El día que los Beatles cancelaron un concierto para protestar contra el racismo

Paul McCartney recuerda lo ocurrido en 1964 para luchar contra la violencia policial y apoyar las protestas sociales

El día que los Beatles cancelaron un concierto para protestar contra el racismo

The Beatles: John Lennon, George Harrison, Paul McCartney y Ringo Starr, a su llegada a Londres después de su gira por Australia, en 1964. / Fox Photos/Getty Images

La muerte violenta de George Floyd ha provocado una fuerte oleada de protestas en Estados Unidos y otros lugares del mundo. Muchas voces se han alzado en contra de la brutalidad policial y el racismo y discriminación asentados en la sociedad.

Entre ellos, Paul McCartney ha reaccionado ante este suceso y ha utilizado las redes sociales para lanzar un mensaje pidiendo justicia para Floyd y su familia. De la misma manera, el ex beatle anima a sus seguidores a posicionarse en contra del racismo y a apoyar a las organizaciones asociadas al movimiento Blak Lives Matter, que tanto se ha extendido en la calle y en Internet a raíz del asesinato de Floyd a manos de la policía en Minneapolis.

"Mientras continuamos viendo las protestas y manifestaciones por todo el mundo, sé que muchos de nosotros queremos saber qué podemos hacer para ayudar", ha escrito Paul en sus redes sociales. "Ninguno tenemos las respuestas y no hay una forma rápida de repararlo, pero necesitamos un cambio. Necesitamos trabajar todos juntos para superar cualquier tipo de racismo. Debemos aprender más, escuchar más, hablar más, educarnos y, por encima de todo, actuar".

Además de este llamamiento a actuar en favor de los derechos humanos, el músico ha recordado un capítulo del que se siente especialmente orgulloso. Ocurrió en 1964, cuando los Beatles se negaron a actuar en un concierto organizado en Jacksonville, en Estados Unidos.

En aquella época, en este tipo de eventos culturales, se segregaba al público por razas, algo que, si ya no pasa hoy en día, el racismo se manifiesta en otras injusticias que ahora se persiguen en las calles. McCartney presume de haberse negado a actuar en ese contexto.

"Nos pareció mal, así que dijimos 'no vamos a hacer esto'. Y el concierto que sí dimos fue el primero sin una audiencia segregada. Luego nos aseguramos de que esto estuviera en nuestro contrato. Nos parecía de sentido común", recuerda el ex beatle. Continúa refiriéndose a la situación que estamos viviendo: "Me siento enfermo y enojado porque pasaron 60 años de ello y el mundo está en shock por las horribles escenas del asesinato sin sentido de George Floyd a manos del racismo policial, junto con otros innumerables que ocurrieron antes', agrega McCartney.

Ver esta publicación en Instagram

Wishing everyone a very happy Thanksgiving - Paul 🇺🇸 #PaulMcCartney #Thanksgiving

Una publicación compartida de Paul McCartney (@paulmccartney) el

Para terminar, el que fuera miembro de los cuatro de Liverpool, mostró su completo apoyo a los manifestantes que han salido a la calle en los últimos días, mostrando su apoyo a los marginados por el racismo. “Apoyamos a todos los que protestan y elevan sus voces en este momento. Quiero justicia para la familia de George Floyd, quiero justicia para todos los que murieron y sufrieron. No decir nada no es una opción”, escribe McCartney.


icono_desplegar_comentarios_2

Comentarios

icono_desplegar_comentarios_2
LOS40

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?