Rizha, sobre ser icono LGTBI: “Lo de referente se me queda un poco grande”

Hablamos con la arttisa de 20 años sobre su música, su paso por SKAM y sus próximos proyectos

Rizha, sobre ser icono LGTBI: “Lo de referente se me queda un poco grande”

Rizha / Foto cedida por Sony Music

Tamara Luz Ronchense tiene 20 años y podría pasar por una chica normal de su edad si no fuese porque lleva desde los catorce años produciendo, componiendo y escribiendo sus propias canciones. Eso sí, lo hace bajo el nombre de Rizha.

Siendo tan solo una adolescente consiguió hacerse un hueco en la escena musical underground. Sus temas sobre amor, desamor y liberación sexual consiguieron cautivar cada vez a más seguidores y seguidoras.

Ahora, tras lanzar dos discos, varios EPs y singles sueltos, Rizha se enfrenta por primera vez a un reto: cantar en español. Lo hace por primera vez de la mano de un sello grande como es Sony. Por ahora ha lanzado con ellos Fly con vos y Se te ve venir. Eso sí, no ha perdido la esencia ni el sonido de sus anteriores trabajos en inglés.

Quedamos con ella en la redacción de LOS40 para hablar sobre esta nueva etapa musical, su nuevo single y de su paso por la serie SKAM. Llega con una sonrisa en la cara y muchas ganas de hablar. “Es que soy argentina”, se disculpa entre risas cuando ve que se va por las ramas.

Rizha tiene las ideas claras, mucho talento y una larga trayectoria musical para la edad que tiene. Habla con expresiones anglosajonas, sonriendo entre frases y con mucho sentido del humor.

Pregunta (P): Tienes 20 años, dos LPs, varios singles y has sido protagonista de una serie… ¿eres consciente de que muchas personas a los cuarenta no han conseguido ni la mitad?

Rizha (R): ¡Qué bullying, loco! (risas) Sí y a la vez no. Sí, pero como yo soy yo y vivo en mi cuerpo y llevo tiempo haciendo estas cosas no lo veo como algo raro. Soy consciente de que no es algo normal, pero en mí no lo veo como algo raro. ¿Me explico?

P: Perfectamente. Acabas de lanzar tu segundo single en español, Fly con Vos, ¿por qué has tardado tanto en lanzar temas en este idioma?

R: Porque yo empecé a componer en inglés porque pensaba que en casa me entendían menos. Lo utilizaba de manera íntima, de forma de descarga y me parecía más privado. Además, cuando me mudé a España aprendí muchísimo inglés porque mis dos mejores amigos eran de Londres y de Estados Unidos. Me hacían cambiar todo el rato de idioma. Me acostumbré a hacerlo súper rápido. Me sentía cómoda con ello y me asenté ahí. Durante todo aquel tiempo, me decían que escribiese en español porque me iba a expresar mejor. Para mí eso es mentira. Me expreso mejor en inglés. Pero me puse enferma y me tuve que quedar en casa un tiempo. Fue allí cuando pensé por qué no probar. Quedé con un productor y salió Fly con vos, que fue la primera canción que escribimos. Estaba más asustadita, pero quedó guay.

P: Supongo que usarás muchísimas expresiones en spanglish en tu día a día entonces…

R: Sí, ajá. (mira a su padre y ríe) Me odia. Mezclo un montón. Pero es que hay una cosa que es real. Te lo juro, aunque piensen que es para hacerme la guay, pero hay muchas cosas que no sé cómo se dicen en español. Ya sea porque no existen o porque se me ha olvidado cómo se dicen. Pero es verdad que me siento muy cómoda en este idioma.

P: Utilizas muchos sintetizadores en tus canciones, ¿se trata de una marca de tu sonido?

R: No era la intención, pero como me ha gustado tanto lo uso siempre. Se ha quedado como parte de mi sonido, y me encanta porque me flipan. Es verdad que tengo como 28 millones de plugins y siempre vuelvo al diva.

P: Esto es como los tatuajes, que una vez que empiezas no puedes parar…

R: Sí, es que me gustan mucho. Es como que siempre recaigo en lo mismo. De hecho, me gustaría probar otro tipo de sintes porque son la ostia.

P: Hablas mucho de amor y desamor desde una perspectiva muy intensa, ¿está todo inspirando en vivencias reales?

R: Sí. Yo no sé si esto es algo bueno o malo, pero solo puedo escribir bien de cosas que me han pasado. No podría sentarme e inventarme una historia como tal. Puedo hacer metáforas y contarlo de otra manera, pero siempre estaría inspirado en algo que pienso o que me habría pasado.

P: Ahora has fichado por un sello grande como es Sony, ¿a la hora de trabajar lo has notado mucho?

R: A la hora de entrar tenía miedo de que se fuese a la mierda mi idea de lo que era el proyecto. Después de muchas charlas hemos llegado a un lugar donde estamos guays. Pero ese era mi pánico principal. Es lo que te dice todo el mundo cuando entras en una grande, que te vas a ir a la mierda y que vas a hacer lo que te digan. Es verdad que a mucha gente le pasa, pero si se habla y tal, se intenta llegar a un punto.

P: Compones, produces, escribes tus canciones desde bien pequeña, ¿de dónde nace ese gusanillo por la música?

R: No lo sé. Pasó. Yo no soy consciente de cuando pasó esto. Quiero decir de un modo profesional. Pero, no tengo recuerdos míos sin escribir cosas. Ya sea fuera de la música, me encantaba escribir. Toda mi familia es del palo de arte. Mi abuela es artista plástica y todo. Estuve rodeada de arte y salí así. ¡Faltaba la música en la familia!

P: Bueno, y de todas las canciones que tienes a lo largo de estos años, ¿tienes una que sea tu favorita?

R: Las voy cambiando. Tenía una que era mi favorita que era Nice, que está en el álbum de Fuckit. Me gusta muchísimo por la letra y por los sintes, que son como muy psicodélicos. Luego hay otra que no he sacado todavía como versión de estudio, pero que he cantado en muchos conciertos y que se llama Sandbox. Esa es mi favorita por la letra. Hay canciones que van a salir y que me gustan muchísimo. Al final las he hecho yo y las he publicado porque me gustan. Coño, no pondría una canción que no me convenciese, por lo menos al sesenta por ciento, en mi disco. (risa)

P: Hablas sobre liberación y libertad sexual en tus canciones. Además, te diriges a “ella” en tus letras. Cuando comenzaste a escribir, ¿tú tenías referencias de amor entre mujeres?

R: Lo que he hecho ahora es introuducir el “she” y el “he”. Pero si te vas a Finally, habla de mi exnovia con la que estuve tres años, con muchos cortes y esas cosas porque empezamos con catorce. Es verdad que muchas canciones hablan sobre ella, pero no utiliza el “she”. Lo que pasa es que, cuando fui creciendo, me di cuenta que necesitaba hacer ese tipo de cosas para dar ese tipo de representación. Además ya me daba más igual. Antes era más pequeña y me daba cosita decir “she”. Ahora me chupa un huevo y me da más tranquilidad. Si el tema habla de una chica pues me dirijo a una chica.

P: Te habrás dado cuenta que te has convertido en un referente LGTBI, ¿no?

R: Sí, pero para mí es muy loco. Lo único que he hecho es haber salido con una chica y que me guste una chica. Me parece un poco loco.

P: Quizá ha venido más del personaje de Joana que interpretas en SKAM…

R: Claro, todo eso sale de SKAM. Pero es verdad que el álbum Hipnos es muy LGTBI y mola, pero es verdad que lo de referente se me queda un poco grande. Yo agradecida de la vida y sin problema.

P: ¿Crees que queda mucho para que en la industria musical se visualice de manera normal al colectivo LGTBI? Todavía, hay muchos artistas que no se atreven a decir su sexualidad…

R: Yo creo que la industria de la música al final es un reflejo del arte y este, a su vez, lo es de la realidad. Para que todo esto por fin se vea de forma natural, tendría que avanzar la sociedad. Si una persona va a casa de sus padres, se sienta en la mesa y le dice “hola, soy hetero”, van a decir “¿y a mí que me cuentas?”. Pues lo mismo. Cuando sea igual por el otro lado es cuando la gente empezará a expresarse como quiera.

P: Te vas a Londres y a Roma, ¿es la primera vez que actúas fuera?

R: No. En la primera parte de esta gira (Outside On Our) que se suponía que era nacional nos fuimos a Londres. Toqué también en Dublin. Bastante tiempo antes estuve en Venecia. Esta vez es verdad que me voy a Italia, que me hace mucha ilusión. Primero porque no conozco Roma y me apetece muchísimo.

P: Pero no vas a para. Este verano vas a pasar por varios festivales: el Río Babel, el Sansan… ¿hay algún artista que te haga especial ilusión compartir cartel?

R: Con Die Antwoord. Sin lugar a dudas, Die Antwoord. Soy fan desde muy pequeña. Lo vi cuando vino al Madcool y estuve llorando a tope. Es que pensaba que no lo iba a ver en mi vida. Entonces, compartir el mismo puto día en el mismo festival con ellos es…¡no me lo creo!

P: Lo mismo les puedes decir algo y todo…

R: No sé, improvisaría en el momento porque lo que piense en el momento se me va a olvidar.

P: Tu personaje de Joana en SKAM te ha conseguido bastante fama, además de aparecer en esta tercera temporada, ¿te veremos actuando en algo pronto?

R: Estoy trabajando en un proyecto de una peli que no sé si saldrá.

P: ¿Viste mucho aumento de reproducciones de tus temas tras salir en SKAM?

R: Sí, lo vi sobre todo en la parte internacional y como canto en inglés a mucha gente le dio por allá. En sitios donde ni me imaginaba que pasaría. Por ejemplo en Rusia, pero exagerado. Dio muy fuerte. Siempre que hago un directo por Instagram, lo peta entre los rusos. De hecho, tengo un tatuaje en ruso, que es lo que me llaman mis seguidores de allí.

P: ¿Y qué signfica?

R: Es como un alien nacido en la Tierra.

P: Y en Instagram, ¿eres de las que se piensa dos veces lo que subir?

R: Lamentablemente no. Debería, pero no. Yo tengo la sensación de que me llevo demasiado con la gente que me sigue. Escribo cosas y responden, haciendo coñas. Hacemos el gilipollas juntos. Tengo esa tranquilidad de que si posteo yo, haciendo cualquier gilipollez, no pasa nada.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?