Courteney Cox le planta cara al botox

“Me siento mejor porque me siento yo misma”

Courteney Cox le planta cara al botox

Los 53 años no es una edad fácil en Hollywood y menos para una mujer. Y bien lo sabe Courteney Cox que, desde su glorioso paso por Friends, ha tenido que mantener su estatus en el complicado mundo de la industria norteamericana.

Como muchas otras ha caído en las redes de los retoques estéticos. “Creo que envejecer es difícil en general”, aseguraba en una entrevista con New Beauty, “me siento como si tuviera 34 años, así que, la idea de que no los tengo no parece natural. No lo entiendo”.

Una cosa es cómo se sienta y otra lo que parece y Cox, lleva un tiempo dándole vueltas al tema y ha llegado a la conclusión de que tanto implante no ayuda. “Me han disuelto los implantes de relleno”, confiesa, “me siento mejor porque parezco yo misma”.

Está claro que ahora empezaremos a observar en su rostro el paso del tiempo y su edad real y ella lo asume. “Las cosas van a cambiar. Todo caerá. Traté de no estropearme pero, en realidad, me daba una falsa apariencia”.

Es indudable que las cosas están cambiando pero durante muchos años las famosas han estado esclavizadas a unos cánones de belleza y a una presión que les obligaba a parecer perfectas.

“Un día alguien te dice ‘estás bien pero no te vendría mal una inyección de relleno por aquí o un poco por acá’ y te recomienda a algún especialista muy bueno cuyos resultados son muy naturales y vas y lo haces”, explica, “la primera vez sales contenta porque apenas se nota y luego repites y así varias veces hasta que te ves en una foto y dices ‘ups, esto es terrible”.

Courteney Cox no quiere renunciar a las líneas de expresión. / Gettyimages

Es ahora cuando se ha dado cuenta de que perder las líneas de expresión no compensa porque, al final, es renunciar a quien tú eres. “Es necesario tener movimiento en la cara, sobre todo si eres delgada como yo. Esto no son arrugas, son líneas de haber sonreído”, concluye.

Está claro que la apariencia está dejando de tener la importancia que tenía antes. “Crecí pensando que la apariencia era lo más importante y es muy triste porque me metí en problemas. Estuve trabajando duro por mantenerme pero, en realidad, empeoró las cosas”.

Enamorada y con proyectos

No sabemos si este cambio de mentalidad habrá sido fruto de su relación con el líder de Snow Patrol, Johnny McDaid, con el que lleva desde 2013 superando cualquier prejuicio por los 13 años de diferencia que hay entre ellos.

“La belleza exterior nunca ha sido una prioridad para él. A mí me solía preocupar muchísimo pero ahora sé a ciencia cierta que no hay nada que temer al respecto”, asegura.

Parece que ha superado todo tipo de complejo por ser mayor que su pareja. “Johnny aprecia la belleza, pero en su sentido más profundo y a mí me ocurre lo mismo. Por suerte, yo le encuentro guapísimo e irresistible, extremadamente sexy”, concluye.

La pareja atraviesa un buen momento personal y eso les hace pensar en la posibilidad de tener hijos. Cox ya tiene una niña de 13 años fruto de su relación con David Arquette y no le importaría ampliar la familia.

“Sé que parece una locura pero me encantaría volver a ser madre, con Johnny, por supuesto. Es algo que disfrutaría muchísimo”, cuenta. Y, por si acaso, ya deja caer que está totalmente a favor de la gestación subrogada.

Johnny McDaid y Courteney Cox, una pareja consolidada. / Gettyimages

TE RECOMIENDO


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?