Tres años después de ‘Anti’, esto es todo lo que sabemos hasta la fecha del nuevo disco de Rihanna

R9, cada vez más cerca

Tres años después de ‘Anti’, esto es todo lo que sabemos hasta la fecha del nuevo disco de Rihanna

Rihanna, durante una presentación de su línea de cosméticos en Australia, en octubre de 2018. / Getty Images / Caroline McCredie

El 27 de enero de 2016, hace justo tres años, Rihanna sembró el desconcierto con el lanzamiento de Anti. El disco debutó en un discretísimo puesto 27 de la lista de ventas de Estados Unidos, lo que hizo que la palabra “fracaso” planeara por la mente de algunos: todos sus discos anteriores se habían situado entre los 10 más vendidos, y el inmediatamente anterior, Unapologetic (2012), había llegado a la primera posición. Enseguida se aclaró el enigma: el millón y medio de copias que el gigante tecnológico Samsung (con el que Rihanna había firmado un contrato) había distribuido gratuitamente entre sus clientes no computaba como ventas. Además, en los primeros días el disco solo podía escucharse en la plataforma Tidal. En su segunda semana, Anti llegó al número uno, y las aguas volvieron a su cauce.

El extraño lanzamiento no fue lo único que confundió con respecto al octavo disco de la cantante de Barbados. Mientras entre 2005 y 2012 prácticamente había publicado un álbum por año, a la preparación de Anti dedicó cuatro. Musicalmente era su trabajo más arriesgado, algo que dejaba entrever el título: la artista se situaba en oposición a algo, presumiblemente a lo que la industria y la mayoría de oyentes esperaban de ella. Aparte de Work, tema en el que colaboraba Drake (con quien se la relacionaba sentimentalmente por entonces), no había singles claros. Abundaban los temas experimentales. Era como si Rihanna hubiera querido ir un paso por delante en el R&B y el hip hop, marcando la senda que el resto de artistas debía seguir en años venideros. Su carácter visionario quedaba patente en el hecho de que en la primera canción, Consideration, colaboraba una aún desconocida SZA, cuyo primer álbum, Ctrl, que vería la luz un año después, sería elegido Mejor Disco de 2017 por la revista Time.

La jugada le había salido bien a RiRi, que afrontó los meses siguientes con su prestigio intacto. Era una estrella tan grande que podía hacer lo que le viniera en gana, incluso dar la espalda a la música comercial. La gira de presentación fue fastuosa: 75 conciertos en América, Asia y Europa, uno de ellos (el del 21 de junio de 2016) en Barcelona. También en ruta le acompañó la polémica, como a su paso por Glasgow, donde los fans y la prensa se quejaron de que el concierto empezó con retraso, los cambios de vestuario provocaban excesivas pausas y, en general, la cantante no conectó con el público.

Su estatus de poder quedó refrendado en agosto de 2018, cuando la red de emisoras públicas de Estados Unidos, NPR, declaró a Rihanna como el Músico más Influyente del Siglo XXI. Los responsables de esta organización argumentaban que “su música ha sido la banda sonora la mayor parte de este siglo, y ese tipo de ubicuidad se da fácilmente por sentada, como el aire. Lanzó un álbum de estudio de larga duración cada año entre 2005 y 2012, a excepción de un descanso de un año en 2008. De las 61 canciones de Rihanna en el Billboard Hot 100, 14 de ellas fueron éxitos número uno, y 31 de ellas llegaron al top 10. Ningún álbum ha conseguido tantos números uno en la lista de Billboard's Dance Club Songs como Anti, el álbum Rihanna lanzado en 2016 después de una pausa sin precedentes (para ella)”.

Ver esta publicación en Instagram

i feel attacked. ***valley girl who’s never been attacked voice*** R9 chronicles.

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el

Las especulaciones sobre un nuevo disco de Rihanna se han sucedido desde entonces, y es seguro que verá la luz en algún momento de este 2019. En mayo de 2018, en una entrevista a Vogue, sugirió que estaba trabajando en un álbum de música reggae; en el reportaje incluso se citaba la posible participación del productor jamaicano Supa Dups, que ha colaborado con Sean Paul, Beenie Man y Elephant Man, entre otros. En la idea del proyecto de música caribeña se insistió poco después en un artículo de Rolling Stone, en julio de ese año. El redactor de la revista habló con ocho fuentes cercanas a la cantante y todas le confirmaron que Rihanna estaba volcada en hacer un disco de reggae; dos de las fuentes, además, aseguraban que, simultáneamente, RiRi estaba elaborando un disco de pop. Es decir, que no habría un disco nuevo de Rihanna, sino dos (o un álbum doble).

Que Rihanna haya grabado un disco de reggae no quiere decir que su nueva música vaya a sonar como la de Bob Marley (por otra parte, uno de sus ídolos). Innovadora impenitente, resulta obvio que la de Barbados llevará la música tradicional caribeña (llámese reggae o dancehall) hacia nuevas direcciones, tal como hizo anteriormente en temas como Man down (2010) o la antes citada Work (2016).

El pasado septiembre, la intérprete de Umbrella contestó a una fan en Instagram que le preguntaba por sus nuevas grabaciones. “Estoy trabajando en mi música y al mismo tiempo haciendo lencería, maquillaje, películas, además de otro par de cosas que me encantan. Cuando la música esté lista, no tendrás que preguntar por ella”, escribió la cantante, a un tiempo tranquilizadora y dando largas. Instagram también fue el medio elegido en diciembre cuando otro seguidor le inquirió por la fecha de publicación de su próximo trabajo. “2019”, respondió ella escuetamente. Por esas fechas, Kuk Harrell, estrecho colaborador de Rihanna --trabajó con ella en Anti y es coautor de éxitos como Umbrella y The only girl (in the world)--, expresó también en Instagram que el nuevo disco “es genial, asombroso, increíble”. Lo cual no es decir mucho, pero sirvió para alimentar la expectación.

El 7 de enero la cantante adelantó dos segundos (sí, has leído bien: dos segundos) supuestamente extraídos de #R9, como ya todos se refieren a su nuevo disco; una especie de guiño a sus fans haciéndoles ver que está centrada en la grabación. Más recientemente, el 25 de enero, al productor The-Dream le preguntaron en una emisora de radio de Estados Unidos por el nuevo trabajo de Rihanna. “Lo está cocinando. Casi terminado”, reveló.

El noveno álbum de Rihanna es, sin duda, uno de los lanzamientos discográficos más esperados de 2019. Ella se lo está tomando con tranquilidad (se dice que su equipo le ha hecho llegar en este tiempo más de 500 maquetas), pero también es cierto que no ha parado en otros terrenos. Ha participado en la nueva película que protagoniza Donald Glover (Childish Gambino), Guava Island; envió una carta a Donald Trump reprendiéndole por usar su música en eventos políticos; se negó a actuar en la SuperBowl de 2018; y escribió una carta en el periódico inglés The Guardian sobre la importancia de la educación en el mundo.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad