Aitana se corona como la princesa del pop española en el Teatro Real

La cantante emociona en uno de sus conciertos más especiales de su 'Play Tour'

Aitana se corona como la princesa del pop española en el Teatro Real

Aitana saludando al público del Teatro Real / Foto cedida por Universal Music Festival

Este miércoles, 31 de julio, el Teatro Real ha dejado de lado el sonido de los tacones y de los mocasines para dar paso a las pisadas de converse. Todo un regimiento de adolescentes y niños han acudido al emblemático edificio madrileño motu propio. Porque no, no se trata de una excursión extraescolar del colegio (hace más de un mes que se encuentran de vacaciones). Están allí para disfrutar de una de las estrellas musicales españolas del momento: Aitana.

Aitana, que conocimos hace dos años gracias al programa Operación Triunfo, ha sido la última artista en subirse al escenario del Teatro Real con motivo de la quinta edición del Universal Music Festival. Lo ha hecho pisando fuerte y demostrando que, aunque es una recién llegada a la industria musical, tiene madera de sobra para que su voz suene entre las paredes del Real.

Al entrar al patio de butacas, lo primero que llama la atención es la cantidad de pancartas que han preparado los aitaners. Es normal que uno se pregunte “¿vería alguna vez un cantante de ópera una cartulina que pusiese: ‘Pergolesi, te quiero”. Antes de que Aitana subiese al escenario, el protagonismo lo ha captado una de sus mejores amigas dentro de la academia de OT: Amaia. La pamplonica, que ha acudido a apoyar a su compañera, ha aparecido en uno de los palcos del primer piso del teatro y, por supuesto, ha desatado los gritos eufóricos del público. “Amaia, te queremos”, “Amaia, guapa” o “¡Amaia, mira!”, han sido solo algunos de los comentarios que ha escuchado la intérprete de El Relámpago. ¿Su reacción? Una tímida sonrisa. 

Ha llegado el gran momento: se han apagado las luces y ha salido un gran Play (haciendo honor al nombre de su gira) en los leds del fondo. Tras un juego de iluminación, la silueta de la artista ha surgido en el escenario con un gran pose de diva. Pero esta figura ha durado poco, ya que Aitana ha empezado a saludar animadamente al público con la mano, rompiendo esa proyección de estrella inalcanzable y recordándonos, con un simple gesto, que sigue siendo la chica que conocimos en aquel concurso de cantantes.

¿La primera canción? Teléfono, su primer éxito en solitario. Y sí, ella ha debido ser la única que ha dejado su teléfono durante el concierto porque su joven público ha querido inmortalizar con las cámaras cada detalle. No todos los días actúa tu artista favorito en el Teatro Real, ¿no?

Los  asistentes no sabían muy bien cómo actuar en el majestuoso salón del Real. ¿Podían levantarse y darlo todo con los hits de la ex triunfita?  Aitana ha despejado las dudas cuando ha terminado de cantar Stupid Boy, uno de los temas más movidos de su disco Spoiler: “Nunca me imaginé que iba a tocar aquí, en el Teatro Real. Aunque sea un teatro, cuando os lo pida el cuerpo, bailad”.

Ha llegado el momento de Presiento, su colaboración con Morat. Aunque los colombianos no han podido acudir a cantar con ella en directo, la artista ha querido dedicarles el tema: “Morat no está aquí, están en Los Ángeles, entonces me gustaría mucho que cantásemos muy fuerte para que les llegue”.

Otro de los grandes momentos de la mañana ha sido cuando la artista ha cantado Someone Like You de Adele. La cantante ha emocionado en cada nota y es que, sin lugar a dudas, se siente como pez en el agua en baladas. De hecho, una de las actuaciones más aplaudidas ha sido cuando ha cantado con La Miel en los Labios. Puede que tenga algo que ver que se lo ha dedicado a alguien que la ha apoyado en esta nueva etapa de su vida: “Hace diez meses vine a Madrid y conocí a una persona muy especial. Esta canción es para él”. Intuimos que se trata de su pareja, el actor Miguel Bernardeau, quien se encontraba entre el público.

Pero no es el único agradecimiento que ha tenido la de Barcelona. La artista ha dejado claro que sin el apoyo de sus padres, este show en el Real no sería posible: “Agradecer a Amaia y a los Javis que hayan venido a verme. También a mis padres que me animaron a presentarme a OT. Sin ellos, nada de esto hubiese pasado”.

Durante la hora y media que ha durado el concierto, Aitana ha entrado y salido de sus canciones con la facilidad con la que en su disco explora los distintos estilos musicales. Los temas movidos como Pop Corn se funden con las baladas como Vas a Quedarte. Justo ha sido en este tema, cuando ha aprovechado para bajarse del escenario y conocer de cerca a su público. Ha dado la sensación de que los adolescentes no terminan de entender que esto es un concierto (y no un teatro) y Aitana no acaba de creerse que es una estrella. Y ahí, en parte, reside la magia de este show. 

Como guinda, Aitana ha puesto a todo el público a bailar al ritmo de Lo Malo. ¿Qué mejor manera de acabar que con su primer hit? Pero la artista aún guardaba una última sorpresa: “Me gustaría cantar una última canción en realidad. Se llama Procuro Olvidarte

En ese instante, me ha venido a la cabeza el momento en el que Mónica Naranjo, como jurado de OT, dijo la diferencia entre un cantante y un artista: mientras que el primero solo se dedica a cantar; el segundo, además interpreta. Ese mediodía, en el Teatro Real, Aitana ha vuelto a emocionarnos con Procuro Olvidarte, demostrando que ella, además de cantar, interpreta, siendo una artista con letras mayúsculas. 


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?