Mónica Ordóñez y aquella preciosa declaración de amor en el sur de Italia

La dj y presentadora de LOS40 Classic recuerda cómo fue aquel momento tan especial

Mónica Ordóñez y aquella preciosa declaración de amor en el sur de Italia

Mónica Ordóñez, en una foto de archivo en el estudio de LOS40 Classic. / LOS40 Classic

Nuestra compañera Mónica Ordóñez contaba hace unos días que estaba embarazada y lo hacía a través de sus redes sociales. Inmediatamente después de hacer pública la noticia, su móvil empezó a echar humo y las notificaciones a invadir la pantalla. Sobre el espectacular cariño que ha recibido la locutora de LOS40 Classic y también sobre cómo está llevando el embarazo durante el confinamiento hemos hablado con ella en esta entrevista.

Precisamente durante nuestra charla, Mónica confesaba que estos días tenía la sensibilidad a flor de piel y que por alguna razón le apetecía especialmente abrirse en sus redes. Es por ello por lo que recordó con este precioso post en su cuenta de Instagram uno de los momentos más inolvidables de su vida: la declaración de amor que le hizo su chico Pedro en Polignano A Mare, una preciosa localidad costera al sur de Italia.

Recordando esa declaración de amor sorpresa

En uno de tus últimos posts de redes nos contabas cómo fue ese maravilloso viaje al sur de Italia, en el que tu chico te pidió la mano. ¿Estás especialmente sensible estos días?

Totalmente, es que mira, fue una cosa, obviamente, muy íntima, de mi pareja y mía. Yo no había subido ninguna foto a mis redes de ese momento, pero ahora, como que estoy más sensible, estoy más blandita... también, el cariño y la respuesta que he recibido de la gente me han hecho, quizás, abrirme un poco más.

He vivido una experiencia realmente única, ¿sabes? y me ha apetecido compartirla ahora, en este momento. Yo creo que tiene que ver con el embarazo. Me puse a buscar fotos, que tampoco tenía muchas, porque casi todas las fotos las hice yo y me robaron el móvil, pero me he puesto a recopilar de las que fui enviando a amigas y familia en aquel momento (poca gente borra las fotos de los chats), y me hice una pequeña composición y me apeteció contarlo con detalle.

Además, fue un sorpresón. Pedro lo organizó muy bien. Me engañaron (risas) porque justo nos acabábamos de sacar el PADI (la certificación de buceo) y me dijo que íbamos a practicar ese fin de semana. Me dijo que era un destino sorpresa, yo me imaginé en mi cabeza que sería Calpe porque fue allí donde nos sacamos la licencia y justo era nuestro segundo aniversario. Yo me hice mi maleta en plan sport.

Ver esta publicación en Instagram

The sweetest thing 🖤 #OstrasCómoMeGustaPedrín

Una publicación compartida de Mónica Ordóñez (@monicaordonez_) el

Pero en la cena ibas espectacular...

Claro, pero ese vestido no lo elegí yo, lo llevaba él en su maleta. Se compinchó con Mon, porque para ir a esa zona del sur de Italia, hay que coger dos aviones, transbordo en Roma, luego llegas a Bari y hay que coger dos trenes más para llegar a Polignano a Mare. Pedro me tuvo que pedir a escondidas un día en el trabajo para poder hacer este viaje. Luego aparte fue cómplice una compañera de Radiolé, Marta Agüera, que es vecina y amiga de aquí del barrio, también para elegirme el vestido, las joyas, los zapatos... el vestido me quedaba un poco corto, pero claro, es que no me lo probé... (risas), ¡fue un shock!

Llegamos a Polignano un viernes por la mañana. Vinieron a recogernos para hacer la inmersión, todo súper bien, porque era una zona en la que había ruinas romanas, columnas, una virgen de piedra a 18 metros de profundidad... fue muy mágico el entorno para hacer la inmersión. Cuando volvimos al hotel después del buceo, Pedro me dijo: "me ducho yo primero y así bajo a por una botella de vino y nos tomamos un vino antes de ir a cenar". Así que cuando salí de la ducha, con la toalla, me lo encontré vestido como un pincel y le dije: "Pedro, ¿dónde vas? ¿Dónde vamos a cenar? ¡Yo no tengo ropa para ir igual de guapa que tú!". Él me dijo que sí y me mostró el vestidor, donde había colgado el vestido y había colocado los zapatos, unas medias, unos pendientes... Me quedé impresionada, no me lo esperaba para nada.

El sitio al que fuimos a cenar es uno de los rincones más bonitos del mundo: La Grotta Palazzese. Es un restaurante que está metido en la roca, en un acantilado, un lugar mágico. Recuerdo que había un saxofonista tocando música en directo... un ambiente muy sofisticado, fue muy bonito.

¿Y la boda para cuándo?

En realidad, fue una forma de sellar nuestro amor. Pedro no es nada convencional, no es una persona que crea que hay que casarse. Nosotros ahora estamos viviendo nuestra vida, vamos a ser papás, que era la ilusión más grande que teníamos. Y es que ya somos 'classic', ¡tenemos una edad! (risas), y nuestra prioridad era ser padres. Yo lo he interpretado como una demostración de amor, de compromiso hacia mí. ¿Nos queremos casar? Sí, pero haremos una fiesta con los amigos, probablemente más adelante.

Te recordamos que Mónica Ordóñez ha creado una playlist súper personal en la APP de LOS40 con todos los Números 1 de su vida. Más de 40 éxitos Classic que ya puedes escuchar:


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?