Natalia: “A veces siento que doy muchísimo y a lo mejor no tengo mi sitio”

Saca su primer disco en 10 años

Natalia: “A veces siento que doy muchísimo y a lo mejor no tengo mi sitio”

Basta hablar un rato con Natalia para darse cuenta que no es esa niña a lo Britney Spears a la que, como mucha gente piensa, le dan todo hecho.

“Yo leo comentarios y hay mucha gente que piensa ‘mira esta que se lo dan todo hecho’ o ‘mira tú la pija tonta esta’, y es todo lo contrario”, asegura.

De hecho, esa es una imagen que quiere desterrar porque no se acerca, ni por asomo, a la realidad. “Soy una tía super luchadora a la que nadie le ha regalado nada”, añade.

OS QUIERO ♥️

Una publicación compartida de Natalia Rodriguez (@nataliaoficial) el

Ha demostrado que es una trabajadora nata que cree en sí misma y que ha puesto todo su empeño en demostrar que sabe lo que hace. Compone, produce, canta, baila, diseña su vestuario, sus coreografías… ¡puede con todo!

Durante los últimos 10 años se ha concentrado en sacar singles. Ahora publica Un poco de mí, su primer disco en una década con el que resume una carrera de 15.

“Es un regalo (a mis fans) y se lo merecen. Llevan 15 años a mi lado en los momentos buenos y en los malos. Siempre han estado apoyándome y con una cosa que llevan pidiéndome tanto tiempo, ¿no se la voy a hacer?”, asegura.

De este nuevo trabajo, de Operación Triunfo, de Eurovisión o del reality en el que le gustaría participar hemos charlado con ella para descubrir, una vez más, que es honesta, natural y un terremoto con mucha guerra que dar.

Lo tuyo ha sido una montaña rusa de popularidad, con tus altos y tus bajos. ¿Cuál ha sido tu mejor momento?

Este año pasado ha sido uno de mis años más felices porque he aprendido a disfrutar, antes siempre pensaba en el futuro. Pero este año pasado que estaba presentando Fenómeno fan, había sacado mi single No fui una más y estaba de gira, todo a la vez, me sentía muy feliz.

Y por el contrario, ¿cuál ha sido tu momento más bajo?

Hubo unos años de inflexión que fue cuando acabé el contrato con la discográfica en 2007. Fue muy duro porque no sabía qué hacer con mi vida. No sabía cómo seguir adelante. Al final cuando uno se ve en esas situaciones tiene que agudizar el ingenio y fui la primera en España en sacar single a single e ir a una tv sin un disco.

¿Pensaste en tirar la toalla?

Sí, alguna vez sí, porque he sentido que no he tenido mi lugar. Yo creo que todos los cantantes lo piensan alguna vez. Cuando no tienes el apoyo de las radios nacionales te planteas ¿por qué? Y eso duele.

La televisión ha sido tu otro modo de vida además de la música. Fenómeno Fan, tu último proyecto televisivo, que te ha hecho reencontrarte con el público infantil, ¿qué les das para que te quieran tanto?

Mi madre siempre me dice ‘tú tienes un don con los niños y eso no lo tienes que perder. Tú tienes algo que a los niños les gusta muchísimo, la forma de expresarte, la carita aniñada o la voz tan dulce, algo tienes que a los niños los atrae’.

Esta noche tenemos un programon , con grandes concursantes y con mi querido @daviddemaria de artista invitado ,no os lo perdáis 😊

Una publicación compartida de Natalia Rodriguez (@nataliaoficial) el

Y eso ¿no te ha hecho plantearte la maternidad ahora que tienes 34 años?

Va y viene. Esto de la música es un mundo caótico, no tengo tiempo ni para mí, no tengo tiempo ni de hacerme la manicura. El día que tenga niños es para hacer un parón en mi carrera y es una decisión muy dura de tomar.

Hablando de niños… Tú fuiste la niña de Operación Triunfo. Tenías sólo 18 años, ¿en qué pesó tu edad?

La noté en todo. Mis compañeros tenían experiencia y yo no tenía ninguna tabla. Acaba de terminar el instituto de las monjas y cantaba en el coro pero no tenía ninguna experiencia. La primera vez que me subí al escenario de OT me escondí en mi melena de pelo y dije ‘Dios mío, dónde estoy, qué miedo’ estaba cagá.

Ahora veo los vídeos y lo hago desde otro punto de vista. Veo a David Bisbal y digo ‘qué hijo de su madre, qué bueno era, cómo se movía en el escenario’ y yo estaba cagá. Y veía a Chenoa y decía ‘qué hija de su madre, mírala, que no titubea ni nada, la ves segura’.

Normal que saliera la quinta, no tenía ninguna experiencia y mis compañeros me superaban. Yo tenía que aprender muchísimo.

La salida ¿la recuerdas muy caótica?

Una locura. No puedes salir a la calle, no puedes comprar, todo el mundo te conoce. Pero oye, yo me lo pasé pipa. Me encantaba que la gente me saludara y me diera besos. Era muy divertido cuando entrabas en un centro comercial y seguridad te sacaba por la puerta de atrás, me lo tomaba como un juego.

Otros compañeros se aislaron, no querían salir y yo decía ‘a ver, tengo 18 años, no pienso quedarme encerrada en una casa ni en un hotel, ni de coña’. Decía, ‘necesito amigas en Barcelona’. Me hice amiga de una fan que tenía mi edad y le decía ‘sácame de fiesta’. Yo tenía 18 años, no quería quedarme encerrada, íbamos al cine, me iba a la playa…

Aunque fuera divertido tenías que empezar una carrera, ¿cómo sientes ahora tu primer disco?

Me produce ternura y a la vez veo a una chica super novata que estaba totalmente dirigida. A las dos semanas me fui a Londres para grabar en los estudios de Enrique Iglesias. Estaba totalmente desubicada. Pero cuando escucho ese disco tan dulce lo que me produce es añoranza de aquellos tiempos tan bonitos en los que no sabes nada.

Te fuiste a Londres con 18 años, menuda aventura…

Me dijeron, ‘estas son tus 13 canciones, te vas a Inglaterra’… yo no había salido nunca de España. ‘¿Con quién voy? Con estos hombres, ¿qué hombres?’ Y mi madre era como, ‘¿pero con quién vas? Ah, pues no lo sé’. Fue raro.

Pero no me he sentido explotada y volvería a hacerlo. Yo fui el conejillo de indias. Fue el primer talent show a nivel mundial y el primer disco que había salido de un reality show musical, fue el mío.

Soy la única que ha tenido portada en la Rolling Stone. Al ser la primera hice toda la prensa del mundo mundial.

/

Con el cariño que hablas de tu etapa en OT, supongo que el Reencuentro habrá sido muy especial.

Ha sido extraño, a veces tengo la sensación de que ha sido un sueño. Se pasó de tener mucho interés, fue un boom… pero un boom que cuando acabó el concierto, desapareció. Me ha dado mucha pena que se haya terminado tan rápido.

¿Qué se comentó en el famoso chat al día siguiente?

Estábamos de resaca emocional, estábamos y no estábamos. Cada uno lo vivió a su manera, muy intenso. Al día siguiente estabas en toda la prensa de España. No parábamos de comentar y subir vídeos, ‘mira este momento, mira este abrazo que nos dimos…’.

Hay gente que no entiende ese lazo que tenemos. Te puedes llevar mejor con unos u otros pero nos respetamos tanto, nos queremos tanto… y se ha demostrado en este reencuentro.

Vuelve OT, ¿acertado?

Es acertado porque no está mal que haya programas de música y es un formato al que la gente le tiene mucho cariño.

No sé quién lo va a presentar, he oído campanas sobre Mercedes Milá, pero no sé.

No va a ser igual porque nosotros cuando entramos no teníamos ni idea de nada. Yo me llevé una maleta llena de vestiditos, tops, taconazos y cuando llegué allí y vi a todo el mundo con chándal… no tenía ni idea de que íbamos a hacer deporte si no, me hubiera llevado todo mallas. Eso es irrepetible.

¿Te ves en esta nueva edición?

Si quieren a una terremoto que me llamen a mí. Me veo como jurado o formando a los chicos en una clase sobre cómo estar sobre el escenario, cómo moverte, saber cómo mirar a la cámara…yo creo que tengo mucha experiencia en eso.

Se llegó a decir que el ganador iría a Eurovisión, ¿crees que sería una forma de acabar con la polémica de selección?

No sé si sería la forma de acabar con la polémica pero está claro que iría muy formado, muy preparado.

Tú estuviste este año en el jurado. ¿Le mandaste algún mensaje a Manel Navarro?

No, porque no tuvimos contacto con él en ningún momento. El día que nosotros votamos vimos a todos los cantantes con más seguridad, inclusive Manel, que lo hizo muchísimo mejor.

¿Qué te pareció lo que ocurrió con él?

Me dio pena que estuviera nervioso. Lo que ha pasado ha sido fruto de los nervios y es normal.

Nervios y falta de experiencia, ¿no crees?

Es muy complicado, hay que estar muy seguro, muy bien amueblado. Eurovisión no es un escenario cualquiera… estás representando a tu país, te están juzgando y a Manel le vino grande porque acababa de salir y no tenía las tablas de una Pastora Soler, una Edurne, una Ruth Lorenzo. Los nervios, a lo mejor, han podido con él.

Si hablamoms de realitys, en los que hemos visto a muchos de tus compañeros de OT, ¿a cuál no irías ni loca?

Supervivientes, es un reality super duro. Aunque yo sería como MacGyver. Me he criado en medio del campo y cuando estás sin amigos, vecinos ni nadie alrededor, te entretienes con muchas cosas.

Yo si fuera a Supervivientes montaría un chalet con las palmeras y los bambúes.

Y entonces ¿por qué dices que no irías?

No me gusta pasar hambre, lo llevo muy mal, con hambre tengo muy mala leche.

Quién lo diría con esa figura…

Yo soy de buen comer, me gusta hacerme mis lentejas, mis pucheros, me encanta. No me gusta la comida basura, soy de comer sano y de cuchara, de la comida de nuestras madres.

¿Y a qué reality le dirías que sí?

Tu cara me suena, es un programa musical super divertido aunque hay que currárselo mucho… Masterchef, me encantaría ir a Masterchef Vip, me encanta la cocina. Disfrutaría muchísimo haciéndolo. Es estresante pero te pone a prueba y me gusta ponerme al límite. También iría a alguno que tuviera que ver con la forma física.

Pero ahora estás centrada en tu disco, ¿qué parte de ti quieres mostrar?

Soy una mujer fuerte, que me busco las castañas, que compongo mis canciones y Un poco de mí muestra mis 15 años de carrera.

Voy desde Vas a volverme loca de esa niña inocente con esas letras un poco de Lolita a una mujer que escribe letras contundentes que dicen ‘no dejes que nadie te machaque’, ‘no dejes que te traten como una más’.

El vídeo de Un poco de mí ha tenido muy buena acogida.

Fue una locura, pensé que no llegaba al vídeo, qué estrés. Me apareció hasta la policía.

Creamos el estilismo, el rollo de baile, me subí a un árbol…la que liamos. Pasamos muchísimo frío pero he cuidado cada detalle.

El body verde que llevas en el vídeo ¿es creación tuya?

Lo he hecho yo, ha salido de mis manos. Aprendí a coser con tutoriales de youtube.

Eres la imagen de la felicidad constante, ¿cuál fue la última vez que lloraste?

Soy muy llorona. A veces siento impotencia, frustración. Siento que doy muchísimo y a lo mejor no tengo mi sitio. Eso me quita la sonrisa.

¿Y ahora qué?

Ya he empezado la gira. Voy a estar en el orgullo gay que es uno de los escenarios que más me gusta porque me libero, puedo ser loca, salvaje, sexy, provocativa… me encanta. Tengo más fechas cerradas.

Y si viene algo de televisión, bienvenido sea. He leído en algún lado que va a volver el Grand Prix y me encantaría estar ahí.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?