“Curvys son JLo o Kim Kardashian, nosotras somos montañas”

Así de sinceras son las autoras de Gordibuenas, el libro con el que dos amigas intentan que la gente se acepte como es

“Curvys son JLo o Kim Kardashian, nosotras somos montañas”

Según el Ministerio de Salud a partir de la talla 48 eres gorda, “pero es mentira porque con tu talla 44-46, vas por la calle y la gente no piensa ‘qué chica tan normal y delgada’, te ven gorda”, asegura Rebeca Gómez, coatura de Gordifuckingbuena.

Ella y su compañera de lucha, Elena Devesa, acaban de publicar un libro reflejo de su web weloversize que comenzó siendo un blog de tallas grandes y ha terminado siendo una revista digital dirigida a todos los que en alguna ocasión han tenido algún tipo de complejo.

Son arrolladoras, y no por su peso, sino por su actitud. Derrochan una confianza en sí mismas que muchos quisieran para sí y tienen una capacidad de expresar sus pensamientos que logra hacerte cómplice de su lucha. Con su publicación llenan un hueco vacío, hasta ahora, en nuestro país, para las que usan tallas grandes. “Si lo hemos hecho es porque no creemos que haya un referente similar”, aseguran.

Su público es básicamente femenino porque son ellas las que más sufren. “En el caso de los hombres se habla del gordito gracioso, la buena persona, el amable, el que siempre tiene novia...”, asegura Elena, “sin embargo, en el caso de las chicas… eres la peste, la marginada”, remata Rebeca. “Siempre es criticar a la mujer. ¿Qué hombre ves que saquen en la televisión para decir que está muy gordo o muy delgado?”. Es una reflexión que hacen tras haber escuchado estos días las críticas a Angelina Jolie por su excesiva delgadez o las confesiones de Ashley Benson que asegura que no pasó un casting por gorda pese a su talla 36.

Su intención es conseguir aumentar la autoestima de aquellas chicas que se encierran en casa o en sí mismas porque se sienten diferentes. Y lo hacen dirigiéndose a ellas con total naturalidad y sin tapujos. Hablan de “inseguridades, de sexo, de cosas que hablas con tus amigas en la intimidad, de esos problemillas con los que no te atreves a hablar con nadie…”. Y esa naturalidad es la que les ha llevado a conectar con millones de personas.

Pero que nadie se equivoque porque no hacen apología de la obesidad ni glorifican el sobrepeso, simplemente les interesa estar sanas y no sentirse discriminadas. Abogan por la diversidad, no les interesa crear una batalla entre delgadas y gordas. “Nos encanta que nos lea gente de la 32 porque compartimos muchas cosas, al final, complejos tenemos todos”, enfatiza Elena.

Quieren romper con el tópico de gorda comilona. “Hay muchas delgadas insanas y muchas gordas sanas. ‘Una gorda siempre está comiendo y por eso está aquí’… pues no, también hay delgadas que comen como una lima y no engordan pero se considera normal mientras que lo nuestro es anormal”, explica Rebeca. En su libro hay un apartado de ejercicios y de recetas saludables.

Today's mood 😝

Una foto publicada por Elena (@elenadevesa) el

Duermen bien por la noche y es que reciben muchos mensajes de agradecimiento por la labor que están haciendo, por sus consejos prácticos, su apoyo y su normalización del sobrepeso. “A mí me hace mucha ilusión cuando nos dicen ‘gracias porque me habéis cambiado la vida, o gracias a ti me he puesto esa falda que no me podía poner hace un mes, o gracias a vosotras que por veros en bañador o bikini he ido a la playa por primera vez”. Reconocen que ahora no querrían hacer otra cosa.

¿Podríamos colocar este libro en la sección de autoayuda de la biblioteca?

ED: Tiene un poco de todo, tiene moda, tiene sexo, tiene mucho humor, tiene belleza… aunque sí que es verdad, que al final, con lo que te quedas, es con que te va a cambiar la vida, como decimos nosotras.

¿Utilizáis la palabra gorda, entre vosotras, con naturalidad?

ED: No le tenemos miedo a la palabra gorda, de hecho, creemos que asumiendo que lo eres y definiéndote como tal, consigues desarmar al resto del mundo que lo utiliza como un insulto. Si tú misma te dices ‘soy gorda’, ¿a qué va venir a decírmelo alguien si ya lo he dicho yo antes?

Las palabras que sí se utilizan últimamente son cury y fofisano, ¿qué os parecen?

RG: Son eufemismos. Curvy, para nosotras, es Jennifer Lopez o Kim Kardashian, eso son curvas. Nosotras tenemos lorzas, somos montañas. En cuanto tú lo aceptas, ¿qué pasa? Estoy conforme conmigo, me gusto y ya está. Y si no gusto, ya me quiero a mí misma.

Hablando de estas celebrities, gracias a ellas, el culazo se ha puesto de moda.

ED: Son culos irreales, la mayoría son operados. Es un paso pero muy pequeño en el camino que nos queda por delante. Pero bueno, es diversidad. Estamos mejor que hace 10 años aunque todavía no hemos visto un cuerpo normal, de una tía de 80-90 kilos con estrías, celulitis, como tenemos la mayoría, peses lo que peses, para tomarlo con normalidad.

Si JLo y Kim Kardashian no son referentes, Tess Munster, Rebel Wilson o Ahsley Graham, modelos de talles grandes convertidas en top, ¿sí lo son?

RG: Para nosotras son como los Backstreet Boys de las gordas. Son las que están dando mayor visibilidad, pero, claro, en el extranjero. Aquí todavía sigue faltando una imagen. ¿Qué tenemos aquí? ¿A Tania Llasera que engordó cuando dejó de fumar? Todo el mundo decía, ‘qué gorda está’, pero nadie le dio la enhorabuena por dejar de fumar.

ED: De todas formas, ellas so modelo por algo, no sólo por ser gordas. Ahora nos encontramos con muchas que por tener sobrepeso creen que pueden ser modelos y es como ‘mira, apúntate, ya veremos si te llaman’.

Con el tema de sobrepeso los hay que critican mucho, y que insultan, ¿quiénes son vuestros peores trolls?

ED: Nuestros pequeños trolls son quinceañeros que entran en nuestros Instagram a decirnos ‘gordas de mierda’, es diario, y lo que nos hace pensar es que en esta sociedad estamos haciendo algo mal.

Si seguimos con esta educación basada en el físico y estar fuerte… vamos mal.

RG: Los casos de bullying son terroríficos y cada vez va a peor. Los niños con 13-14 años están más pendientes del gimnasio que de otras cosas. No tienen bigote y tienen cachas. Si seguimos con esta educación basada en el físico y estar fuerte… vamos mal.

Pero supongo que no son la mayoría. De hecho, aunque habléis de algunas gordas a las que les cuesta ligar, vosotras aseguráis que hay chicos que las prefieren así, ¿no?

ED: Hay de todo. Nos escriben decenas de chicas semanalmente contándonos ‘mira, tengo 35 años y soy virgen, nunca me han besado, nunca un chico ha hecho un amago de entrarme’…es duro. Pero los tíos están empezando a salir del armario y decir ‘es que a mí me gustan las gordas’. Pero hasta hace dos días, si lo decía, era el hazmerreír de la pandilla. Están en cuevas y nos empiezan a escribir para darnos las gracias por lo que estamos haciendo.

Otro de los graves problemas de las chicas con sobrepeso es el tema de la ropa, ¿dónde pueden ir de compras?

RG: Por ejemplo, si sale por la Gran Vía de Madrid, te jorobas y te vuelves a casa con las manos vacías porque no hay nada. En España sigue siendo una caca de la vaca, no hay nada. Lo que hay de tallas grandes seguramente le gustará a tu abuela pero no a una chica de 20 años. Si quieres ir como van tus amigas de la 36, tienes que comprar en internet, marcas extranjeras.

5 razones para leer gordifuckingbuenas

1. Porque te va a cambiar la vida.

2. Porque vas a encontrar mil soluciones prácticas que te van a arreglar la vida (rozaduras, sujetadores...)

3. Porque te vas a echar unas risas... no nos cortamos a la hora de hablar y menos escribiendo. Te va a quitar muchas penas.

4. Porque vas a salir a la calle después de leerlo y te vas a querer comer el mundo.

5. Porque encima, igual adelgazas.


LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?