Bobbi Kristina, la hija de Whitney Houston, sigue empeorando

Su familia ha decidido sacarla del hospital ante un inminente y triste final

Desde el pasado 31 de enero en el que fue encontrada inconsciente en la bañera, Bobbi Kristina, la hija de Whitney Houston, ha permanecido ingresada en un hospital de Atlanta. Su estado era muy grave y desde su ingreso los médicos le indujeron un coma inducido en el que no ha presentado mejoría. De hecho, su familia en las últimas horas ha decidido sacarla del hospital ya que su estado sigue empeorando.

En un comunicado familiar que recoge Billboard, el entorno de Bobbi Kristina asegura que "pese a los grandes cuidados médicos su estado sigue deteriorándose. Por ello, ha sido trasladada a un hospicio donde se le están dando cuidados paliativos. Gracias a todos por vuestro apoyo y oraciones. Ella ahora está en manos de Dios". El portal Entertainment Tonight informaba que una fuente cercana a la familia les había confirmado que había cesado toda medicación y que la muerte de Bobbi Kristina podría suceder en cualquier momento.

Sin embargo, la división en la familia Houston-Brown sigue siendo pública y notoria y la tía de Bobbi Kristina, Leolah Brown, ha asegurado en su página de Facebook que todo es mentira y que su sobrina mejora día a día. El drama no termina ahí ya que su marido y hermanastro, Nick Gordon, ha sido denunciado por maltrato y estafa. Tendremos que esperar para conocer si hay milagro ante esta trágica historia.

TE RECOMIENDO


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?