Diez datos que (probablemente) no conocías de Samuel L. Jackson

El actor se ha convertido en el secundario de lujo que todos quieren

Samuel L. Jackson está viviendo un renacer dentro de los grandes taquillazos de Hollywood. A sus 66 años (quién lo diría) está más activo que nunca y ha aparecido en Kingsman: Servicio Secreto y lo hará en Los Vengadores: La Era de Ultrón, que se estrenará a finales de este mes. Desde finales de los años 80, no ha habido época en la que no haya tenido en cartera uno o más estrenos pendientes. Te contamos diez datos que seguramente no conocías de este querido actor.

#01 Samuel L. Jackson sólo vio a su padre dos veces antes de que éste muriera. Fue criado por su madre y por sus abuelos maternos.

#02 Fue acomodador a los 19 años en el funeral de Martin Luther King.

#03 A comienzos de su carrera tuvo que luchar con problemas de alcoholismo y drogadicción. Eran los tiempos en los que actuaba en teatros de Broadway.

#04 Tras superar su adicción a la cocaína interpretó a un adicto en la película de Spike Lee Fiebre de Jungla. Con este papel se alzó con un galardón en Cannes a mejor actor secundario y dio por cerrado su proceso de rehabilitación.

#05 Para superar su problema de tartamudez utilizó la coletilla ‘motherfucker’ (en castellano cabrón) por lo que todavía hoy lo dice sin parar.

#06 Sería con Pulp Fiction (1994) cuando Samuel se convertiría en un actor reconocido. Ya contaba con 46 años.

#07 Es vegetariano.

#08 Le gusta tanto jugar al golf que siempre pide en sus contratos que haya un campo cerca de los rodajes para practicar.

#09 Ha sido comido por un dinosaurio y un tiburón en pantalla. Lo primero en Parque Jurásico, lo segundo en Deep Blue Sea.

#10 Su papel en La Guerra de las Galaxias es el único que ha tenido una espada láser púrpura.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad