de 'energía verde', su producción es totalmente verde”, ha declarado Xiaomeng Liu, estudiante graduado en ingeniería eléctrica e informática en la Facultad de Ingeniería de UMass Amherst y autor principal del estudio. “Sin duda es una tecnología emocionante”.

Aunque entender el proceso bioquímico que hace posible este fenómeno es complejo, los responsables del hallazgo lo han explicado en un comunicado. El biofilm incorpora una versión modificada de la bacteria Geobacter sulfurreducens, capaz de producir electricidad, y que a diferencia de versiones anteriores no necesita ser alimentada, dado que esta muerta. Una circunstancia que no le impide seguir generando energía.

Sí, resulta difícil de entender, pero Derek Lovley, Profesor de Microbiología en UMass Amherst y uno de los autores del artículo en el que se avanza el descubrimiento, lo ve sencillo. "Hemos simplificado el proceso de generación de electricidad al reducir radicalmente la cantidad de procesamiento necesario. Cultivamos de manera sostenible las células en una biopelícula y luego usamos esa aglomeración de células. Esto reduce las entradas de energía, simplifica todo y amplía las aplicaciones potenciales”, explica.

“Esta es una enorme fuente de energía sin explotar", añade Jun Yao, profesor de ingeniería eléctrica e informática en UMass, y el otro autor principal del artículo.” Dado que la superficie de nuestra piel está constantemente humedecida con sudor, la biopelícula puede "enchufarse" y convertir la energía atrapada en la evaporación en energía suficiente para alimentar pequeños dispositivos”.

Y es que, tal y como recuerda Yao, “el factor limitante de la electrónica portátil siempre ha sido la fuente de alimentación: las baterías se agotan y deben cambiarse o cargarse. También son voluminosos, pesados e incómodos". Pero un biofilm transparente, pequeño, delgado y flexible que produce un suministro continuo y constante de electricidad y que se puede usar, como una tirita, como un parche aplicado directamente sobre la piel, resuelve todos estos problemas”.

¿Llevaremos todos parches de este tipo en un futuro no muy lejano?

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad