Así era jugar sin internet

Esto es lo que el gaming online nos ha quitado en los últimos años

Si sois los bastante "mayores" recordaréis algunas de las cosas que Internet ha enterrado con el paso de los años. Viajemos juntos en el tiempo, ¡atentos!

Los salones recreativos

Esos lugares que tanto nos gustaban y que nuestros padres tan poco aprobaban. La falta de información nos hacía entrar un buen día, como habíamos entrado el día anterior, y encontrar de repente un juego llamado X-Men VS Street Fighter que te hacía perder el sentido. Tú estabas acostumbrado a tu recre de Street Fighter Alpha, el King of Fighters que tocara ese año y al maquinón de Daytona USA con mueble de coche que había en la esquina; pero ese día encontrabas a los personajes de Marvel pegándose con los de Street Fighter sin aviso previo. Esa sensación no se puede pagar con dinero.

La incertidumbre al comprar

Ciertamente, no es algo "bueno", pero sí tiene su rollo. Hoy en día, cuando compramos un videojuego hemos visto un 30% de la campaña a base de trailers y gameplays por internet. Si tiene modo online, hasta podemos haberlo tenido instalado con anterioridad en la consola a modo de Beta. Es decir, compramos el juego y lo exprimimos, pero el factor sorpresa no existe.

Antaño, teníamos que acudir al CentroMail de rigor a dar la vuelta a las cajas de los juegos buscando pantallazos atractivos en contraportada. Al llegar a casa, la suerte estaba echada, sólo El Corte Inglés te dejaba devolver algún juego si ibas acompañado de tu padre y se tiraban el rollo, sino las 8990 ptas (en el mejor de los casos) ya estaban invertidas. Compramos a ciegas juegazos de MegaDrive, Super Nintendo y Nintendo 64; aunque también nos hemos llevado algún que otro truñito a casa; eso sí, se exprimía hasta el final porque lo habíamos pagado y sino...

Cambiábamos el juego con algún amigo

Parece una tontería, pero se ha perdido. Hoy en día (casi) todos los juegos tienen juego online, y eso implica que necesitamos el disco para seguir sacando jugo a la inversión. Podemos dejar algún juego de vez en cuando, pero hoy en día, cuando alguien quiere un Call of Duty se lo tiene que comprar porque sino no va a jugar online con sus colegas y se pierde toda la magia. ¿Cuánto molaba dejar a tu colega un Aladdin de SuperNintendo y llevarte a casa un Super Ghouls & Ghosts? Lo máximo. Creo que había menos necesidad de "poseer" videojuegos, antes sólo queríamos jugar y pasarlo bien.

Las revistas

Posiblemente el sector más afectado por internet. Hoy en día, cuando compramos una revista especializada, lo más habitual es encontrar menos información de la que Internet nos ha dado. Las revistas tienen que recopilar la información, maquetarla e imprimirla una vez al mes; cuando llega el momento de lanzarla al mercado ya no quedan exclusivas en el interior. Antes molaban. Llegabas al kiosko y te encontrabas una HobbyConsolas que tenía a Ryu y a Ken jovencitos en la portada (Ken llevaba coleta) y no tenías ni puñetera idea de qué iba el asunto. Cuando la habrías, veías que Capcom había lanzado un nuevo Street Fighter, subtitulado "Alpha", en Japón y que rediseñaba toda la franquicia.

Eso si era un "BOOM". Ahora, Yoshinoro Ono publica noticias en twitter y lanzan un video cada 3 semanas presentando un nuevo personaje; que, ¡oye!, funciona genial para mantener al público atento, pero estaréis de acuerdo conmigo en que parte del misticismo se ha perdido.

Con el paso del tiempo, algunas revistas de plataformas concretas se lo curraban por un par de euros extra y adjuntaban un disco de demos; hoy, claro, nos las bajamos por internet.

Los Trucos VS. Los Gameplay

Es difícil quedarse atascado hoy en un juego, pero... imagina que te has quedado atascado en Broken Sword 5, ¿qué haces? Correcto, vas a youtube y pones Broken Sword 5 Walkthrough y te sacan las castañas del fuego en cuestión de segundos. ¿Eso antes cómo iba? Pues tenías dos salidas; la perseverancia y el tesón que te llevaban al éxito o... esperar a la "HobbyConsolas" / "Superjuegos" de turno que, uno o dos meses después, te sacaría del agujero en el que estabas.

Lo cierto es que antes los juegos eran MUCHO más difíciles; las vidas importaban, los "continues" se acababan y no teníamos forma de demostrar a los colegas que habíamos conseguido pasárnoslo salvo haciéndolo delante de ellos, no había logros, ni trofeos ni nada por lo que competir. Todo era mucho más sanote, ¿no?


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad