Cinco curiosidades sobre 'London Calling' de The Clash, que cumple 37 años

Cinco curiosidades sobre 'London Calling' de The Clash, que cumple 37 años

Un 15 de diciembre de 1979 se publicó el que es el disco más exitoso de The Clash y uno de los más influyentes de la escena punk y de la historia del rock mundial. Gracias a él consiguieron la consolidación mundial, introduciendo sonidos como el ska o el reggae en sus composiciones. Joe Strummer (voz), Mick Jones (guitarra), Topper Headon (batería) y Paul Simonon (bajo) fueron los artífices de verdaderos himnos en un disco que ha vendido más de cinco millones de copias y aparece constantemente en las 10 listas de los álbumes más influyentes de todos los tiempos. Y su historia está llena de curiosidades:

1. El fútbol fue la verdadera inspiración Entre ensayo y ensayo, cada tarde, el grupo se relajaba jugando al fútbol, y al parecer, eran partidos multitudinariosy merorables a los que se unían periodistas y vecinos. <span >"Jugamos al fútbol hasta que caímos y empezamos a tocar música", decía Strummer. Era la forma que tenía el grupo para calentar antes de las sesiones de ensayo, y, según cuentan los integrantes, Varios ejecutivos de las discográficas acabaron con las espinillas bien doloridas. 2. Las adicciones del productor

La banda pidió desde el principio a la discrográfica CBS que el productor fuera Guy Stevens, que atravesaba una etapa de graves problemas con las drogas y el alcohol. "No era raro ver a Stevens en un partido de lucha libre con el ingeniero de sonido Bill Price", recordaba en una entrevista Bill Price. Dicen que esa relación tan tormentosa con él fue una de las fuentes de energía del grupo.

3. Las referencias de las letras

London Calling se refiere a la señal que la BBC, la frase provenía de las primeras palabras con las que comenzaban los comunicados de la emisora sobre el territorio ocupado por los nazis en la II Guerra Mundial. Strummer incluía en las estrofas noticias que extraía de esos periódicos que devoraba. Por ejemplo, la referencia al "error nuclear" señalaba un peligroso accidente atómico ocurrido en Pensilvania ese año.

4. La portada se mantuvo por los pelos

<span ><span >Tan emblemática como la música es la portada de la portada, con su imagen de Paul Simonon rompiendo su bajo y sus letras rosadas y verdes. El bajista destrozó el instrumento en el escenario del Palladium de Nueva York porque la seguridad impedía a los asistentes levantarse de los asientos. Estaba furioso. La fotógrafa que capturó el momento no quería cederla porque consideraba que estaba demasiado borrosa, pero a Joe Strummer le encantó y, afortunadamente, se matuvo.

5. Train in Vain no era una pista oculta

El mayor éxito en EEUU de este disco no estaba en la lista del álbum. Pero eso fue porque se compuso como una canción de regalo para una publicación. "Varios sitios web de The Clash dicen que se trata de una pista oculta, pero no tenían la menor intención de ocultarla", dijo Bill Price al respecto. Cuando eso pasó, la canción fue agregada al álbum. A pesar del título, no se menciona ningún tren en la letra, de hecho es una historia de amor. Las ediciones posteriores del álbum doble incluyen la pista en sus listas.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?