Lo que necesitamos es amor

'Revolución de amor' es el séptimo álbum de Maná. Recuperamos la entrevista que los mexicanos concedieron el pasado 18 de agosto a 40 Magazine. Por Quico Pérez-Ventana

FLORENCIA, MEDIADOS DE JUNIO. AUN FALTAN DOS MESES PARA QUE VEA LA LUZ el esperadísimo nuevo álbum de estudio de Maná ?lo hizo el día 19 del pasado agosto?, pero varios periodistas musicales españoles estamos citados con el combo mexicano en aquella monumental capital italiana. Cerca de allí, en Imola, habrían de actuar en el Festival Heineken junto a Garbage, Santana y los Chili Peppers, entre otros. Nos sentimos doblemente privilegiados: escuchamos en primicia mundial la totalidad del disco y disfrutamos de un paseo nocturno por la ciudad con unos guías de excepción.

? 40M: En la noche de ayer compartimos un agradable paseo por las calles de Florencia. Se os veía felices, radiantes. Realmente, después de tantos años, ¿os seguís sintiendo privilegiados por ganaros la vida de esta forma, haciendo música, conociendo el mundo y sus gentes, viviendo fuertes emociones?

- Fher: Ayer mismo estuvimos platicando sobre eso. A veces tocamos nuevamente en ciudades como San Francisco, Nueva York, Madrid, Buenos Aires, el mismo México DF, y nos entusiasma. Siempre vemos caras nuevas, aprendemos cosas nuevas. Imagina cuando venimos por primera vez a tocar a un país que no es de nuestra misma lengua. Es como un sueño. Yo estuve dos veces antes en Florencia, pero de vacaciones, y pensaba si llegaría algún día a tocar aquí. Cuando actuamos en una ciudad nos gusta salir de copas, compartir con los cuates. Es algo como una tradición entre nosotros, rolar en las ciudades, tomarle el pulso a ver cómo se mueven, cuál es el gícamo, como decimos los mexicanos.

? 40M: Nos sentimos orgullosos de que varios turistas españoles os reconocieran en la oscuridad de las calles y os saludaran con desparpajo.

? Fher: En cualquier lugar de Europa, los españoles nos hacen una gran fiesta. Estamos en París, llega un grupo de españoles gritando ?¡¡¡una foto!!!?, y los parisinos se nos quedan mirando. España es nuestro anfitrión acá.

? 40M: Hoy estáis en un festival en Imola junto a estrellas mundiales del rock. ¿Qué supone para vosotros introduciros en el mercado europeo? ¿Era ese un objetivo tras triunfar en el mundo hispano, mostrar al resto del mundo la bandera del rock mexicano?

? Alex: Lo que está pasando en Italia y Alemania tiene que ver mucho con lo que pasó en España; el nombre de Maná ha ido de boca en boca. Aparte, ahora, con el apoyo de nuestra compañía, están ocurriendo cosas que nunca imaginábamos que pasarían. Es un reto ver hasta dónde podemos llegar con el español, el interés de otros países por nuestras letras y nuestras músicas.

? 40M: ¿En qué momento pensáis que se encuentra el rock latinoamericano que se muestra al mundo? ¿Cómo se ubica Maná en esa escena?

? Sergio: Yo pienso que el rocanrol ha retomado en México algunas cosas básicas después de un viaje experimental. Ahora hay más bandas, más apertura. Maná somos una banda que no ha quitado el dedo del renglón a pesar de los cambios que han sucedido en este tiempo. La inercia de nuestro trabajo nos ha llevado a donde estamos.

? Alex: Eso quizá sea en México, pero en Latinoamérica el rock está algo estancado, sobre todo porque hay muchos problemas económicos, también afecta mucho la piratería. Se está yendo sobre lo fácil, lo vendible, lo comercial. Ojalá Maná, en la posición que se encuentra, podamos volver a estimular esa onda de rock en español, que comience otra vez ese auge de bandas.

VISIONARIOS LATINOAMERICANOS

? 40M: ¿Qué creéis que habéis podido aportar al rock en español o a la música popular en general para haber abierto un mercado en España donde tantos otros representantes del rock latino se han estrellado? Vamos, hasta el punto de que ya no podéis ni pasear por París...

? Alex: Yo creo que el momento en el que fuimos a España a tocar, cuando el trabajo se fue haciendo orgánico, igual lento pero preciso, fue en esta última gira. Entonces, las cosas se juntaron. También nosotros tuvimos los güevos para tomar el riesgo y decir: ?queremos tocarle a todo el pueblo español, nada de Madrid y Barcelona?. Igual eso fue un gesto que al público español le encantó.

? Fher: A nivel artístico, pienso que aportamos visiones latinoamericanas a través de letras y músicas mezcladas con rock. Eso surgió de forma visceral, por el gusto que le tenemos a la música caribeña. Fue una reinterpretación de lo que está sucediendo en Latinoamérica. Hemos servido como espejo y lo hemos sabido mostrar a gente como alemanes o italianos, que no tienen la idiosincrasia de latinos y españoles, que es casi lo mismo.

? 40M: Por cierto, esta pregunta es para Sergio. Ayer me contaron, creo que vuestro teclista, el sevillano Toribio, que cada vez que visitas España te escapas a una tienda de música en Madrid, pues eres un enamorado de la guitarra española. ¿Te gusta nuestra guitarra ?de palo? como instrumento o como referencia de la música flamenca?

? Sergio: Sí, como sabes, la guitarra tiene muchas caras, pero el flamenco me apasiona. Se me hace difícil de tocar, porque para tocar bien el flamenco tienes que nacer ahí. Pero a los cuatro nos gusta mucho el Camarón, hemos visto actuar en México a cantaores y bailaores de flamenco. Estuvimos algunas veces con Paco de Lucía, que es un gran maestro.

? Alex: De hecho, una de nuestras canciones, Hechicera, tiene unas pinceladas gitanescas y flamencas. Gracias a eso, mucha gente pensó: ?qué buena onda, que estos chavos de México incluyan ritmos españoles?. Y una canción del nuevo disco, Eres mi religión, incluye sonidos de cajón español. Sea de elementos de guitarra o percusivos, a todos nos gusta de repente tirar por ahí.

? 40M: Dicen que la forma de perdurar en el tiempo es apoyarse en grandes canciones. Vosotros habéis firmado melodías clásicas del rock, como En el muelle de San Blas, Vivir sin aire, Cuando los ángeles lloran o Corazón espinado, el tema que aportabais al Supernatural de Carlos Santana y que ahora os introduce en el mercado italiano. Muchos grupos de rock se llevan toda una vida persiguiendo esa luz.

? Fher: Es así. Acabamos de ver a Paul McCartney en Los Angeles y cuando cantó Let it be, un amigo gritó: ?oye, ¿por qué estás tocando mi canción??. A través de tantos años se la apropió; la canción pertenecía ya a la colectividad. Ninguna de esas canciones que mencionaste las lanzamos como primer sencillo. No hay ninguna ciencia en el show-business; son buenas canciones y ya está. Nosotros no hemos querido que esas canciones derramen gasolina y nos enciendan el fuego, que toda la gente nos vea de repente a nivel mundial, porque eso se apaga rápido. Mucho fuego, mucha ceniza.

TRES PASOS HACIA ATRAS

? 40M: Este nuevo álbum de estudio pone fin a un periodo de casi cinco años sin publicar material inédito. ¿A qué se ha debido este largo silencio?

? Alex: Circunstancias. La gira de Sueños líquidos duró prácticamente todo el 98 y parte del 99. En 2000 estuvimos de gira promoviendo el Unplugged y actuando con Carlos Santana. Decidimos tomar el 2001 como un descanso para componer, reflexionar, disfrutar de calidad de vida. Después de 10 años muchas bandas se queman por no parar un rato y descansar. También es bueno dejar que la gente te extrañe un poco. Nunca hemos querido saturar el mercado, avasallar. Fue una respiración muy sabrosa. Ahora venimos con las pilas sobrecargadas. El material lo muestra: se oye una energía, una fuerza increíble en letras y músicas, producción, arreglos... Es un disco muy versátil, muy de suéltate y haz lo que se te dé en gana, toca con el alma y no pienses tanto las cosas.

? 40M: Ciertamente, la escucha de Revolución de amor confirma que estamos ante un disco muy alegre, optimista, fresco. Parecéis a años luz de esa temida asfixia.

? Sergio: Sí, a veces los pintores dan tres pasos hacia atrás y ven su cuadro desde otra perspectiva. Lo que hemos hecho no ha sido parar nuestra carrera, ha sido más bien ver desde otra perspectiva todo el trabajo que se ha hecho, tanto musical como la gente que forma tu equipo, y tratar de arreglar lo que hace falta arreglar.

? 40M: La primera en la frente. El disco se abre con Justicia, tierra y libertad, un tema impactante, con un mensaje claro de denuncia social y muy valiente en términos musicales. ¿Pensáis que este nuevo álbum reactiva vuestro actitud reivindicativa?

? Fher: Es un disco que marca un poco la necesidad de comunicar ciertas situaciones que suceden en Latinoamérica, y quizá en todo el mundo. En esa canción denunciamos el racismo que ha existido en Latinoamérica hacia los indígenas. La letra dice que tenemos un mismo corazón aunque seamos de diferentes razas. Habla también de problemas muy básicos en México, el problema de la tierra, que es algo por lo que Zapata y Villa peleaban. Nuestra revolución no fue social, sino agraria. Poder mencionar algo que no se le ha devuelto a nuestros ancestros mayas, aztecas e incas es hacer esa denuncia social, pero enfocada desde un punto de vista más positivo. Los zapatistas abrieron esta cloaca de mierda que ha existido en nuestros países, específicamente en Chiapas. Pero eso sólo es un pedazo del disco.

? Alex: En ese tema, además, toca Carlos Santana, nuestro gran amigo. Tenemos una amistad increíble con él.

? 40M: En esa canción se hace referencia al título del álbum, Revolución de amor. ¿Connotaciones?

? Alex: Sí, en esa canción decimos por eso armamos la revolución de amor. A mí se me hacía esa frase con mucha fuerza. Cuando estábamos discutiendo diferentes ideas para el concepto del álbum, yo dije que ese título podría darle un sabor muy interesante, porque si esas dos palabras, revolución y amor, son dos palabras por sí solas muy fuertes, el ángulo mental puede transmitir la idea de que este mundo necesita más amor, más comprensión, menos racismo, odio? Eso se refleja en muchas de las canciones.

? 40M: Formáis otra provechosa sociedad musical con Rubén Blades. ¿Es vuestra primera colaboración?

? Alex: Ya tuvimos la chance de tocar con él en un concierto que hicimos en Venezuela. Cantó con nosotros una canción del Unplugged, Desapariciones. A raíz de eso hicimos una gran amistad. Luego Fher le invitó a cantar en la canción Sábanas frías, y él se ofreció encantado.

? 40M: Esa canción, Sábanas frías, es la cara más salsera de este álbum. ¿Dónde os ubicáis globalmente en este séptimo álbum? ¿Os sentís más cómodos cuando aceleráis las guitarras y defendéis ese rock más crudo, cuando reposáis a medio tiempo o quizá cuando hacéis agitar los cuerpos al ritmo de una percusión caribeña?

? Sergio: Cuando comenzamos a hacer los arreglos del disco, Alex me decía: quiero que las guitarras suenen cabrón. Ya sabes, es un término muy mexicano. ¿Y qué es sonar cabrón? Poco a poco lo fuimos descubriendo. Por ejemplo, encontré muchas cosas, ideas y arreglos que Alex hacía en las guitarras que a lo mejor a mí no se me hubieran ocurrido. Eso se me hizo muy interesante. Cada cual ponía lo que sentía en ese momento. Este disco, efectivamente, tiene más poder en cuestión de guitarras que otros. La parte latina está conectada con la música cubana, la salsa; la onda mexicana, con la tradición de los tríos mexicanos. Es muy ecléctico.

? Alex: Lo que hace a Maná ser la banda que es puede asentarse en que todos tenemos tantos gustos tan distintos? En algunas cosas nos entendemos, en otras no, pero eso es necesario para crear. Somos músicos que apreciamos diferentes músicas, desde la africana, el flamenco, las grandes bandas de los 70 y 80... Esa escuela es la que se escucha cuando grabamos nuestros discos.

? Sergio: Además, este disco fue grabado con cosas bien viejitas: guitarras de los 60, amplificadores y micrófonos de aquella época. Todo aterrizado en esa época, todo en esa onda orgánica.

? Alex: Hoy en día oyes la música en la radio y todo se oye tan pulido, tan perfecto... No queríamos eso. Utilizamos medios analógicos, de repente algo digital, pero todo con sonido muy aterrizado, muy real, muy vivo, muy gordo.

CRUZADA ECOLOGISTA

Maná apadrina la Fundación Selva Negra, que lleva un lustro luchando por la defensa de la naturaleza.

"Es algo trágico y caótico. Y esto era para ayer. Pero no creo que sea una lucha perdida. La juventud urbana en Latinoamérica está más concienciada con el aire, el agua y la capa de ozono; trae una actitud diferente a la generación anterior. Nosotros tenemos los campos tortugueros, en los últimos seis años llevamos un millón de tortugas liberadas. Eso es un proyecto que nos hace sentir el medio ambiente. A veces, cuando estás en puro papel, te puedes perder.

Fíjate en la sociedad americana. EEUU ha sido el país más depredador, sólo este país hace el 25 ó 30 % de emisiones de gas. Yo no creo que la sociedad tenga la culpa, creo que son los políticos. Si los americanos supieran lo que ocurre con sus propios bosques, no ya con el Amazonas, ya hubieran salido a las calles a protestarle al presidente Bush. Pero es que todo está conectado, el presidente recibe dinero de las compañías petroleras para sus campañas. Todo es cuestión de información. Maná quiere denunciar eso". Fher Olvera dixit. En la camiseta que lleva durante la entrevista reza la frase '¡Zapata vive!'.

LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?