Escucha radio en directo y las nuevas radios online

El día en que Rihanna cogió la costumbre española de llegar tarde

Y se le fue un poquito de las manos.

El día en que Rihanna cogió la costumbre española de llegar tarde

Si siendo un secreto (a voces) la Gran Vía madrileña quedó paralizada y llena de gente para ver a Rihanna, no queremos saber lo que hubiese pasado este sábado, 23 de septiembre, si llega a saberse.

Riri, una de las cantantes y de las personas más famosas del planeta, ayer estuvo en Madrid. ¿El motivo? La presentación de su nueva línea de cosméticos de Sephora, Fenty Beauty.

#MATCHSTIX @badgalriri. @sephora_spain #fentybeautyxsephoraspain

Una publicación compartida de FENTY BEAUTY BY RIHANNA (@fentybeauty) el

Como si se tratase del estreno de un nuevo blockbuster en plena plaza de Callao, miles de personas comenzaban a amontonarse alrededor del cine. No eran ni las seis de la tarde, cuando los alrededores del photocall ya estaban cubiertos de fans y curiosos, esperando con sus CD’s para que se los firmase.

Seguidores de Rihanna esperando su llegada en Callao. / Alberto Palao


Sobre las siete y media de la tarde, la prensa comienza a ocupar sus sitios en el photocall. Quién nos iba a decir que más vale que nos hubiésemos puesto bien cómodos porque Rihanna iba hacerse esperar.

Durante la primera hora, una decena de rostros del mundo del cine y la televisión pasearon por el photocall. Sweet California, Vanesa Romero, Angy o Natalia de Molina son solo algunas de las caras que estuvieron. ¿Irían maquilladas con la nueva línea de productos de Rihanna?

El actor Martiño Rivas también quería ver a Rihanna. / Getty


Nos alegramos mucho de verlas, pero la masa de gente sigue coreando el nombre de Rihanna.

Tampoco faltaron algunas caras de influencers como Jedet o Pelayo Díaz ¡Todos querían ver a Riri!

Sobre las ocho y media ya habían pasado todos los rostros conocidos delante del photocall y habían entrado a los cines Callao, menos uno: el de Rihanna.

Parecía que la de Barbados iba a retrasarse un poco. Ya sabéis, cosas de estrellas. Si eres Rihanna puedes llegar media horita tarde, así la entrada será más espectacular.


Pero la media horita comenzó a ser una hora, y la hora a ser dos. A los miles de asistentes que habían ido a ver a Riri y al enorme equipo de seguridad que se encontraba en la plaza, comenzaron a sumárse los cientos de curiosos y turistas que paseaban por la Gran Vía madrileña. No cabía ni un alfiler en la plaza.

Entonces, a las diez y diez de la noche, miles de gritos eufóricos de los fans anuncian lo previsto: la reina ha llegado. Rihanna, vestida con una falda blanca con pequeños motivos estampados y un top rosa claro, atraviesa el pasillo entre la carretera y la entrada a Callao.

A los focos que alumbraban el photocall se sumaron las luces de las pantallas de los cientos de móviles que buscaban una foto de la artista. Pero iban a tener que darse prisa, porque Rihanna no tardó más de dos minutos en entrar en el cine. Vista y no vista.

La masa gritaba “¡no te vayas!”, pero Rihanna, quizá porque no sabe español o porque llegaba dos horas tarde, entró a su fiesta. Porque sí, era su fiesta.

Aquellos fans que llevaban horas esperando para ver a su ídolo tuvieron que volver a casa con el disco sin firmar, pero con el recuerdo de haber visto a Riri paralizar la Gran Vía madrileña. Quién sabe cuándo volverá a pisar la capital española.

Bueno, al menos la presentadora Adriana Abenia consiguió su selfie con ella.

Con Riri 😜💖💖💖 Le gusta mi labial y mi vestido. Tiene criterio, ya somos muy amigas y nos vamos a cenar!!! 😁 #Rihanna

Una publicación compartida de Adriana Abenia (@adrianaabenia) el


Comentarios

TE PUEDE INTERESAR

Ha sido un año movidito, para qué negarlo

2017 en diez claves musicales ♪

Ha sido un año movidito, para qué negarlo

Lo ha sido seis semanas con tres canciones este 2017

‘Don Perfecto‘ Ed Sheeran: una vez más consigue el Nº1 de LOS40

Lo ha sido seis semanas con tres canciones este 2017

Aunque no es un plan conjunto