El día que Keith Richards escapó de la muerte tras caerse de un cocotero

El guitarrista de los Rolling Stones estaba de vacaciones en las islas Fiji y sufrió un grave accidente

El día que Keith Richards escapó de la muerte tras caerse de un cocotero

Keith Richards durante una entrevista en la playa en 1986. / David Tan/Shinko Music/Getty Images

En su larga y convulsa vida, los miembros de los Rolling Stones han vivido muchas anécdotas, y a pesar de su edad, parece que son inmortales. Uno de ellos en concreto, Keith Richards, ha tenido algunos roces con la muerte, pero sin duda, el más procupante fue el que vivió a finales de abril de 2006.

Fue en unas vacaciones que estaba viviendo con su compañero de banda Ronnie Wood en una paradisíaca isla privada de las islas Fiji. Richards se cayó de un árbol, lesión que llevó a la banda a posponer las fechas de la gira que iban a comenzar y que creó un sinfín de rumores y especulaciones por parte de la prensa. Poco se supo durante los primeros momentos de esta caída, y mientras algunos artículos informaban de que estaba subido a una palmera, otros incluso hablaban de un accidente sufrido con una moto acuática.

Filamente fue el propio Richards el que despejó todas las dudas en su autobiografía, Life, publicada en 2010. En ella mostró su queja por todas las informaciones falsas que se habían escrito sobre la moto de agua, que según él son "cosas que realmente me disgustan intensamente porque son ruidosas, estúpidas y perjudiciales para los arrecifes".

El guitarrista explica en el libro que mientras se secaba después de un baño, Richards se posó en la rama de un enorme árbol, y al levantarse calculó mal la trayectoria. "Había otra rama frente a mí, y pensé: 'Lo agarraré y caeré suavemente al suelo'", escribió. "Pero olvidé que mis manos aún estaban mojadas y que estaban llenas de arena. Y así caí con fuerza sobre mis talones, y mi cabeza retrocedió y me golpeé con el tronco del árbol. Y eso fue todo".

En ese momento, Richards no le dio demasiada importancia al golpe y continuó con sus vacaciones sin preocupaciones. Sin embargo, durante un viaje de un día al mar, fue golpeado por una ola y de repente tuvo un "dolor de cabeza cegador" e instó a todos a regresar a tierra. Ese malestar empezó a ser más y más intenso.

Resulta que Richards se había fracturado el cráneo en el incidente de la rama del árbol. Esto causó una hemorragia intercraneal que a su vez produjo fuerte hematoma, lo cual implicó que tuviera uque volar urgentemente a Nueva Zelanda para recibir tratamiento.

Afortunadamente, el procedimiento fue un éxito: "El doctor abrió el cráneo, succionó todos los coágulos de sangre y luego volvió a colocar el hueso como un pequeño sombrero con seis alfileres de titanio para volver a conectar el sombrero a su cráneo". Después de semanas de convalecencia, en el cual el músico bromeaba con haberse llevado algo de morfina extra como recuerdo, Richards estaba como nuevo. "Y en realidad", agrega en la autobiografía, "nunca he tenido dolor de cabeza desde entonces".

La banda estaba embarcada en una gira mundial, 'A bigger bang Tour', que incluía varias ciudades españolas. Los conciertos de Madrid y Barcelona que se iban a celebrar en el mes de mayo fueron aplazados y posteriormente suspendidos. Meses más tarde, los conciertos de la gira previstos en agosto para Valladolid y El Ejido (Almería) también fueron cancelaros por problemas de afonía de Mick Jagger.

Un cirujano en nómina de los Stones

Andrew Law, el médico que se ocupó de la lesión de Richards, ahora es tratado como uno más de de la familia Stones y el grupo cuenta con él para todo lo que hace.

Según el neozelandés de 41 años, es así porque a Richards le encanta tener cerca de él a alguien externo al círculo de la música para hablar de todo lo que le inquieta. "No creo que se haya topado con demasiados neurocirujanos y yo tampoco con muchas estrellas de rock", aseguró Law en una entrevista.

Las aseguradoras exigieron que después de la operación, el doctor Law viajara por precaución con el grupo a Italia, Austria y Alemania. Ahora vive dividiendo su tiempo entre su propia familia y la rd Richards, que le ha acogido como un miembro más. Richards incluso le ha agradecido durante algún ultitudinario concierto todo lo que hizo por él. Porque, según sus propias palabras, si no fuera por él no estaría aquí.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?