‘Africa’ de Toto sonará en bucle para siempre en el desierto de Namibia

El popular hit de los ochenta ha experimentado una segunda vida tras convertirse en protagonista de memes y por una versión de la banda Weezer

‘Africa’ de Toto sonará en bucle para siempre en el desierto de Namibia

Hay manifestaciones artísticas para todos los gustos. La última que hemos conocido, relacionada con la música, tiene como protagonista una canción de 1982 y el objetivo es que nunca, nunca deje de sonar.

El desierto más antiguo del mundo, el de Namibia, ha sido el escogido por el artista originario de ese país Max Siedentopf para llevar a cabo esta ‘obra de arte’. Se trata de una instalación de sonido en la que Africa de Toto suene en bucle toda la eternidad. Para ello, está dotada de baterías solares, por lo que no tendrá problema de alimentación en pleno desierto.

El artista quiere hacer este homenaje a la canción con todos los medios a su alcance. "La mayor parte de las piezas de la instalación han sido elegidas para ser lo más duraderas posibles", dice Siedentopf. "Pero estoy seguro de que el duro ambiente del desierto devorará la instalación con el tiempo", matizó.

Toto Forever

La segunda vida de este hit ochentero

La canción de Toto lleva años siendo un imprescindible, pero desde hace poco tiempo ha ganado más y más repercusión y se ha convertido en todo un meme. El pasado año se hizo viral la noticia de que un DJ la iba a pinchar durante cuatro horas seguidas en un local de Bristol para homenajearla. Además, gracias al poder de las redes sociales, con el hashtag #WeezerCoverAfrica, el grupo Weezer la versionaron a petición de una fan y la lanzaron a las plataformas de streaming con un gran éxito.

Lo más increíble es que volvieron al Billboard Hot 100 tras casi nueve años gracias a esta versión. Para celebrar este éxito, la banda de Rivers Cuomo la interpretó en directo en la televisión americana junto a Steve Porcaro, teclista de Toto.

Weezer versiona 'Africa' en directo

Bowie fue el pionero

No es el primer tema que se intenta reproducir en bucle y para siempre. El pasado año, un magnate fanático de la música de David Bowie decidió Space Oddity debía ser la canción que acompañara su hazaña: lanzar el cohete más potente del mundo para llegar a la órbita del planeta rojo. De esta manera, puso en órbita un coche Telsa cuyo muñeco utilizado como piloto, vestido de astronauta, lleva el nombre de Starman.

'Space Oddity' llega a Marte

 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?