No quiere interpretar a un gay y deja True Blood

Al actor Luke Grimes no le gustó el giro argumental de su personaje

No quería interpretar a un homosexual. Para el actor Luke Grimes (29 años) esa es una razón suficiente como para dejar una serie… y así lo hizo.

Luke Grimes fue uno de los fichajes de la exitosa serie de vampiros True Blood en su sexta temporada emitida el año pasado. Luke daba vida al personaje de James, un vampiro que mantenía un romance con Jessica, personaje interpretado por Deborah Ann Woll.

Al parecer, el hecho de trabajar con Deborah era una de las cosas que más le atraían a Luke de este proyecto. Su perfecto cuerpo y su belleza provocó que desde su aparición fuera un personaje muy comentado. HBO, cadena que produce True Blood, decidió convertirlo en un actor fijo del reparto para la sexta y la séptima temporada, que se emite ahora y que es la última de la serie.

Sin embargo, en diciembre nos enteramos de que Luke abandonaba True Blood. Según se dijo entonces, el actor no estaba de acuerdo con algunos temas artísticos de esta ficción y prefería dejar el proyecto. Su representante comentó a los medios que Luke prefería centrarse en otros proyectos ya que, por ejemplo, participará en la película 50 Sombras de Grey donde encarnará a Elliot Grey, el hermano Christian Grey.

Era algo que no se comprendía demasiado bien teniendo en cuenta que para Luke Grimes el papel en True Blood era el más destacado en su carrera como actor. Interpretaba, como ya os he contado, a James un vampiro muy sexy, con alma de poeta y que sabía tocar la guitarra… vamos, el típico que enamoraría a cualquier mujer.

El problema para Luke es que en la actual temporada de True Blood los guionistas querían que James dejara a un lado su romance con Jessica y comenzara una tórrida historia amorosa y pasional con Lafayette. Y por ahí Luke no pasó. Según publica BuzzFeed, el actor leyó los guiones de esta séptima temporada de True Blood y cuando supo que su personaje giraba hasta sentir atracción por otro hombre (Lafayette) pidió que se cambiara su trama.

Los guionistas no dieron su brazo a torce y Luke comentó -siempre según lo publicado por BuzzFeed- que estaría dispuesto a seguir siendo James con dos condiciones: que no tuviera que protagonizar escenas calientes de corte gay y que quien sintiera atracción fuera Lafayette por James y no atracción mutua. En otras palabras: Luke Grimes no quería interpretar un personaje que se sintiera atraído por otro hombre.

Esta, por lo visto, fue la verdadera razón de su marcha. En HBO no se preocuparon. El personaje siguió adelante, interpretado ahora por Nathan Parsons.

Es posible que los orígenes de Luke hayan tenido algo que ver en tan vergonzoso comportamiento homófono. Luke es uno de los cuatro hijos de un pastor de la Open Bible Christian Church, una iglesia con convicciones muy férreas y que ve la homosexualidad como un pecado.

De cualquier manera, la decisión de Luke Grimes es muy censurable… Para nosotros ha perdido todo atractivo. ¿En qué mundo vivirá este chico?

 

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?