Guerra abierta entre Taylor Swift y Justin Bieber

El manager del canadiense compra el catálogo de la solista

Justin Bieber y Taylor Swift

Justin Bieber y Taylor Swift  / Foto: Kevin Mazur/TCA 2011/Getty Images

Nueva polémica en el mundo del pop. Y esta es una de esas que prometen dar que hablar durante meses o años. Sobre todo por la envergadura de los artistas implicados: Taylor Swift y Justin Bieber.

Hace algo más de siete meses (en noviembre de 2018) os conté que Taylor cambiaba la discográfica de toda su vida (Big Machine) firmando un nuevo contrato con Republic Records (Universal Music). En esa noticia expliqué la importancia de que los derechos de sus canciones se quedaran en su antiguo sello y que Universal estaba negociando para comprarlo.

Pues no será así. Taylor Swift ha recibido una de esas noticias que nunca quieres escuchar: su catálogo musical ha sido comprado por Scooter Braun, manager de Justin Bieber, J Balvin, Demi Lovato y de Ariana Grande (entre otros artistas), con quien no guarda una muy buena relación por decirlo suavemente.

Scott Borchetta, el dueño de Big Machine, ha vendido todo el catálogo de Taylor Swift por 300 millones de dólares, una circunstancia que ha provocado el enfado de su protegida durante años.

El cabreo de Taylor Swift

Se puede intentar resumir el desagrado con el que la solista ha recibido la noticia pero las palabras de su comunicado expresan mejor que nada la rabia ante esta nueva situación.

Taylor acusa a Borchetta de tener solo "lealtad como un concepto contractual" y de ofrecerle sus propios "discos a cambio de nuevos discos con la intención de vender la compañía una vez hubiera firmado". La cantante también recuerda episodios de bullying sufridos por Scooter Braun como "cuando Kim Kardashian manipuló un extracto de una llamada telefónica filtrándoselo a Scooter para que él y sus clientes me hicieran bullying. O como cuando si cliente, Kanye West, rodó un vídeo porno que desnudó mi cuerpo (...) Mi legado musical ha caído en manos de quién siempre ha tratado de desmantelarlo. Este es el peor escenario que me podía encontrar (...). Nunca en mis peores pesadillas imaginé que Scott Borchetta lo vendería a Scooter Braun (...) Siempre estaré orgullosa de mi pasado. Pero para una opción más saludable, Lover saldrá el 23 de agosto. Triste y asqueada, Taylor".

Justin Bieber echa leña al fuego

A las pocas horas del comunicado de Taylor Swift, Justin Bieber, uno de los clientes de Scooter Braun, publica en las redes sociales una foto con un mensaje que va a tardar en ser olvidado.

Pese a que su nombre no aparece en la respuesta de Taylor Swift, obviamente Bieber es uno de esos clientes que le hizo bullying, como el propio canadiense reconoce al inicio de su mensaje, junto a Kanye West, Martin Garrix y el propio Scooter Braun.

"En primer lugar me gustaría disculparme por aquel post hiriente en Instagram. En su momento creí que sería divertido pero con el paso del tiempo me di cuenta que era desagradable e insensible".

Dejando claro eso, Bieber comienza un alegato de defensa de la figura de Scooter Braun asegurando que él no tuvo nada que ver con la filtración, ni con la publicación y que incluso le pidió que no bromeara sobre ello. Hay frases que parecen conciliadoras ("Scooter y yo te queremos") y otras que atacan a Swift ("¿Qué estás intentando hacer con tu mensaje? Creo que estás intentando que tus fans vayan a hacer bullying a Scooter").

Justin Bieber ofrece a Taylor Swift hablar y resolver este conflicto con palabras pero sin dejar a un lado el hecho de que no le gusta el ataque a su manager: "cuando intentas desfigurar a alguien a quien quiero, estás cruzando una línea".

Su antiguo sello, también contra Taylor Swift

Scott Borchetta, dueño de Big Machine, ha dado su versión de los hechos que contradice a Taylor Swift. Según Borchetta, a Taylor se le ofreció un tipo de contrato según el cual recuperaría su música, sus fotos, sus vídeos... y prefirió irse a Universal. Borchetta también defiende la figura de Scooter Braun asegurando que siempre quiso contar con Swift para eventos como Manchester One Love o Parkland March y que ella siempre declinó su oferta.

El título de su comunicado lo dice todo: "Es hora de la verdad". Queda claro que la marcha de Taylor Swift de su sello de toda la vida no fue tan amistosa como nos creímos ya que están acusando a Taylor de mentir.

Taylor Swift no está sola

Tenemos la firme convicción de que Taylor Swift es capaz de apañárselas ella sola bastante bien pero numerosos artistas y colaboradores habituales de la artista han salido ya en su defensa dejando claro que se esperaban esta situación.

Halsey ha asegurado que apoya a Taylor porque siempre ha sido una inspiración para ella: "Me revuelve las tripas pensar que no importa cuanto poder o éxito pueda tener una mujer en su vida porque siempre será susceptible de que venga alguien a hacerla sentir menos poderosa"

Iggy Azalea ha ido un paso más allá acusando a Scooter Braun de juego sucio: "Por esto me alegro de poseer el master de mi nuevo disco. Ellos siempre juegan sucio con la propiedad intelectual de los demás".

Todrick Hall no ha tenido problema en definir a Braun como una persona diabólica: "Para aquellos que estáis preguntando, dejé a Scooter Braun hace mucho tiempo y estoy muy entristecida por esta noticia pero no sorprendida. Es una persona diabólica a la que solo le preocupa dar de comer a su asqueroso ego. Creo que es homófobo y sé de su propia boca que no es un fan de Swift".

Pero si ha habido un momento polémico dentro de la polémica es la defensa que Cara Delevingne ha hecho de Taylor Swift. La modelo y actriz dejó un comentario en el post de Bieber en el que la mujer del canadiense, Hailey Baldwin, le definía como un caballero por sus palabras.

Cara Delevingne no se ha cortado y les ha acusado de estar aburridos y a Bieber de ser un machista: "Como hombre casado, debes levantar a las mujeres en lugar de derribarlas porque estás amenazada. No estoy seguro de que realmente entiendas lo que es una disculpa”.

Ver esta publicación en Instagram

*Update to previous post. #CommentsByCelebs

Una publicación compartida de Comments By Celebs (@commentsbycelebs) el

La respuesta de Cara Delevigne no puede leerse ya en los comentarios al post de Justin Bieber porque este lo ha borrado.

Algunos medios de comunicación estadounidenses aseguran que Rihanna, Adele, Nicki Minaj, Miley Cyrus, Gwen Stefani, Camila Cabello, Lana del Rey y Selena Gómez apoyan a Taylor Swift y han dejado de seguir al manager de Bieber en Instagram. La propia Ariana Grande ha borrado una story de Instagram en la que felicitaba a su manager por la adquisición de la nueva compañía. Hasta Katy Perry ha firmado una petición para que Taylor Swift regrabe sus seis primeros discos y así pueda hacerse con todos los derechos.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?