‘Swept away’, el estrepitoso fracaso de Madonna cuando era Mrs. Ritchie

Tan estrepitoso fue el fracaso de Swept away en las taquillas americanas, que ni siquiera se estrenó en Reino Unido

‘Swept away’, el estrepitoso fracaso de Madonna cuando era Mrs. Ritchie

El beso de Guy Ritchie y Madonna en 2012 / Getty Images/LUCY NICHOLSON

Madonna y Guy Ritchie se casaron en Escocia, en una ceremonia privada, poco después de que naciera su hijo Rocco. Convertidos ya en Mrs & Mr Ritchie, estuvieron de acuerdo en hacer su primera película juntos. Ilusionados, coincidieron en la elección: un remake de la italiana Swept Away de 1974. Fue un desastre, un fracaso absoluto. La crítica la despedazó y se considera uno de los peores filmes que se han hecho jamás. Años después, el director inglés calificaba la experiencia de "bastante dolorosa".

Mrs & Mr Ritchie

En 2001, cuando apenas llevaban unos meses casados (habían contraído matrimonio en Diciembre de 2000), Madonna y Guy Ritchie decidieron hacer su primera película juntos. Ella, a quien entonces le gustaba que le llamaran Mrs Ritchie - lo encontraba más entrañable - ya era una veterana actriz. A sus 43 años, había protagonizado más de una docena de películas, e incluso había ganado un Globo de Oro como Mejor Actriz por su papel en Evita. Él, Mr. Ritchie, se había puesto tras las cámaras en dos ocasiones. A sus 33 años, ya había alcanzado un gran éxito de taquilla, siendo aclamado internacionalmente por la crítica con 'Lock, stock and two smoking barrels' de 1998 y con 'Snatch' de 2000 (que casi cuadruplicó lo recaudado con la anterior). Dos películas del mismo género: comedia criminal.

"Realmente, lo propusimos los dos"

Ambos estuvieron de acuerdo en la elección de su primer proyecto conjunto para la gran pantalla. Harían un remake de Swept Away, una película italiana de 1974 dirigida por la ya fallecida Lina Wertmüller. Madonna conocía el largometraje de la cineasta romana: “recuerdo que la había visto hacía muchos años, y siempre me encantó. Guy no ha había visto y sintió curiosidad".En una entrevista promocional que la pareja concedió a The Guardian, Guy le reconocía a su mujer: "Trajiste el filme, yo lo vi contigo y entonces dije, 'Alguien debería hacer un remake de esta película". Madonna replicaba: "Bueno, realmente lo propusimos los dos".

Madonna y Guy Ritchie en la premiere de 'The Next Best Thing' / Getty Images/Ron Galella

Además, el director inglés pensaba que necesitaba salir de su 'zona de confort': "Sentía que corría un peligro terrible de que me encasillaran en un género particular como director, así que tuve la valentía de salir de un territorio familiar". Swept away era la solución. A su vez, la cantante le contaba a Larry King: "Guy tiende a hacer filmes muy masculinos, machistas. Así que siempre pensé que yo podría ser un personaje peculiar".

¡Acción!

Wertmüller concedió los derechos de la película, según The Washington Post, a cambio de conservar los derechos de la recaudación de taquilla en Italia. A finales de 2001 empezó el rodaje en Cerdeña y en Malta. Madonna justo acababa de finalizar su quinta gira, Drowned World Tour, el 15 de Septiembre. Hacía de Amber, una rica y arrogante americana que naufraga en una isla desierta del Mediterráneo con un resentido marinero italiano (Adriano Giannini). Empiezan odiándose y terminan enamorados y rodando por la arena. Inicialmente se iba a titular 'Love, sex, drugs and money', pero al final se mantuvo el título de la comedia romántica original.

"¿Sabes qué?. Soy una profesional"

Un año después, cuando la película estuvo terminada, el matrimonio emprendió una intensa campaña promocional. Juntos, o por separado, recorrieron platós de televisión, estudios de radio, ofrecieron ruedas de prensa y mantuvieron charlas con periodistas de prensa y revistas. Por ejemplo, en Hello!, Ritchie bromeaba sobre los momentos en los que rodaba las escenas de románticas "a un metro de distancia, con un palo muy afilado". Y Madonna aseguraba que todo había transcurrido sin problemas. "Era extraño, porque, después de todo, él es mi marido y es la única persona con la que hago el amor. Pero ¿sabes qué?. Soy una profesional".

Uno de los peores filmes que se han hecho jamás

Y llegó el día de la 'premiere'. El 07 de octubre de 2002, en el Vista Theater de Los Ángeles, Madonna asistió al evento, acompañada de su marido, además de amigos, familia… y medios de comunicación. La crítica fue demoledora con el debut los Ritchie en el cine. Consideraron que Swept away era uno de los peores filmes que se habían hecho jamás. "Bajo ningún concepto, se puede confundir esto con una auténtica película", escribía un analista. Prácticamente los expertos coincidieron en fulminarla, preguntándose si el fiasco propiciaría el divorcio de la famosa pareja (no fue así, duraron seis años más). La revista Rolling Stone la calificó de "naufragio" y el Washington Post dijo que era "tan espantosa como has oído y tan mala como has imaginado".

El desastre en las taquillas estadounidenses fue de tal calibre, que se "barrió" directamente de los cines británicos y pasó a formato vídeo. Un comunicado de Columbia Tristar corroboraba: "Tras los decepcionantes resultados en USA, Swept away no se estrenara en Reino Unido". Los datos finales son elocuentes: recaudó en todo el mundo menos de la décima parte de su presupuesto. De los 10 millones de dólares invertidos, se recuperó un millón.

Se "barrió" de los cines y "barrió" ganando todos los premios. Pero los que se otorgan a lo peor de lo peor, los Razzies. En 23º edición de los Golden Raspberry Awards, Madonna y Guy Ritchie fueron los grandes vencedores: Peor Película, Peor Actriz, Peor Pareja en la Pantalla, Peor Remake o Secuela y Peor Director.

"Nos echaron la mierda encima"

A finales de 2002, ante cientos de estudiantes universitarios, Guy hizo algo que pocos hubieran hecho: admitir que atravesaba una etapa de fracaso. "La idea era que mi mujer y yo hiciéramos una pequeña película artística algo atrevida, pero nos echaron la mierda encima". Quince años después, en 2017, el cineasta inglés reconocía en Yahoo Movies: "La experiencia de Swept away fue bastante dolorosa y una prueba de fuego". Y, con la perspectiva del tiempo transcurrido, declaraba: "Hubo un par de problemas. El primero fue hacerla con mi ahora ex-mujer, y el segundo fue rodarla después de mis dos filmes anteriores. Era la primera vez que salía de mi territorio familiar y ¡me castigaron por ello!".


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

  • Anda Ya: El Podcast

    EL PODCAST (martes 21/09/21)

  • No paramos y no queremos parar

    Iñaki Domínguez

  • Hoy en los40

    Somos 2.928.000 oyentes diarios. Rosalía habla sobre su colaboración con Rauw Alejandro. Arcángel y Bad Bunny estrenan ‘La Jumpa’, el tema improvisado de ‘Sr. Santos’. 14 canciones para empezar diciembre con la actitud navideña que se merece.

  • Ver más podcast

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad