Brian May confiesa que tuvo un ataque al corazón y estuvo cerca de la muerte

Un accidente doméstico causó al guitarrista de Queen un daño nervioso que llegó a paralizar su cerebro

Brian May confiesa que tuvo un ataque al corazón y estuvo cerca de la muerte

Brian May, guitarrista de Queen, durante una rueda de prensa para anunciar la gira Bohemian Rhapsody Tour en 2020. / Chung Sung-Jun/Getty Images

En medio del confinamiento, y debido a todas esas actividades domésticas que hemos hecho en casa, Brian May tuvo un pequeño percance. O al menos eso parecía en un primer momento. Todo ocurrió cuando el guitarrista de Queen decidió ponerse manos a la obra con esta zona de su hogar y notó cómo sus glúteos se "rompieron en pedazos".

Ahora, a través de las redes sociales, el músico de 72 años ha anunciado que estuvo al borde de la muerte después de que detectaran que tenía arterias tapadas. “En medio de toda la saga de dolor en mi parte trasera, tuve un pequeño ataque al corazón. Digo pequeño, no es algo que me haya hecho daño", ha anunciado el músico.

Al hablar de este accidente doméstico en una publicación de su Instagram, el guitarrista de Queen ha destacado que sufrió una fuerte "agonía" por la lesión que le causó un daño nervioso, algo similar a la presión de un destornillador clavado en su espalda.

Tan grave fue el percance que el músico asegura que estuvo "muy cerca de la muerte" después de que los médicos descubrieran que tenía tres arterias congestionadas, tal y como informa el medio The Sun, después de sentir un dolor en el pecho que duró aproximadamente 40 minutos.

Así explica May en el vídeo subido a las redes sociales lo ocurrido: "Os dije que tenía un músculo roto y eso fue lo que me diagnosticaron, pensamos que era como un extraño accidente de jardinería... pero, de todos modos, resultó no serlo", asegura.

Y continúa explicando el incidente: "Me hicieron una resonancia magnética y sí, tuve una rasgadura en mi glúteo mayor. Lo fácil es hacer un vínculo, porque hay una rasgadura allí así que debe ser la causa del dolor, final de la historia. Y no se hicieron otras pruebas", cuenta el artista. Pero después de una semana con un dolor agónico, volvió al médico para comprobar que no tenía más problemas.

"Resulté tener tres arterias que estaban congestionadas y en peligro de bloquear la sangre a mi corazón", confiera May finalmente. "Hubo mucha presión para una operación a corazón abierto", dice, pero finalmente se decidió por la colocación de tres mallas para proteger las arterias.

Después de explicar pormenorizadamente lo ocurrido, el músico también ha tenido tiempo de bromear para quitarle peso a la historia con el humor que le caracteriza. "Bueno, creo que el hecho de llevar 50 años corriendo con una correa de guitarra sobre mi hombro izquierdo sosteniendo una guitarra pesada pudo tener algo que ver. ¡Pero probablemente todo valió la pena!", dice el músico.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?