La estatua de Freddie Mercury en Montreux también se protege contra el coronavirus

La pandemia deja postales muy distintas a lo largo del planeta para concienciar a los ciudadanos

La estatua de Freddie Mercury en Montreux también se protege contra el coronavirus

La estatua de Freddie Mercury en Montreux (Suiza), con una mascarilla quirúrjica y un letretro donde se puede leer 'quédate en casa'. / FABRICE COFFRINI/AFP via Getty Images

La grave pandemia de Covid-19 que está azotando al mundo entero está dejando imágenes insólitas: grandes ciudades vacías, cancelaciones de importantes eventos y mucha preocupación generalizada. En medio de ese caos, muchos lugares están tratando de concienciar a los ciudadanos para que se queden en casa y así evitar contagiar y ser contagiados con el virus.

Una advertencia que ha llegado de una forma más que curiosa a la ciudad suiza de Montreux, donde las autoridades han colocado esta semana una máscara quirúrgica en la boca y la nariz de la estatua de Freddie Mercury

Además, también cualga un letrero en el torso de la imagen del líder del legendario grupo inglés Queen. En él se puede leer 'quédate en casa' en francés y en inglés, en un intento por animar a la gente a cumplir el distanciamiento social tan necesario en estos días.

"Si quieres paz en el alma ven a Montreux". Con etas palabras se refería el cantante a la ciudad,a la que estuvo muy unido y donde encontró mucha inspiración para sus obras. Los cuatro miembros de Queen estuvieron muy unidos a la ciudad, pero particularmente Mercury, que era dueño de un apartamento y un estudio de grabación en esa ciudad. Allí produjeron varios de sus álbumes, incluido el último, Made in Heaven.

La estatua de Freddie Mercury en Montreux (Suiza), equipada con una mascarilla quirúrjica para concienciar a los ciudadanos de que tomen medidas frende al contagio del coronavirus. / FABRICE COFFRINI/AFP via Getty Image

Gran parte del atractivo que tiene mundialmente la ciudad es por consituirse como lugar de peregrinación de muchos fans de Mercury. Fue en 1978 donde comenzó el idilio del músico con la ciudad, durante un festival de jazz en el que participó y que le hizo encontrar un gran refugio en ese rincón de los Alpes suizos.

Montserrat Caballé fue la encargada de inaugurar la estatua en 1996 con motivo del quinto aniversario de la muerte del líder del Queen. La soprano mantenía una estrecha amistad con Freddie desde que grabaron Barcelona a dúo con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992.

La obra realizada en bronce muestra a un Freddie Mercury de pie, con una chaqueta abierta, frente al lago Leman, con el puño en alto en posición triunfante. Fue financiada por la familia del cantante y una sociedad de beneficencia fundada por Freddie Mercury.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?