Selena Gómez o cómo conseguir una carrera cinematográfica perfecta antes de los 30

Su elección de directores y papeles así lo atestiguan

Selena Gómez o cómo conseguir una carrera cinematográfica perfecta antes de los 30

Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic

A Selena Gómez no le tiembla el pulso a la hora de firmar los papeles que componen su carrera. Con tan solo 26 años ya puede decir que ha trabajado con algunos de los directores de cine más importantes y eso, viniendo de una diva del pop más chicle, es algo a tener en cuenta.

Quizá tenga que ver que a su edad tiene una fortuna personal de más de cincuenta millones de euros, quizá tan solo tenga que ver que tiene muy buenos representantes que filtran maravillosamente bien las ofertas de actuación que le llegan, pero lo cierto es que como ídolo adolescente nos pegaba más poniendo la voz de Mavis en Hotel Transilvania – cosa que esperemos que siga haciendo – que uniéndose a Chloë Sevigny o Iggy Pop en la peli de zombies de Jim Jarmusch.

Una película que, además, estará en el Festival de Cannes y que ya cuenta con extrema atención mediática. No todos los días un director consigue unir a Bill Murray, Adam Driver y Selena Gómez. The dead don't die quizá no pase de ser un mero entretenimiento loquísimo, pero decir sí a Jim Jarmusch es un paso de gigante en una carrera en la que ya figuran nombres como Woody Allen o Harmony Korine.

Ver esta publicación en Instagram

I Can’t Get Enough is out now! Link in bio @itsbennyblanco @tainy @jbalvin

Una publicación compartida de Selena Gomez (@selenagomez) el

El de Nueva York se encuentra ahora mismo en disputas legales contra Amazon, quien tiene retenida su A rainy day in New York que protagonizaran Selena y Timothée Chalamet hace más de dos años. Una historia que tanto los fans de director como de los actores se mueren por ver, pero que Amazon retiene por las acusaciones vertidas sobre Allen por parte de su exmujer.

Timothée Chalamet decidió donar lo que ganó con esa película tras denunciarse los hechos que se le atribuyen a Woody Allen en The New York Times. La situación es tan complicada que nadie sabe si la cinta verá la luz en algún momento.

Selena Gómez ya se metió de lleno en una producción de sexo, drogas y rock and roll como fue Spring Breakers. La actriz parece no temerle a Estados Unidos donde la moral imperante casi marca como obligatorio el que las chicas Disney no hagan nada que no pueda ver un crío. Y la famosa película de Harmony Korine es una auténtica bestialidad. O al menos rompe muchos de los tabús que se asocian al cine comercial actual.

Como todo el mundo sabe, en Hollywood las pequeñas películas de autor se han de combinar con grandes producciones de los estudios. Por ello Gómez también estará en el remake de Dr. Dolitte que llega a los cines en 2020.

Las elecciones a la hora de trabajar en el cine de Selena Gómez huelen a ambición y a deseos de premios y reconocimientos. No sabemos si llegarán, pero por el momento disfrutaremos de ella en todas las arriesgadas elecciones que está tomando. Solo el tiempo dirá si se cumple algo de lo demás que ella ansía.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?

Escucha la radio en directo

Los40
En directo

Tu contenido empezará después la publicidad

HOY EN LOS40

PODCAST

PROGRAMACIÓN

PLAYLISTS

EMISORAS

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad