Harry y Meghan explican cómo se conocieron (y no tiene nada de especial)

La pareja acaba de estrenar su documental en Netflix y nos están dando muchos detalles sobre su relación, incluido cómo fue su primera cita en Londres

Harry y Meghan explican cómo se conocieron (y no tiene nada de especial)

Imagen promocional de Harry & Meghan. / Netflix.

El documental más esperado de la Navidad, el que protagonizan la ex pareja real formada por los duques de Sussex, el príncipe Harry de Inglaterra y la actriz Meghan Markle, ya ha llegado a Netflix y nos está desvelando detalles de lo más interesantes sobre la relación de la que ha sido, sin duda, una de las parejas más mediáticas de los últimos tiempos.

Harry y Meghan, que le dan nombre propio al nuevo proyecto de la plataforma audiovisual, se dieron el sí quiero el 18 de mayo de 2018 y su luna de miel duró más bien poco. Lo que empezó siendo un cuento de hadas acabó, poco tiempo después, convirtiéndose en una pesadilla. Tanto que, en febrero de 2021 los duques de Sussex decidieron separarse oficialmente de la Casa Real Británica deshaciéndose de sus obligaciones con la monarquía y los medios de comunicación.

Desde entonces Meghan y Harry se han visto continuamente en el ojo del huracán de la prensa. Las polémicas sobre su vida han sido muchas y variadas y ahora, la pareja ha decidido desnudarse ante el público para contar la versión de unos durísimos hechos que les llevaron a renunciar a sus derechos dinásticos. Pero entre drama familiar y escándalo mediático, los duques de Sussex también han querido dejar ver su lado más personal y romántico e incluso se han atrevido a contar cómo se conocieron en realidad.

Durante años la prensa ha sabido que les presentó una amiga en común. Sin embargo, Harry y Meghan han querido ir un paso más allá y han narrado con todo lujo de detalles cómo fueron exactamente sus primeros encuentros e incluso se han atrevido a contar la verdad sobre lo sucedido explicando al público que en realidad, lejos de haberse conocido en de las exclusivas fiestas en las que podrían encontrarse dos personalidades de semejante calibre, su primer contacto fue a través de Instagram.

Todo sucedió durante el verano de 2016. La actriz se encontraba en Europa "totalmente empeñada en seguir soltera" disfrutando de un viaje con amigas después de una dura temporada de trabajo en la serie Suits y de vivir una ruptura sentimental cuando, de repente, recibió el mensaje de una amiga que le decía que un chico la había visto en un storie que ambas habían compartido y que le había parecido muy interesante. Vamos... como sucede en infinidad de ocasiones desde que las redes sociales se han convertido en el eje central de vida social de muchas personas...

A Harry le había llamado la atención Meghan pese a que esta, aparecía en la historia de Instragram de su amiga con el característico filtro del perrito de Snapchat. Y, ni corto ni perezoso, el el hijo menor del Rey Carlos III de Inglaterra se lanzó a por ella usando a su amiga en común como intermediaria. 

Estaba repasando mi feed cuando una amiga tenía un vídeo de las dos... Era como un Snapchat. Tenía orejas de perrito y todo

"Meghan y yo nos conocimos por Instagram. Estaba repasando mi feed cuando una amiga tenía un vídeo de las dos... Era como un Snapchat. Tenía orejas de perrito y todo. Y cuando la vi pensé, '¿quién es esa?'", explica el propia Harry en el documental.

De Instagram al correo electrónico y vuelta a los DM

El príncipe de Inglaterra lo tuvo claro desde el primer momento así que le pidió a su amiga en común que les presentase y esta, atacó a Meghan mediante un correo electrónico en el que le explicó que Harry estaba interesado en conocerla, a lo que ella accedió sin saber bien del todo de quién se trataba y después de ver las fotos que este había subido en Instagram y sentirse atraída por la personalidad aventurera y relajada que estas el transmitían.

Imagen promocional de Harry y Meghan, el documental de Netflix. / Netflix.

"La gente me preguntaba si lo busqué en Google, y no", asegura la popular actriz, que en vez de optar por meter el nombre de Harry en el buscador más famoso del mundo decidió investigar un poco en su perfil de Instagram para ver qué imagen de sí mismo quería mostrar. "Quería ver lo que él mostraba de sí mismo", detalla en el formato de Netflix.

Una vez que Meghan accedió a conocer a Harry, la pareja intercambió sus teléfonos y, tras mandarse varios mensajes concertaron una cita para tomar algo antes de cenar en un pequeño restaurante de Londres situado en el número 76 de la calle Dean, donde, después de que Harry llegase media hora tarde y totalmente avergonzado por haber hecho esperar a la actriz, estuvieron solo una hora juntos pero que les sirvió para comprobar que tenían una complicidad muy especial.

La misma noche de su primera cita, Meghan llamó a Harry para invitarle a cenar al día siguiente ya que solo dos días más tardes abandonaría Londres para seguir con su viaje de chicas por Europa. Y por supuesto, Harry accedió sin dudarlo ni un segundo... Y allí, en el mismo restaurante en el que se habían visto en persona por primera vez el día anterior, decidieron que lo suyo merecía que al menos lo intentasen. ¡Y así hicieron!


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Elige una emisora

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad